FACUA Córdoba lamenta que el Ayuntamiento recoja el testigo del anterior gobierno sobre la zona azul

Se impone sin tan siquiera llevar su ampliación al pleno municipal por lo que no se ajusta al procedimiento exigido por la Ley de Haciendas Locales.

FACUA Córdoba lamenta que el Ayuntamiento recoja el testigo del anterior gobierno municipal sobre la zona azul.

El presidente de FACUA Córdoba, Francisco Martínez, ya pidió personalmente a la alcaldesa de la ciudad, Isabel Ambrosio, en la reunión celebrada el 29 de junio, que no siguiera adelante la aprobación de la nueva zona azul adoptada por el anterior gobierno municipal del Partido Popular en septiembre de 2014. Prevista su entrada en vigor para julio de 2015, la asociación considera que nunca se motivó de forma suficiente la necesidad y conveniencia de utilizar esta fórmula de aparcamientos rotativos en lugares donde el estacionamiento suele ser prolongado.

Además, FACUA Córdoba le explicó a la alcaldesa que esta medida fue aprobada por el Partido Popular en Junta de Gobierno Local, incumpliéndose así el proceso legalmente establecido para adoptar este tipo de decisiones.

FACUA Córdoba entiende que debería realizarse mediante una modificación de la ordenanza fiscal en Pleno municipal y no mediante un acuerdo de la Junta de Gobierno, a cuyo contenido, por otra parte, no es posible acceder.

La asociación recuerda que la Junta de Gobierno Local no tiene competencias para dictar dichas resoluciones. La determinación del lugar concreto en el que el hecho de aparcar va a generar el pago de una tasa supone la determinación del hecho imponible que va a ser gravado por la Administración y, por tanto, debe determinarse por una Ordenanza tras pasar por el Pleno del Ayuntamiento y el reglado trámite de información pública.

Así lo indica la Ley 58/2003 General Tributaria en su artículo 20, que determina que "el hecho imponible es el presupuesto fijado por la ley para configurar cada tributo y cuya realización origina el nacimiento de la obligación tributaria principal". En este sentido, la propia Ordenanza fiscal de estacionamiento regulado define "el hecho imponible" en su artículo 8 como "el servicio de regulación de aparcamiento, se prestara en los días y horas que se establezca por acuerdo del Excmo Ayuntamiento…”.

FACUA Córdoba recuerda que la obligación de pago no se produce únicamente por el hecho de estacionar el vehículo, sino por aparcarlo en lugares y horas concretas. Por ello, la asociación considera que estos elementos, que son fundamentales en la determinación de la tasa, deben estar obligatoriamente recogidos en la ordenanza reguladora.

La asociación considera que la desmesurada ampliación de las calle con zona azul que en algunos de los casos se “triplicara”, responde exclusivamente a la voracidad recaudatoria del anterior Gobierno municipal y que hoy la nueva corporación defiende y no a solucionar los problemas de falta de aparcamiento en la ciudad. La medida tendrá como principal beneficiaria a la empresa concesionaria, Setex Aparki.

FACUA Córdoba insiste una vez más en que la ampliación de horarios de la zona azul debería responder a una mejora de la movilidad, y no a criterios de mayor recaudación. Por este motivo, la asociación solicitará al Ayuntamiento que tras el estudio que imaginariamente habrá realizado en relación a este expediente indique “las supuestas mejoras para la circulación y la rotación de plazas de aparcamiento en las que teóricamente se ha basado para mantener esta decisión”.

Por último, FACUA Córdoba señala, que con la imposición de la tasa se está gravando a las personas que necesitan utilizar el vehículo privado para acceder zonas de actividad cotidiana, y no de ocio o recreativas, limitando de esta manera  la capacidad de movilidad de las personas pertenecientes a sectores sociales con baja capacidad adquisitiva, poniendo obstáculos sin otra motivación que la de recaudar dinero.

Ya somos 188.944