Lo advierte en sus condiciones contractuales

PortAventura amenaza con impedir la entrada a quienes critiquen al parque en las redes sociales

FACUA denuncia a la empresa ante las autoridades de consumo. Sus "normas de funcionamiento" también recogen que podría retirar el pase de temporada a los usuarios que hagan afirmaciones "contrarias a la moral".

PortAventura amenaza con impedir la entrada a quienes critiquen al parque en las redes sociales
Las nuevas condiciones contractuales de PortAventura vulneran la legislación estatal y autonómica de protección de los consumidores, al intentar impedir el ejercicio de los derechos constitucionales a la libertad de expresión e información.

FACUA-Consumidores en Acción ha denunciado a PortAventura ante las autoridades de consumo por amenazar a los usuarios con impedirles la entrada al parque de atracciones si lo critican en las redes sociales o cualquier otro medio de comunicación.

FACUA ha remitido este viernes sendas denuncias contra Port Aventura Entertainment a la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) del Ministerio de Sanidad y a la Agencia Catalana del Consumo, adscrito al Departamento de Empresa y Empleo de la Generalitat de Catalunya. El parque de atracciones está ubicado en la localidad tarraconense de Vila-seca.

La empresa ha actualizado las "normas de funcionamiento" de PortaAventura Park y Costa Caribe Aquatic Park. En ellas ha incorporado una cláusula en la que advierte de que podría retirar los pases de temporada PortAventura Club de forma definitiva o impedir su renovación a los consumidores que publiquen información que "pudiera lesionar o causar un perjuicio a la imagen de PortAventura".

Afirmaciones "contrarias a la moral" o "al orden público"

El parque extiende esta amenaza a quienes a su juicio perjudiquen la imagen de "terceros" con sus afirmaciones públicas o realicen afirmaciones "contrarias a la moral" o "al orden público". Un intento de censura que FACUA considera tan ilegal como disparatado, ya que implicaría que cualquier opinión crítica manifestada por un ciudadano en el ejercicio de su derecho a la libertad de expresión que disgustara a los responsables de PortAventura sería motivo para impedirle la entrada al recinto.

FACUA señala que esta limitación en el derecho de admisión vulnera tanto la legislación estatal como autonómica de protección de los consumidores, al intentar impedir el ejercicio de los derechos constitucionales a la libertad de expresión e información.

En el punto XIII de sus nuevas condiciones, la empresa indica que "serán causas de retirada definitiva de los pases o bien de imposibilidad de su renovación a su vencimiento, causar daño a la imagen de PortAventura, por cualquier medio, mediante la publicación de información manifiestamente falsa, ofensiva, contraria a la ley, a la moral, al orden público, difamatoria o que, en la opinión razonable de PortAventura, de cualquier modo pudiera lesionar o causar un perjuicio a la imagen de PortAventura, de sus trabajadores, o a terceros". Estas condiciones están en la página web del parque de atracciones.

La asociación recuerda que cualquier usuario que hubiese sufrido la retirada del pase o la amenaza de no renovarle el mismo puede presentar una denuncia ante la autoridad de consumo de su comunidad autónoma.

Ya somos 190.676