FACUA considera globalmente positivas las propuestas de Sanidad sobre el gasto farmacéutico pero demanda participación

La Federación pide al Gobierno más valentía en relación a los visitadores médicos y demanda que les prohíba la entrada en los centros sanitarios en horarios de trabajo.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) considera globalmente positivas las medidas anunciadas por el Ministerio de Sanidad y Consumo para contener el crecimiento del gasto farmacéutico pero demanda a la ministra Salgado la participación real y efectiva de las asociaciones de consumidores en el debate antes de su aprobación.

FACUA señala la necesidad de buscar el máximo consenso posible del conjunto de agentes implicados para lograr un crecimiento razonable y sostenible en el gasto. Consenso que considera que puede obtenerse de la inmensa mayoría, si bien parece evidente que en el caso de Farmaindustria no será posible.

En este sentido, la Federación considera impresentables las veladas amenazas de Farmaindustria sobre posibles recortes en las inversiones de los laboratorios en investigación y demanda al Gobierno que no se deje amedrentar por las multinacionales farmacéuticas. Máxime teniendo en cuenta que la industria ha venido haciendo inviable cualquier medida aprobada años atrás para moderar el crecimiento del gasto farmacéutico mientras que la facturación de los laboratorios ha crecido sistemáticamente por encima de un 10% anual.

FACUA advierte que, en cualquier caso, no deben adoptarse medidas que recorten derechos de los usuarios, como una nueva reducción injustificada de los medicamentos cofinanciados por el Sistema Público de Salud. La Federación ya mostró su rechazo a los medicamentazos aprobados hace años por gobiernos socialistas y populares.

Asimismo, FACUA reclama más valentía en relación a los visitadores médicos y demanda al Gobierno y las comunidades autónomas que prohíban, en lugar de regular, la entrada de los representantes de los laboratorios en los centros sanitarios en horarios de trabajo. Y es que la Federación denuncia que el tiempo de la jornada laboral que pierden los médicos en atender a los visitadores supone muchos millones anuales en salarios y recortes en los tiempos de atención a los usuarios, además del hecho de que ciertos laboratorios invierten cantidades multimillonarias en estimular a facultativos para que receten sus productos.

La Federación considera muy positivo el desarrollo de un sistema independiente de los laboratorios para la formación de médicos y farmacéuticos, la cual no estaría así mediatizada por los intereses de estas empresas, como sí lo está la información que facilitan hoy en día los visitadores a los profesionales de la salud.

Ya somos 191.230