Volkswagen fue advertida en 2007 y 2011 de que el software para controlar las emisiones era ilegal

El Gobierno de Alemania da a la empresa hasta el 7 de octubre para que presente un calendario de medidas vinculantes.

Volkswagen fue advertida en 2007 y 2011 de que el software para controlar las emisiones era ilegal

Un empleado de Volkswagen y Bosch, uno de sus proveedores, advirtieron en 2011 y 2007 respectivamente de la existencia de un software diseñado para manipular pruebas de emisiones de gases, según han señalado este domingo dos diarios alemanes, mientras la compañía intenta descubrir por cuánto tiempo sus ejecutivos supieron de la trampa.

El mayor fabricante mundial de automóviles está evaluando el costo para su negocio y su reputación del mayor escándalo de sus 78 años de historia, tras reconocer que instaló software en motores diésel para esconder las emisiones de gases.

Países como Francia, Reino Unido, Italia, Noruega o India han anunciado sus propias investigaciones después de que se descubriera que la compañía adulteró las pruebas de emisiones de gases en Estados Unidos. Volkswagen sostiene que el software afecta a motores en 11 millones de vehículos, la mayoría de los cuales fueron vendidos en Europa.

La investigación interna de la compañía probablemente se enfocará en averiguar hasta dónde en la cadena de mando hubo ejecutivos responsables por la adulteración y por cuánto tiempo tuvieron conocimiento de ello.

El periódico Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung, citando una fuente del Consejo de Supervisión de Volkswagen, dijo que el consejo recibió un informe interno en su reunión del viernes que mostró que técnicos de la compañía habían advertido sobre las prácticas ilegales relacionadas con las emisiones en 2011.No está claro si estos avisos llegaron al CEO de la compañía, Martin Winterkorn, que fue sustituido precisamente en la reunión del viernes, pero sí generan dudas sobre su comportamiento, por acción u omisión.

El mismo diario indica que la Oficina Federal de Automoción de Alemania ha exigido a la empresa que presente un calendario de medidas vinculantes antes del 7 de octubre. Si no cumple con este requerimiento, dicho organismo podría quitarle el permiso para los modelos afectados, lo que significaría que estos vehículos no podrían ser vendidos ni puestos en circulación.

Por separado, el diario Bild am Sonntag dijo que una investigación interna de Volkswagen reveló la existencia de una carta del proveedor de partes Bosch en 2007 que también advertía de la ilegalidad de emplear esta tecnología de software que le suministró en el control de gases del tubo de escape. El periódico no citó ninguna fuente en su reporte.

El fabricante de componentes había indicado ya que los sistemas de inyección que suministra vienen de serie con el software a modo de prueba, pero fue Volkswagen quien decidió darle un uso fraudulento.

El diario Bild dijo también que Martin Winterkorn, quien renunció esta semana al cargo de presidente ejecutivo de Volkswagen, exige el pago de su salario por el tiempo que dure su contrato que se extiende hasta fines del próximo año, pero el directorio no quiere aceptar. El diario no citó fuentes.

Winterkorn recibió una remuneración de 16 millones de euros el año pasado, la más alta para cualquier presidente ejecutivo entre las grandes compañías alemanas.

- Únete a la plataforma nacional de #afectadosVolkswagen

Únete a la plataforma de #afectadosVokswagen
Ya somos 43.292