En la página web FACUA.org/volkswagen

Más de 5.000 usuarios se unen a la plataforma de #afectadosVolkswagen en sólo tres días

FACUA prepara una batería de denuncias contra la multinacional alemana ante las autoridades competentes.

Más de 5.000 usuarios se unen a la plataforma de #afectadosVolkswagen en sólo tres días

Más de 5.000 usuarios de toda España se han unido en sólo tres días a la plataforma nacional de afectados por el fraude en las emisiones contaminantes de Volkswagen puesta en marcha por FACUA-Consumidores en Acción.

A las 10.30 horas de este lunes 28 de septiembre eran ya 5.145 los propietarios de automóviles Volkswagen, Audi, Skoda y Seat con motores diesel que se habían unido a la plataforma de #afectadosVolkswagen, hashtag con el que se está dando a conocer en las redes sociales, a través de la página web FACUA.org/volkswagen.

FACUA, que puso en marcha la plataforma de afectados el pasado viernes, prepara una batería de denuncias contra la multinacional alemana ante las autoridades competentes para reclamarles que emprendan actuaciones sancionadoras. La asociación exigirá multas proporcionales a la gravedad del fraude en el que la empresa ha incurrido durante casi una década, que además de un engaño masivo sobre las características de sus vehículos representa un atentado contra el medio ambiente y la salud de los consumidores.

Irresponsabilidad del Gobierno

"Se trata de un escandaloso atentado contra el medio ambiente y la salud de los consumidores además de un engaño a los compradores de 11 millones de automóviles, que implica tanto un enorme fraude a los consumidores como una grave práctica de competencia desleal", ha señalado este lunes en rueda de prensa el portavoz de FACUA, Rubén Sánchez.

"El Gobierno de España está actuando con una enorme irresponsabilidad al no plantear ni un ápice de crítica hacia la multinacional alemana, con declaraciones del ministro de Industria, José Manuel Soria, que abochornan y nos hacen desconfiar de que vaya a tomar medidas en defensa de los cientos de miles de afectados en España", ha denunciado Sánchez.

El portavoz de FACUA ha criticado la "opacidad del Ministerio de Industria, que ni siquiera ha informado a las asociaciones de consumidores sobre las medidas que va a adoptar, y la ausencia del ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, que sigue olvidando que tiene las competencias en materia de protección de los consumidores".

La empresa sigue sin detallar los modelos afectados

Mientras la empresa sigue sin detallar cuáles son los modelos afectados en España, están bajo sospecha todos los diésel de las citadas marcas (las cuatro propiedad de la multinacional alemana Volkswagen) con motores TDI EA 189 fabricados entre 2008 y 2015, de los que cientos de miles se han comercializado en España.

Tras una investigación de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) a raíz de la denuncia de la ONG International Council of Clean Transportation (ICCT), el fabricante ha reconocido que trucó 11 millones de vehículos diésel vendidos en todo el mundo con un software que reducía las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) cuando detectaba que estaba siendo sometido a una prueba de homologación. Emisiones que en realidad son hasta cuarenta veces superiores a las permitidas en la legislación estadounidense.

FACUA ha comenzado a asesorar sobre sus derechos a los propietarios de vehículos que podrían estar afectados por el fraude. El equipo jurídico de la asociación estudia las acciones que llevará a cabo frente a las graves irregularidades cometidas por la compañía, a la espera de conocer qué tipo de reparación pretende llevar a cabo para que los automóviles cumplan la legislación europea en materia de emisiones de gases tóxicos.

¿Llamada mundial a revisión?

FACUA advierte a los conductores afectados de que es posible que Volkswagen realice una llamada a revisión a fin de efectuar en sus talleres las modificaciones técnicas necesarias para reducir los niveles de contaminación de sus vehículos, de manera que cumplan los límites establecidos en la legislación europea.

Estas actuaciones no deberían suponer coste alguno para los usuarios ni implicar pérdida de calidad en las prestaciones de los automóviles. Si las reparaciones provocasen que los vehículos redujesen de forma sustancial su potencia o aumentasen considerablemente el consumo de gasóleo, los usuarios podrían negarse y exigir una indemnización al no cumplirse las características ofertadas cuando fueron adquiridos. Indemnización que puede ir desde el abono de una cantidad por los perjuicios causados, la devolución del importe del automóvil atendiendo a un criterio de proporcionalidad con su antigüedad o su sustitución por uno nuevo.

En estos momentos, no está claro qué va a hacer Volkswagen ni qué medidas van a exigirle las autoridades de los distintos países donde se ha producido el fraude, más allá de las posibles multas por la vulneración de la legislación en materia de emisiones contaminantes. FACUA recuerda que más allá del atentado contra el medio ambiente, la marca ha incurrido en un engaño a los consumidores y los gobiernos deben multarle por ello e instarle a asumir sus responsabilidades con los compradores de sus vehículos.

- Únete a la plataforma nacional de #afectadosVolkswagen

Únete a la plataforma de #afectadosVokswagen
Ya somos 43.083