El recibo de la luz se encarece un 8,0% entre enero y septiembre frente a los nueve primeros meses de 2014

La asociación lamenta que el Gobierno legisle para beneficiar a las eléctricas en lugar de intervenir el sector con una tarifa totalmente regulada que se fije sobre la base de los costes reales de producción.

El recibo de la luz se encarece un 8,0% entre enero y septiembre frente a los nueve primeros meses de 2014

El recibo de la luz del usuario medio con las tarifas vigentes entre enero y septiembre de 2015 ha sido un 8,0% más caro que durante los nueve primeros meses de 2014, según pone de manifiesto el último análisis de FACUA-Consumidores en Acción. El estudio revela que la factura media ha pasado de 71,27 a 76,97 euros mensuales (impuestos indirectos incluidos), un incremento de 5,70 euros que ponderados en un año representan nada menos que 68,40 euros.

En lo que se refiere al precio del kWh de energía consumida, la media entre el 1 de enero y el 30 de septiembre de 2015 ha sido un 10,3% más cara que durante los nueve primeros meses del año pasado. Ha pasado 14,21 céntimos/kWh (11,17 más impuestos) a 15,67 céntimos/kWh (12,32 más impuestos).

FACUA critica que la leve bajada en la parte regulada de las tarifas que el Gobierno provocó en agosto representa un parche que no soluciona en absoluto la injustificada carestía de la luz en España, fruto de un mercado mayorista que favorece la especulación con los precios, hinchados por el oligopolio de las grandes eléctricas.

La asociación lamenta que el Gobierno legisle para beneficiar a las eléctricas en lugar de intervenir el sector con una tarifa totalmente regulada que se fije periódicamente sobre la base de los costes reales de la producción energética.

Evolución interanual septiembre-septiembre

En cuanto a la evolución interanual septiembre-septiembre, la factura de la luz del usuario medio ha registrado una bajada del 7,5% tras disminuir cuatro puntos y medio este último mes con respecto a agosto, según el análisis de FACUA. El recibo del usuario medio (consumo de 366 kWh/mes y potencia de 4,4 kW) ha pasado de los 80,63 euros mensuales de septiembre de 2014 (el mes más caro de ese año) a los 74,59 euros de este septiembre (el mes con el recibo más bajo en lo que va de año), una diferencia a la baja de 6,04 euros.

FACUA ha comparado la tarifa por kWh vigente y la tarifa media del kWh de septiembre de este año aplicable al Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC) con la tarifas correspondientes a septiembre de 2014.

El kWh de energía consumida ha bajado un 9,9% con respecto a septiembre de 2014, mientras que el kW de potencia contratada no ha variado desde febrero de 2014 (fecha en la que subió un 17,9%).

En lo que se refiere a la evolución mensual, el pasado agosto la factura del usuario medio estaba en 78,10 euros, por lo que la bajada en septiembre ha sido del 4,5%. El kW mantiene la tarifa vigente desde febrero del año pasado y el kWh ha bajado un 6,0% en septiembre con respecto a agosto.

FACUA reclama la intervención en el sector

FACUA critica que el Gobierno no toma medidas en defensa de los usuarios frente a las desproporcionadas tarifas eléctricas. Para colmo, el nuevo sistema de facturación impuesto por el Ministerio de Industria, con una tarifa distinta cada hora para quienes tengan instalados contadores con telegestión, provocará más subidas ya que se pagará más cara la electricidad en los horarios con mayores niveles de consumo.

La asociación viene reclamando al Ejecutivo una intervención contundente en el sector para que las tarifas se establezcan sobre la base de los costes reales de la generación energética y los usuarios dejen de ser víctimas de prácticas oligopolísticas. También reclama una auditoría histórica del déficit de tarifa y un cambio legal para prohibir la puerta giratoria mediante la que las eléctricas fichan a expresidentes, exministros y otros altos cargos gubernamentales y los gobiernos incorporan como altos cargos a exconsejeros de estas compañías.

FACUA exige al Gobierno que ponga fin al oscuro sistema tarifario que ha puesto en marcha y asuma la sentencia dictada este 23 de octubre por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. En ella se indica que los usuarios de luz y gas deben ser informados de las subidas tarifarias antes de que entren en vigor, algo que no ocurre en España. Así, los consumidores españoles podrían impugnar las tarifas de los últimos años.

Evolución interanual de la tarifa

El usuario medio pagaba 80,63 euros al mes con las tarifas vigentes en septiembre de 2014, 80,00 con las de octubre, 76,01 en noviembre, 76,61 en diciembre, 79,62 en enero de 2015, 75,39 en febrero, 74,73 en marzo, 76,10 en abril, 74,50 en mayo, 78,51 en junio, 81,18 en julio y 78,10 en agosto. En septiembre, la cifra se ha situado en 74,59 euros.

En cuanto la energía consumida, en septiembre de 2014 el precio medio mensual por cada kWh con los impuestos incluidos fue de 16,67 céntimos, 16,50 en octubre, 15,41 en noviembre y en 15,58 en diciembre. En enero de 2015, el precio medio del kWh se situó en 16,40 céntimos, en febrero en 15,24, en marzo en 15,06, en abril 15,44, en mayo 15,00, en junio de 16,09 céntimos, en julio de 16,82, en agosto de 15,98 y en septiembre de 15,02 céntimos, por lo que la bajada internanual ha sido del 9,9%.

En lo que se refiere a las tarifas fijas por cada kW de potencia contratada, en febrero de 2014 el Gobierno subió la tarifa un 17,9%, situándola en 4,46 euros por kW. Hasta la fecha no ha vuelto a variar el importe.

Ya somos 190.610