Huelga del Sepla

FACUA advierte a Iberia que su negativa a indemnizar por la huelga puede provocar que los usuarios opten por otras compañías

La Federación considera que son las empresas y no los usuarios, las que deben asumir el riesgo de huelga cuando se produce la contratación de un servicio, máxime en una empresa como Iberia, donde desde 1979 los pilotos han convocado veintiuna huelgas.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) considera inaceptable la negativa de Iberia a indemnizar a los pasajeros afectados por la huelga de sus pilotos y demanda a la Dirección General de Aviación Civil del Ministerio de Fomento que resuelva las reclamaciones a favor de los usuarios.

FACUA recomienda a los usuarios que pese a la dificultad del caso no desistan en reclamar los perjuicios causados y advierte que el talante de Iberia con sus clientes puede provocar que los usuarios se replanteen volar con ella en determinadas fechas dadas sus reiteradas huelgas y opten por otras compañías.

La Federación preveía que para no hacer frente las indemnizaciones, la aerolínea argumentaría que esta huelga ha sido una circunstancia extraordinaria e inevitable, lo cual tendrá que demostrar ante Aviación Civil tal y como establece el Reglamento europeo 261/2004, de 11 de febrero de 2004. FACUA no comparte el criterio de Iberia, máxime teniendo en cuenta que en esta compañía desde 1979 los pilotos han convocado veintiuna huelgas.

En cualquier caso, FACUA demanda una mejora legislativa para acabar con determinadas ambigüedades, que han sido reconocidas por el Instituto Nacional del Consumo (INC) del Ministerio de Sanidad y Consumo.

FACUA considera que son las empresas y no los usuarios, las que deben asumir el riesgo de huelga cuando se produce la contratación de un servicio. Riesgo que en el caso de Iberia es perfectamente previsible, dadas las huelgas que se vienen reiterando en los últimos años en fechas similares. De lo contrario se produciría una situación de enorme indefensión para los consumidores, hasta el extremo de tener que asumir éstos incluso gastos extra ocasionados como consecuencia de las cancelaciones de vuelos, como por ejemplo la compra de nuevos billetes tras la pérdida de conexiones con otras aerolíneas.

Ya somos 198.108