Volkswagen detecta ahora irregularidades en 800.000 vehículos diésel y gasolina en las pruebas de CO2

La compañía no ha especificado todavía modelos, años de fabricación ni países en los que se han distribuido los coches afectados.

Volkswagen detecta ahora irregularidades en 800.000 vehículos diésel y gasolina en las pruebas de CO2
Volkswagen dice en un comunicado que hay unos 800.000 coches afectados por irregularidades en las mediciones de emisiones de CO2. | Imagen: flickr.com/johnsam (CC BY-NC-ND 2.0)

Volkswagen ha detectado irregularidades en otros 800.000 vehículos del grupo en las pruebas de emisiones de dióxido de carbono. La noticia se ha dado a conocer cuando la compañía todavía enfrenta el fraude que afecta a 11 millones de vehículos diésel, en los que instaló un software que detecta cuándo el vehículo está siendo sometido a un test y permite reducir en este caso las emisiones de NOx para cumplir con la ley, mientras que en condiciones reales de conducción se sobrepasan exponencialmente estos límites.

Las nuevas irregularidades le costarán a la compañía alrededor de 2.000 millones de euros, según la estimación inicial que ha indicado el propio grupo en un comunicado de prensa. Sin embargo, no ha especificado en qué países están localizados los 800.000 vehículos afectados, qué modelos están afectados, de qué años o con qué tipo de motor.

Lo que sí ha aclarado Volkswagen es que los vehículos afectados son de las marcas Volkswagen, Skoda, Seat y Audi, y "en su mayoría" son diésel. Esto indica que podría haber coches de gasolina también afectados.

"Tras las irregularidades detectadas en algunos de los vehículos diésel, el consejo de dirección de Volkswagen anunció una investigación para establecer si existen indicios de nuevas irregularidades acerca de la aprobación de los vehículos del grupo", explica la compañía en una nota. En el curso de estas investigaciones internas, la empresa ha hallado "inconsistencias inexplicables", antes de indicar que las posibles irregularidades no afectan a la seguridad de los conductores.

El consejo de dirección de Volkswagen iniciará de forma "inmediata" un "diálogo" con las autoridades para conocer las consecuencias de estos hallazgos, con el objeto de establecer las consecuencias económicas y legales, señala.

Volkswagen dice que aclarará "lo antes posible" el alcance de estas posibles irregularidades y se asegurará de que los vehículos afectados quedan clasificados correctamente en función de sus emisiones reales de CO2. "El consejo de dirección de Volkswagen lamenta profundamente esta situación y desea mostrar su determinación para, de forma sistemática, avanzar en la transparencia" acerca de lo ocurrido, añade.

En un segundo comunicado remitido por la compañía, Volkswagen manifiesta que el consejo de supervisión se encuentra "profundamente preocupado por el descubrimiento de las irregularidades encontradas al determinar los niveles de CO2 para la homologación de los vehículos del grupo".

"El consejo de vigilancia y el comité especial creado con el propósito de aclarar el caso se reunirán en un futuro muy cercano para consultar otras medidas y consecuencias", indica el comunicado, que añade que "los últimos hallazgos deben ser un incentivo para que el consejo de supervisión y el consejo de administración hagan el máximo esfuerzo para resolver estas irregularidades y recuperar la confianza".

- Únete a la plataforma nacional de #afectadosVolkswagen

Únete a la plataforma de #afectadosVokswagen
Ya somos 43.284