Estados Unidos sanciona a Takata con 64 millones de euros por su fallo en los airbags

El regulador norteamericano señala al nitrato de amonio como factor en las rupturas de estos dispositivos que causaron la muerte a siete personas e hirieron a otras cien.

Estados Unidos sanciona a Takata con 64 millones de euros por su fallo en los airbags
Esta sanción no anula la investigación criminal por parte de la Fiscalía estadounidense, lo que podría dar como resultado más multas en un futuro. | Imagen: flickr.com/please (CC BY-NC-ND 2.0).

La Administración Nacional de Seguridad de Tráfico (Nhtsa, por su sigla en inglés), el mayor regulador de seguridad automotriz de Estados Unidos, ha sancionado al proveedor de bolsas de aire Takata Corp con una multa de unos sesenta y cuatro millones de euros (setenta millones de dólares) por el fallo en sus airbags que causó la muerte de siete personas y dejó cien heridos en el país norteamericano. 

Asimismo, el regulador citó al nitrato de amonio como un factor en las rupturas de airbags y ordenó que Takata deje de fabricar los airbags que usan este químico. Esta sanción podría incrementarse con 119 millones de euros más (130 millones de dólares) si la compañía no cumple lo exigido por el organismo y la agencia descubre otras violaciones a las regulaciones de seguridad.

El problema se encuentra en los airbags delanteros y provoca que se puedan abrir con demasiada fuerza y proyectar fragmentos de metal del inflador a los ocupantes del vehículo. 

La Nhtsa, que es parte del Departamento de Transporte de Estados Unidos, acusa a Takata de dar "datos selectivos, incompletos o inexactos" desde 2009 y hasta el presente.

Esta sanción no anula la investigación criminal por parte de la Fiscalía estadounidense, lo que podría dar como resultado más multas en un futuro. 

Honda era el mayor comprador de las bolsas de aire Takata

Las marcas que instalaron los airbag defectuosos de Takata en sus modelos son BMW, Chrysler, Daimler Trucks, Ford, General Motors, Honda, Mazda, Mitsubishi, Nissan, Subaru y Toyota. Honda, el mayor comprador de estos dispositivos de seguridad de Takata, ha anunciado que no utilizará más sus productos y señala que Takata "tergiversó y manipuló datos de pruebas de ciertos airbags".

En mayo de 2015, y tras la demanda de las autoridades estadounidenses, Takata llamó a revisión a 19,2 millones de vehículos en el país. La empresa ha señalado que el pago de la mlta lo hará en seis cuotas hasta octubre del 2020.

Ya somos 190.560