Publicidad engañosa

FACUA logra una sanción contra Vodafone por anunciar de forma engañosa un descuento de 60 euros para los nuevos clientes

Vodafone es en los últimos tiempos la compañía de telecomunicaciones con más denuncias de FACUA por publicidad engañosa.

Vodafone ha vuelto a ser sancionada por publicidad engañosa a raíz de una denuncia de la Federación de Consumidores en Acción (FACUA). La Dirección General de Consumo de la Comunidad de Madrid, competente para aplicar la Ley General de Publicidad al tener allí la empresa su sede social, le ha impuesto una multa de 7.600 euros por captar clientes de otras compañías ofreciéndoles de forma engañosa "un descuento de 60 €".

"Ahora vente a Vodafone y te regalaremos un descuento de 60 € en tu factura", aseguraba el anuncio, difundido a finales de 2004. Pero FACUA verificó que en realidad el descuento íntegro sólo llegaría a aplicarse a los usuarios con un consumo mínimo de 19 euros más IVA cada uno de los seis primeros meses. Además, la oferta excluía a determinados planes de precios.

'Letra pequeña'... y borrosa

Un mensaje en letras blancas sobre fondo gris claro que aparecían borrosas en la versión del anuncio en prensa y con un tamaño tan reducido que resultaba casi imposible de leer para los usuarios que reparasen en él matizaba que el descuento consistía en "10 €/mes en las 6 primeras facturas antes de impuestos", quedando excluido el "consumo mínimo correspondiente al plan de precios elegido", que asciende a 9 euros más IVA mensuales.

Vodafone es en los últimos tiempos la compañía de telecomunicaciones con más denuncias de FACUA por publicidad engañosa. A raíz de una de ellas, otra campaña de 2004 también ha sido recientemente sancionada por la Comunidad de Madrid por asegurar engañosamente a los usuarios que podrían hablar en verano hasta treinta minutos pagando sólo uno en "cada llamada". Y es que la promoción sólo afectaba a las llamadas a fijos y a móviles de la misma compañía y además finalizó casi un mes antes de llegar el otoño.

Sin embargo, FACUA lamenta la lentitud de los procedimientos sancionadores y la escasa cuantía de las multas, fruto de un marco sancionador obsoleto, que data de los años ochenta y no tiene en cuenta las millonarias inversiones de las campañas publicitarias de ámbito nacional.

Asimismo, la Federación critica la pasividad de los organismos competentes del Gobierno central ante estas irregularidades, pese a que afectan a todo el territorio nacional. Tanto la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones como el Instituto Nacional del Consumo se inhiben ante estas denuncias en favor de las autoridades de Consumo autonómicas, amparándose en que la Ley General de Publicidad les otorga las competencias sancionadoras y sin molestarse si quiera en elaborar informes sobre las campañas denunciadas para apoyar y facilitar la actuación de las comunidades.

Ya somos 198.058