FACUA denuncia que las políticas de Consumo de la Junta agonizan mientras crecen los fraudes masivos

A poco más de 100 días de su nombramiento, la directora general de Consumo abandona su cargo para presentarse a las elecciones.

FACUA denuncia que las políticas de Consumo de la Junta agonizan mientras crecen los fraudes masivos
El consejero de Salud, Aquilino Alonso, y la ya ex directora general de Consumo, Inmaculada Durán.

FACUA Andalucía denuncia que las políticas de protección de los consumidores de la Junta de Andalucía agonizan mientras crecen los fraudes masivos.

"Lucharé contra las cláusulas suelo con todas mis fuerzas". Fue una de las frases pronunciadas por Susana Díaz durante la campaña electoral. Tras ganar las elecciones, el PSOE eliminó la Secretaría General de Consumo para fusionarla con la de Salud Pública. Por debajo, creó una Dirección General de Consumo cuya titular ha durado poco más de 100 días en el cargo, que ha abandonado para presentarse a las elecciones.

FACUA Andalucía lamenta el desprecio hacia los ciudadanos que representa que la directora general de Consumo, Inmaculada Durán, haya abandonado el cargo que aceptó en julio para presentarse a Diputada en las Elecciones Generales como número 3 de la lista del PSOE por Córdoba, agravando así la inestabilidad del organismo de protección de los consumidores en Andalucía. Hermana del presidente del Parlamento de Andalucía y secretario general del PSOE cordobés, Juan Pablo Durán, la directora general fue nombrada el 21 de julio y este jueves 12 de noviembre fue publicado en el BOJA su cese.

El organismo de protección al consumidor de la Junta, ahora absolutamente diluido en la Consejería de Salud, sigue contando con la misma falta de recursos que hace cuatro años, advierte la federación. Su reducido equipo de técnicos está absolutamente desbordado ante las denuncias por fraudes masivos y no tiene capacidad de efectuar los controles necesarios para garantizar la lucha contra los abusos.

El expediente abierto a raíz de la denuncia de FACUA contra veinte bancos por las cláusulas suelo, el de mayor envergadura abierto por la Junta en la historia, lleva ya dos años sin que su tramitación avance a la velocidad que requiere el caso. Se trata de un ejemplo de la enorme lentitud con la que se continúan tramitando expedientes abiertos a raíz de de las denuncias presentadas por FACUA por fraudes masivos, situación que también se produce ante las que plantean los consumidores andaluces.

A la gravísima ausencia de medios y la inestabilidad que supone la ausencia de una persona al frente de la Dirección General se unen los raquíticos presupuestos con los que pretende dotar la Junta al organismo y los servicios provinciales de Consumo en 2016, fruto de la absoluta falta de voluntad política del PSOE por proteger los derechos de los consumidores ante los fraudes masivos de la banca, las telefónicas, las eléctricas y otros muchos sectores empresariales.

FACUA Andalucía considera más que constatado que la reubicación de la política de protección de los consumidores en la Consejería de Salud ha agravado su situación de enferma terminal.

Por su parte, el consejero de Salud, Aquilino Alonso, continúa sin dar muestras de haber asumido que su departamento ostenta las competencias en materia de protección de los consumidores. Ni siquiera el fraude de Volkswagen, que puede afectar a más de cien mil andaluces, ha provocado que el consejero anuncie públicamente la apertura de un expediente sancionador a las filiales en España de la multinacional alemana.

Entre las cuestiones más graves, la federación destaca las enormes carencias que sufren los cuerpos de inspección de la Administración de Consumo andaluza, sin apenas personal para desarrollar un mínimo papel de control y sanción de las prácticas fraudulentas que se producen en el mercado.

Ya somos 188.764