Retirada de las cápsulas Golden Root Complex comercializadas como estimulante sexual

Se vendían como un complemento alimenticio, pero contienen cantidad suficiente de sildenafilo como para ser consideradas un medicamento.

Retirada de las cápsulas Golden Root Complex comercializadas como estimulante sexual

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha ordenado la retirada del mercado de las cápsulas Golden Root Complex, comercializadas como estimulante sexual sin que hubiese sido autorizada por la Aemps, que ha decidido prohibir su venta y retirar del mercado todos los ejemplares existentes.

Estas cápsulas eran comercializadas como complemento alimenticio pero, según los análisis realizados por la Agencia, contienen sildenafilo en cantidad suficiente para restaurar, corregir o modificar una función fisiológica, lo que confiere al producto condición de medicamento. Este componente actúa restaurando la función eréctil deteriorada mediante el aumento del flujo sanguíneo del pene por inhibición selectiva de la enzima fosfodiesterasa 5 (PDE-5).

Las cápsulas Golden Root Complex eran comercializadas como estimulante sexual y se ocultaba al consumidor su verdadera composición. Además, se presentaban haciendo hincapié en su supuesta seguridad, basada engañosamente en su composición natural. Esto conlleva un riesgo especial para las personas especialmente susceptibles de sufrir reacciones adversas al consumo de este tipo de sustancias y que acuden a las cápsulas retiradas por ser pretendidamente naturales.

La Aemps ha tenido conocimiento a través de distintas denuncias en el marco de la Operación Pangea VIII de la comercialización por parte de la empresa El Boner Vending, ubicada en Pollensa, Islas Baleares, del producto Golden Root Complex.

Los inhibidores de la PDE-5 como el sildenafilo, están contraindicados en pacientes con infarto agudo de miocardio, angina inestable, angina de esfuerzo, insuficiencia cardiaca, arritmias incontroladas, hipotensión, hipertensión arterial no controlada, historia de accidente isquémico cerebral (ictus isquémico), en pacientes con insuficiencia hepática grave y en personas con antecedentes de neuropatía óptica isquémica anterior no arterítica o con trastornos hereditarios degenerativos de la retina tales como retinitis pigmentosa (una minoría de estos pacientes tienen trastornos genéticos de las fosfodiesterasas de la retina).

Ya somos 190.612