Conducir eficientemente reduce hasta un 15% el gasto en combustible y la emisión de CO2 #ahorraenergía

FACUA Andalucía da las claves para cambiar el estilo de conducción en el tercer vídeo de su campaña sobre ahorro energético.

Conducir eficientemente reduce hasta un 15% el gasto en combustible y la emisión de CO2 #ahorraenergía

Conducir de forma eficiente consigue disminuir el gasto medio de combustible y reducir las emisiones de CO2 hasta en un 15%. Para potenciarlo, FACUA Andalucía lanza el vídeo #ahorraenergía al conducir eficientemente, dentro de su campaña sobre concienciación a los usuarios sobre uso racional de la energía, con las claves para cambiar el estilo de llevar el vehículo.

Los usuarios pueden ver el vídeo en la web FACUA.org/ahorraenergia y en los perfiles de FACUA en las redes sociales Facebook y Twitter con el hashtag #ahorraenergía, y en los canales que tiene la organización en Youtube y Vimeo. Esta actividad está enmarcada dentro de un programa subvencionado por la Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.

FACUA Andalucía advierte de que la forma de conducir tiene gran influencia en el consumo que hace el vehículo y que algunas costumbres, además de aumentar el gasto en combustible, deterioran el coche de forma prematura.

La Dirección General de Tráfico señala que el primer paso para reducir el consumo y contribuir a una mejor calidad medioambiental es la mayor utilización de los modos de transporte más eficientes (tren y autobús para viajes interurbanos y marcha a pie, bicicleta y transporte público en medio urbano). Ahora bien, incluso cuando el coche sea la forma de desplazamiento elegida, es importante saber que hay técnicas de conducción que ayudan a reducir el consumo.

Cambio en la actitud del conductor

FACUA Andalucía indica que es necesario un cambio en la actitud del conductor y para ello señala que al arrancar, el usuario no debe pisar el acelerador, así como iniciar la marcha inmediatamente después si es de gasolina y tras unos segundos si es diesel.

Cambiar la primera marcha lo antes posible y tratar de conducir con las más largas con bajas revoluciones. En torno a las 2.000 rpm en el caso de la gasolina y a las 1.500 rpm si es diesel, según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

La federación añade que conducir de forma moderada, sin aceleraciones ni frenazos fuertes, o evitar el uso de accesorios que obstaculicen la aerodinámica del vehículo (como bacas o cofres) son otras de las técnicas para conseguir ese ahorro de energía en los desplazamientos por carretera.

Ya somos 188.802