Tras la eliminación de la TUR en marzo de 2014

FACUA considera un escándalo que el Gobierno haya ayudado a las eléctricas a aumentar sus márgenes un 30%

El informe de supervisión del mercado minorista de la electricidad en 2014 de la CNMC recoge que la luz es un 83,2% más cara desde 2003.

FACUA considera un escándalo que el Gobierno haya ayudado a las eléctricas a aumentar sus márgenes un 30%

FACUA-Consumidores en Acción considera un escándalo que el Gobierno haya ayudado a las eléctricas a aumentar sus márgenes un 30%. Un incremento que se ha producido como consecuencia del nuevo sistema de fijación de precios impuesto por el Ministerio de Industria en marzo de 2014 tras la eliminación de la tarifa semiregulada denominada TUR (Tarifa de Último Recurso).

La asociación advierte que el ministro José Manuel Soria no sólo no ha hecho nada para poner fin a las desproporcionadas tarifas de la luz, sino que ha desarrollado políticas al servicio de los intereses del oligopolio energético.

Junto a unos precios que ponen a España entre los países con mayor pobreza energética de la Unión Europea, el Gobierno ha mirado hacia otro lado ante los fraudes masivos que están cometiendo las grandes eléctricas, denuncia FACUA. Entre ellos, la aplicación de tarifas ilegales por el alquiler de los nuevos contadores y la modificación de contratos de cientos de miles de usuarios con la promesa de tarifas más económicas que en realidad son más caras.

Los márgenes brutos (incluido el coste comercial) que están aplicando las comercializadoras para el consumidor doméstico son un 30% más altos desde que la tarifa TUR fue sustituida por el PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor). Es la conclusión del Informe de supervisión del mercado minorista de la electricidad en 2014 elaborado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que se ha hecho público este martes.

De acuerdo con las estimaciones de la CNMC, los márgenes estuvieron entre los 12 y los 18 euros/Megavatio hora (MWh) en 2014, frente a los entre 9 y 14 euros/MWh del año anterior. "La existencia de la tarifa regulada [la TUR] venía actuando hasta abril de 2014 como techo de las ofertas de las comercializadoras, que han seguido, con carácter general, la evolución del precio regulado", recoge el informe. "Con la nueva metodología, esta referencia desaparece".

La CNMC también indica en su estudio que las nuevas ofertas de las comercializadoras "no habrían reflejado la reducción experimentada por los costes".

Además, Competencia ha constatado que gran parte de los cambios de suministrador registrados en el último año se han realizado con empresas que presentan los precios más elevados, "lo que demuestra que el consumidor doméstico no conoce bien las opciones disponibles o no le resulta fácil valorarlas correctamente".

El estudio de la CNMC indica que para el consumidor medio doméstico la electricidad se ha encarecido un 83,2% desde 2003 hasta los nueve primeros meses de 2015. Así, el precio ha pasado de 0,131 euros/kWh a 0,240 euros/kWh para un consumidor con una potencia contratada de 3,98 kW, un consumo de 210 kWh mensual y que tuviese la Tarifa de Último Recurso (TUR) contratada hasta marzo de 2014 y el Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC) desde la citada fecha.

Ya somos 190.562