Las empresas no están obligadas a informar cuando se ordena retirar sus productos

#20D FACUA reclama transparencia en las alertas sobre alimentos y productos peligrosos

La inmensa mayoría de productos alimentarios en los que se detecta riesgo para la seguridad se mantienen en secreto por el Ministerio de Sanidad.

#20D FACUA reclama transparencia en las alertas sobre alimentos y productos peligrosos

FACUA-Consumidores en Acción reclama transparencia en las alertas sobre alimentos y productos peligrosos, cuyas órdenes de retirada del mercado por parte de las autoridades no suelen trascender públicamente. Es una de las reivindicaciones de la asociación a las formaciones que concurren a las Elecciones Generales del 20 de diciembre.

FACUA demanda al futuro Gobierno que establezca protocolos de información a los consumidores sobre la detección de productos que implican riesgo para la seguridad para reducir los casos de accidentes e intoxicaciones alimentarias.

La asociación denuncia que en el caso de los alimentos que son incluidos en la red de alerta, el Ministerio de Sanidad oculta la inmensa mayoría de casos, pese al riesgo que sufren los consumidores que los adquieren o pueden seguir comprándolos en los establecimientos que por desconocimiento o irresponsabilidad no procedan a su retirada. Además, la ley no obliga a las empresas a informar a los ciudadanos cuando se ordena retirar sus productos.

La asociación exige la puesta en marcha de un cambio legal por el que se establezca un procedimiento en que las empresas que sean objeto de órdenes de retirada de productos peligrosos estén obligadas a darlo a conocer mediante la emisión de comunicados de prensa, la inclusión de la información en sus páginas web y perfiles en redes sociales. Asimismo, demanda que las autoridades competentes lleven a cabo las mismas actuaciones informativas, para garantizar que los consumidores conozcan las alerta y reducir los riesgos.

Las asociaciones de consumidores, vetadas en las redes de alerta

FACUA critica que en la actualidad, mientras que administraciones y sector empresarial forman parte de las redes de alerta, las organizaciones de consumidores representativas están excluidas del sistema. Algo que además se produce en un contexto en el que las autoridades competentes cuentan con menos recursos y se fomenta el  autocontrol empresarial en detrimento del control y la supervisión de los mercados, que se globalizan. Esto diluye la responsabilidad de los agentes que intervienen en la producción, distribución y comercialización de bienes y servicios.

Así, FACUA advierte de que deben reforzarse los mecanismos e instrumentos de alerta y prevención, avanzarse en un mayor grado de transparencia e información sobre los productos y sus riesgos, además de integrar a los representantes de los consumidores en las redes de alerta y valoración de riesgos otorgándole un papel activo.

Ya somos 188.941