FACUA Andalucía elabora un programa educativo para concienciar a los jóvenes sobre consumo responsable

La acción se ha desarrollado en 500 centros escolares de la comunidad, alcanzando a 75.000 alumnos de 3º y 4º de ESO y a su profesorado.

FACUA Andalucía elabora un programa educativo para concienciar a los jóvenes sobre consumo responsable
Diferenciar entre el uso y el abuso de los recursos energéticos es otro de los pilares fundamentales del programa. | Imagen: Lydia López/FACUA.

FACUA Andalucía ha coordinado en los meses de abril a diciembre el desarrollo del programa educativo Yo también consumo de forma responsable para concienciar y sensibilizar a los adolescentes sobre el consumo promoviendo la reflexión para realizar un consumo respetuoso con el medio ambiente, sostenible, solidario y socialmente justo.

Esta acción, que se ha realizado en las ocho provincias andaluzas, ha beneficiado a un total de 500 centros escolares.

La iniciativa, subvencionada por la Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía, ha supuesto la distribución de 75.000 ejemplares de esta guía dirigida a alumnos de 3º y 4º de ESO de centros públicos de Andalucía y de materiales para el personal docente.

La guía analiza el consumismo a través de la publicidad; cómo actuar ante el uso que se hace de la publicidad para promover el consumismo, cómo tomar conciencia y distinguir los medios que utilizan para llegar a los usuarios.

El comercio responsable es otro de los bloques analizados a través del consumo ético, ecológico y solidario, donde se señalan los beneficios de las relaciones comerciales justas y las actitudes que se pueden desarrollar para contribuir a la construcción de un mundo más solidario, entre otras cuestiones.

Hábitos para un consumo responsable

Diferenciar entre el uso y el abuso de los recursos energéticos es otro de los pilares fundamentales del programa, donde se propone debatir sobre cómo identificar las energías renovables y se ofrecen consejos para ahorrar energía en las acciones diarias.

El consumo de forma responsable también afecta al mundo de la alimentación, pues el despilfarro y ciertos comportamientos son acciones insolidarias que además perjudican los recursos naturales: cómo actuar y reconocer estos acciones perjudiciales es otro de los objetivos.

Ya somos 190.565