La Audiencia Provincial de Madrid reabre un caso por estafa contra Antonio Arroyo

El tribunal ordena investigar si el acusado usó documentos falsificados en préstamos a varios denunciantes.

La Audiencia Provincial de Madrid reabre un caso por estafa contra Antonio Arroyo
La Audiencia Provincial de Madrid ha ordenado al juzgado de instrucción número 3 de Plaza de Castilla volver a investigar a Antonio Arroyo por estafar a varias familias. | Imagen: commons.wikimedia.org/Sherpa! (CC BY-SA 2.5 NL).

La Audiencia Provincial de Madrid ha ordenado al juzgado de instrucción número 3 de Madrid que reabra la investigación contra Antonio Arroyo Arroyo por haber estafado a diez familias, informa la Cadena Ser. Los jueces de la sección 16 del mencionado tribunal han revocado así la decisión del pasado mes de diciembre del juzgado de primera instancia de archivar la causa, por considerar que no se investigó lo suficiente si el acusado utilizó documentos falsificados.

En concreto, la Audiencia se refiere a los datos aportados por el Grupo IX de la Policía Judicial, que sostienen que el entramado dirigido por Arroyo usó un documento falsificado de una sucursal de Caja Duero de Pozuelo de Alarcón en varias de las operaciones de préstamos a las familias afectadas. El propio director de la sucursal bancaria negó haber firmado el documento, a pesar de que su rúbrica aparece en él.

De acuerdo a Carlos Javier Galán, letrado de Alberche Abogados, que representa a varios denunciantes, en los contratos de préstamos firmados aparecían cantidades muy superiores a las que los afectados acababan recibiendo. Según Galán, los documentos incluían además intereses de demora abusivos y una valoración de las viviendas a precios ridículos "que luego les permiten apoderarse de las casas cuando la gente no puede pagar".

Las familias denunciantes van a solicitar la declaración del director de la sucursal de Caja Duero, así como un informe pericial que demuestre que el dinero apalabrado en los préstamos no era el que se entregaba a los afectados.

El pasado mes de agosto, el acusado de estafa, Antonio Arroyo, declaró como testigo en el marco de la investigación de la trama Púnica. En su comparecencia ante el juez Velasco declaró haber realizado desde 2011 ochenta o cien operaciones con empresas ligadas al constructor David Marjaliza, considerado el cerebro de una red de corrupción en la Comunidad de Madrid, la mayoría relacionadas con subastas judiciales y créditos.

Ya somos 188.817