El Gobierno niega a los afectados por el presunto fraude filatélico su libertad de elegir a las asociaciones de consumidores que consideren más capaces de defenderlos

FACUA, con una Plataforma de más de 13.000 afectados, excluida de las ayudas del Gobierno para su defensa por el mero hecho de no tener una antigüedad de cinco años en el Registro de Asociaciones de Consumidores nacional.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) considera un auténtico atentado contra los derechos de los afectados por el presunto fraude filatélico la decisión del Consejo de Ministros de financiar exclusivamente a diez organizaciones de consumidores para su apoyo, asesoramiento y defensa, por el mero hecho de formar parte de un órgano consultivo, el Consejo de Consumidores y Usuarios.

FACUA denuncia que el criterio del Gobierno, adoptado bajo los dictados del Ministerio de Sanidad y Consumo, supone una vulneración de la libertad de los usuarios para elegir a las asociaciones de consumidores que consideren más activas, representativas, solventes y eficaces para la defensa de sus derechos. De hecho, algunas de las asociaciones miembros del CCU son prácticamente desconocidas y forman parte de dicho órgano por llevar décadas superviviendo a costa del dinero público con un mínimo nivel de actividad.

Tanto FACUA, con una Plataforma con más de 13.000 afectados, como el resto de asociaciones de consumidores de ámbito nacional no presentes en el CCU, así como las de ámbito autonómico, provincial o local no federadas en éstas, serán excluidas de las subvenciones para el apoyo, asesoramiento y defensa de los afectados.

FACUA niega que todas las organizaciones miembros del CCU sean las más representativas del país. De hecho, el único motivo por el que FACUA no es miembro de dicho órgano es que lleva menos de cinco años inscrita en el Registro de Asociaciones de Consumidores del INC. El Ministerio no tiene en cuenta que FACUA es cuanto menos tan representativa como la mayoría de las organizaciones de consumidores que integran el CCU, además de ser una de las más activas en la defensa de los derechos de los consumidores y con mayor presencia en la vida pública del país.

FACUA denuncia que pese a ser una de las organizaciones de consumidores que está prestando asesoramiento gratuito a mayor número de afectados, con una Plataforma Nacional que ya cuenta con 13.084 adhesiones, el Ministerio de Sanidad y Consumo y su Instituto Nacional del Consumo (INC) han desoído su petición de ayuda a fin aumentar los recursos técnicos y humanos de la organización para mejorar esta labor.

En cualquier caso, con dinero público o sin él, FACUA no reducirá en lo más mínimo sus esfuerzos para defender a los afectados por el presunto fraude filatélico. Una labor en la que viene poniendo todo su empeño desde que estalló en caso; pocas horas después, puso en marcha un protocolo de asesoramiento a los usuarios y constituyó una Plataforma Nacional para los Afectados. A ella pueden adherirse a través de la página web FACUA.org/filatelia, para garantizar la recepción de información sobre la evolución del caso y las valoraciones, recomendaciones y acciones de FACUA. Y pocas horas después de que se levantaran los secretos sumariales, se personó como acusación particular en los dos procedimientos abiertos en la Audiencia Nacional.

FACUA es una organización que cuenta con socios individuales en todas las provincias del país y asociaciones miembros en Andalucía, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Extremadura, Islas Baleares, La Rioja y Murcia, así como delegaciones en otras seis comunidades autónomas. El proyecto FACUA conmemora este año su 25 aniversario, aunque se constituyó como organización de ámbito estatal en 2003.

Ya somos 203.787