Condena a Uber en Francia por incumplir la legislación de alquiler de vehículo con chófer

La empresa tendrá que pagar 1,2 millones de euros a una organización de taxistas por recoger clientes en la vía pública.

Condena a Uber en Francia por incumplir la legislación de alquiler de vehículo con chófer
Uber ya tuvo que renunciar en Francia en 2014 a su servicio ‘Uberpop’, que ponía en relación a particulares con chóferes no profesionales. | Imagen: flickr.com/rue89strasbourg (CC BY-NC-ND 2.0).

La empresa de transporte de pasajeros Uber ha sido condenada en Francia a pagar una indemnización de 1,2 millones de euros a una organización de taxis, la Unión Nacional de los Taxis, por incumplir la legislación de vehículo con chófer de este país. Así lo recoge una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de París a la que ha tenido acceso la agencia de noticias AFP.

En concreto, el alto tribunal considera que la empresa no obliga a sus chóferes a volver a la sede de la compañía entre un servicio y otro, tal y como está recogido en la mencionada ley para evitar que capten clientes en la calle y hagan competencia desleal a los taxistas. La legislación indica que los servicios de vehículos con chófer sólo se pueden ofrecer con reserva previa. Así, los coches tienen que regresar a la sede de la empresa o a unos aparcamientos retirados entre un servicio y otro.

En diciembre de 2014 el tribunal de comercio francés ya había obligado a Uber a retirar de sus comunicaciones la posibilidad de pararse, aparcar o circular por la vía pública en espera de los clientes.

En el juicio que ha motivado la sentencia conocida este miércoles, la organización de taxis había presentado una serie de vídeos en los que se evidencia que se incita a los conductores a aceptar nuevos clientes en la calle.

La sentencia se ha dado a conocer este miércoles, un día en el que los taxistas franceses han estado en huelga contra la competencia de este tipo de servicios, que consideran desleal.

En 2014, Uber Francia ya tuvo que renunciar a su servicio Uberpop, que ponía en relación a particulares con chóferes no profesionales y que la justicia consideró ilegal. El tribunal correccional de París condenó a la empresa a una multa de 100.000 euros que después fue elevada en apelación a 150.000 euros. El servicio quedó suspendido en julio.

Ya somos 187.868