FACUA.org Versión sólo texto  
Imprimir
Imprimir
FACUA.org - Internacional - 24 de julio de 2017

ALIMENTACIóN Y BEBIDAS, PRINCIPALMENTE
Reino Unido detecta más de 2.500 productos que han reducido su tamaño pero no abarataron su precio

La Oficina Nacional de Estadística de Reino Unido (ONS) denuncia que frente a este fenómeno, denominado 'shrinkflation', sólo 614 productos aumentaron su tamaño sin incrementar su precio de venta.

Un total de 2.529 productos, la mayor parte dentro de la categoría de alimentación y bebidas, han reducido su tamaño desde 2012 sin bajar de precio, según un estudio realizado por la Oficina Nacional de Estadística de Reino Unido (ONS), que cuestiona el impacto del Brexit o de la evolución del precio de las materias primas en las decisiones de las empresas.

Por el contrario, el estudio constata que en el mismo periodo de tiempo únicamente 614 productos han registrado un aumento de tamaño sin que este incremento se haya traducido en un mayor precio.

Este fenómeno, conocido como shrinkflation, parece no haber tenido un impacto particularmente destacado sobre la evolución de la inflación, señala la oficina estadística británica, con la salvedad de la subcategoría de azúcares, mermeladas, chocolates y golosinas, donde desde 2012 la reducción de tamaño de los productos ha contribuido al aumento de precios en 1,22 puntos porcentuales.

El análisis de la ONS señala que, a pesar de que muchos fabricantes atribuyen su decisión de ofrecer menos producto por el mismo precio al encarecimiento de las materias primas, los datos muestran que el precio de las importaciones europeas de azúcar lleva bajando de manera ininterrumpida desde 2014, alcanzando en marzo de 2017 su nivel más bajo desde que el Fondo Monetario Internacional (FMI) comenzó a recopilar datos desde 1991.

Asimismo, la Oficina añade que el precio del cacao, que en diciembre de 2015 alcanzó su nivel más alto en cinco años, ha bajado de forma significativa desde entonces.

Por otro lado, ONS sostiene que desde la victoria del Brexit en el referéndum del 23 de junio de 2016 "no se aprecia un cambio noticiable" que permita afirmar que la futura salida del Reino Unido de la UE ha intensificado este fenómeno.