FACUA.org Versión sólo texto  
Imprimir
Imprimir
FACUA.org - Madrid - 29 de agosto de 2017

CASI 7 DE CADA 10 CRITICAN QUE LAS URGENCIAS HOSPITALARIAS ESTáN SATURADAS
El 68% de los encuestados cree que la sanidad pública en Madrid ha empeorado en los 2 años de Cifuentes

FACUA reclama medidas a la Consejería de Sanidad ante los numerosos resultados negativos que arroja su 'Encuesta sobre la calidad de la sanidad pública en la Comunidad de Madrid'.

El 68% de los usuarios encuestados por FACUA Madrid considera que la calidad asistencial de la sanidad pública en la Comunidad ha empeorado durante el gobierno de Cristina Cifuentes, los últimos dos años. Sólo el 6% cree que el sistema sanitario público ha mejorado, mientras que el 26% valora que no ha cambiado ni a mejor ni a peor que en el último sondeo de la asociación.

La Encuesta de FACUA sobre la calidad de la sanidad pública en la Comunidad de Madrid se ha realizado entre los meses de mayo y julio de este 2017 y ha sido presentada este martes en rueda de prensa por el presidente de FACUA Madrid, Daniel Rubio.

En el estudio han participado 2.242 usuarios. De ellos, 1.345 son hombres y 897 mujeres. En cuanto al rango de edad, 95 encuestados tienen entre 18 y 30 años, 1.601 entre 31 y 60 años y 546 más de 60 años.

Rubio considera "alarmante que dos años después de los escandalosos resultados negativos que arrojó la encuesta de FACUA Madrid sobre la sanidad pública en la Comunidad, los madrileños consideran que este servicio público ha empeorado aún más con el gobierno de Cristina Cifuentes”. El presidente de FACUA Madrid insiste en que "no se ha puesto remedio en estos años a la devaluación de la calidad de la sanidad pública madrileña, producida en paralelo a un proceso de privatización mediante la externalización de servicios".

Asimismo, FACUA Madrid critica que el consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, haya incumplido el compromiso que dio a la asociación en agosto de 2015 de crear órganos de participación ciudadana en los que garanticen la transparencia y el diálogo con los agentes sociales. Órganos que son una medida reivindicada por FACUA desde hace años y que aseguró que la asociación estaría incluida.

Colapso en las urgencias

El estado de saturación de las urgencias es otro dato negativo de la encuesta. El 74% de los usuarios consultados por FACUA Madrid critica que las urgencias de sus hospitales de referencia están desbordadas, siete puntos porcentuales más que en la última encuesta de la asociación en 2015. Sólo el 12% valora que funcionan con normalidad (el resto no sabe/no contesta).

En cuanto a las urgencias de los centros de salud, el 48% de los madrileños cree que están saturadas (tres puntos porcentuales más) y el 28% entiende que funcionan con normalidad.

Excesivos plazos para citas con el especialista, pruebas e intervenciones

Los plazos para obtener cita con el especialista también son objeto de un elevado porcentaje de críticas. El 66% de los encuestados considera que el tiempo de espera es excesivamente alto (siete puntos porcentuales más que en el último sondeo), el 15% lo entiende razonable y sólo el 17% lo considera reducido (seis puntos menos).

Cuando la cita es para el médico de cabecera, el 31% de los madrileños considera muy largo el plazo, el 20% lo ve razonable y el 48% lo valora reducido.

Los plazos para la realización de pruebas diagnósticas (radiografías, análisis...) son excesivos en opinión del 57% de los usuarios (seis puntos porcentuales más). El 19% los considera razonables y el 21% los entiende reducidos.

Para las intervenciones quirúrgicas, los plazos son excesivos para más de la mitad de los encuestados, el 51%, razonables para el 10% y reducidos para otro 12%.

Espera en los centros de salud

Los tiempos de espera para ser atendidos por el médico de cabecera han aumentado en estos dos años de Gobierno de Cristina Cifuentes según la percepción de los encuestados. Más de un tercio, el 42% (tres puntos porcentuales más), critica que habitualmente tiene que esperar más de 30 minutos con respecto a la hora de su cita cuando acude al médico de cabecera. El 44% indica que suele esperar entre 15 y 30 minutos (un punto menos) y el 14% menos de un cuarto de hora (tres puntos porcentuales menos).

El 28% de los madrileños que han participado en la encuesta advierte de que ha notado alguna limitación por parte de los médicos para prescribirles medicamentos, frente al 52% que no tiene esa apreciación.

El 14% de los usuarios critica que el personal sanitario no suele ofrecerle una información completa y comprensible sobre su dolencia o patología y el tratamiento que debe seguir. El 50% valora que sí les informan correctamente y otro 35% entiende que a veces sí y otras no.

El 50% de los encuestados considera adecuado el tiempo que el médico dedica a atenderle, el 36% valora que a veces sí y otras es inadecuado, mientras que el 14% critica que habitualmente la duración de la atención es corta.

El 44% se queja de que su médico de cabecera le restringe o limita las derivaciones al especialista (el 15% dice que esto ocurre casi siempre y el 29% que a veces). El 50% valora que no sufre esa limitación.

El 58% de los usuarios cree que su centro de salud es adecuado a sus necesidades, el 24% considera que necesita una reforma, el 12% cree que es pequeño y sólo el 3% se queja de que está sucio.

Uno de cada cuatro ha reclamado

El 27%, señala haber presentado alguna reclamación por escrito para hacer constar la demora en la atención en su centro de salud u hospital. El 72% indica que no ha presentado nunca una queja (el resto no sabe/no contesta).