FACUA.org Versión sólo texto  
Imprimir
Imprimir
FACUA.org - Principado de Asturias - 20 de octubre de 2017

ESCRITO A LA CONSEJERíA DE INFRAESTRUCTURAS, ORDENACIóN DEL TERRITORIO Y MEDIO AMBIENTE
FACUA reclama al Principado medidas urgentes contra los malos olores de la planta de biogás de Navia

Insta al Gobierno autonómico a que acabe con las molestas emisiones de las instalaciones, donde se ha ampliado la variedad de residuos a tratar, y con ella las emisiones.

FACUA reclama al Principado de Asturias que adopte medidas urgentes para acabar con los malos olores que emanan de la planta de biogás en la localidad de Navia, los cuales resultan enormemente perjudiciales para los ciudadanos que residen o trabajan en zonas próximas a este municipio.

A instancias de su delegación territorial en el Principado, la asociación ha remitido un escrito a la Consejería de Infraestructuras, ordenación del Territorio y Medio Ambiente en el que reclama al Gobierno autonómico que aborde este problema, y promueva cuanto antes las actuaciones que sean necesarias para acabar con él.

FACUA ha recibido quejas de usuarios alertando de que el cambio aprobado de la actividad en el centro, por el que se amplía la variedad de residuos que en él se tratan más allá del purín del ganado, provoca que los malos olores vayan a ser constantes, con las evidentes consecuencias para vecinos y usuarios de la localidad.

Según el Real Decreto Legislativo 1/2007, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, "son derechos básicos de los mismos: a) la protección contra los riesgos que puedan afectar su salud o seguridad".

FACUA apela, además, a la Ley del Principado de Asturias 11/2002, de los Consumidores y Usuarios, que ahonda en ese argumento. "Incluyendo aquellos que amenacen al medio ambiente y a la calidad de vida". De igual forma, contempla como "infracciones en materia de protección de la salud y seguridad de los consumidores: las acciones u omisiones que produzcan riesgos o daños efectivos para la salud o la seguridad de los consumidores, ya sea de forma consciente o deliberada, ya por abandono de la diligencia o precauciones exigibles en la actividad, servicio o instalación de que se trate".