FACUA.org Versión sólo texto  
Imprimir
Imprimir
FACUA.org - Andalucía - 30 de enero de 2020

Tras denunciar FACUA Andalucía, multan con 3.000 euros a Ansur por venta ilegal de fármacos veterinarios

La empresa vendía estos productos sin estar en el Registro de Establecimientos de Medicamentos Veterinarios de Andalucía, requisito obligatorio para realizar esta actividad.

Tras la denuncia de FACUA Andalucía, la Junta ha multado a la empresa Ansur Córdoba con 3.001 euros por la venta ilegal de fármacos veterinarios al realizar esta actividad sin estar inscrita en el Registro de Establecimientos de Medicamentos Veterinarios de Andalucía, requisito obligatorio para dedicarse a ella.

La federación se dirigió en marzo de 2018 a la Consejería de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica para presentar una denuncia contra Ansur tras conocer que vendían medicamentos a través de internet para ser utilizados en gallos de pelea y mejorar su rendimiento. Algunos de los fármacos que ofrecía necesitan de receta médica para su dispensación, mientras que otros provienen del extranjero y se desconocía si estaban autorizados conforme a la normativa europea.

Así, FACUA Andalucía se refirió al RD 544/2016, por el que se regula la venta a distancia al público de medicamentos veterinarios no sujetos a prescripción veterinaria, que en su artículo 1 expone que no pueden venderse a distancia "los medicamentos veterinarios que no hayan sido autorizados de acuerdo con la normativa aplicable" o aquellos "que no se encuentren autorizados por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios inscritos en el Registro de Medicamentos Veterinarios, o que no estén autorizados de conformidad con lo dispuesto en las normas europeas", entre otros.

Además, tampoco permite la venta a distancia de "medicamentos veterinarios no sujetos a prescripción veterinaria a través de establecimientos distintos de los regulados en los párrafos a) y b) del artículo 38 del texto refundido de la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios".

Esta normativa recoge como lugares autorizados "las oficinas de farmarcia legalmente establecidas", "los establecimientos comerciales detallistas autorizados, siempre que cuenten con un farmacéutico responsable de la custodia, conservación y dispensación de estos medicamentos" y "las entidades o agrupaciones ganaderas autorizadas que cuenten con servicio farmacéutico".

La Junta de Andalucía informó a la federación de que Ansur Córdoba no se encontraba en el Registro de Establecimientos de Medicamentos Veterinarios por lo que iban a proceder a investigar si la actividad que realizaba dicha empresa se ajustaba a la normativa.

Finalmente, la Administración andaluza procedió a imponer una multa de 3.001 euros por una infracción grave que, sin embargo, en la actualidad se encuentra recurrida y aún pendiente de resolver.