FACUA.org Versión sólo texto  
Imprimir
Imprimir
FACUA.org - Jaén - 19 de abril de 2019

EVO devuelve más de 2.600 euros a un socio de FACUA Jaén afectado por el cierre de iDental

El usuario tenía financiado un tratamiento odontológico del que llegó a pagar más de la mitad, pese a que nunca llegaron a realizarle intervención alguna.

Tras la reclamación de FACUA Jaén, EVO Finance ha devuelto 2.639 euros a un usuario de un contrato de financiación asociado a un tratamiento odontológico contratado con iDental que nunca llegó a realizarle debido al cierre de las clínicas.

Simeón E.C., residente en la localidad jienense de Alcaudete, acudió en julio de 2017 a la clínica iDental de Córdoba para la realización un tratamiento dental. Como el importe era bastante elevado, suscribió un contrato de financiación con EVO Finance por un total de 4.426,56 euros, a pagar mediante 24 mensualidades de 220 euros cada una.

Nunca llegaron a hacerle intervención ninguna. Y, tras el cierre de las clínicas iDental en 2018, se quedó con el tratamento sin realizar y más de la mitad del mismo ya abonado a la financiera. En total, 2.639,88 euros.

Simeón decidió entonces acudir a FACUA Jaén para que le ayudara a tramitar una reclamación contra la clínica y conseguir la cancelación de la financiación y la devolución del dinero, ya que no habían cumplido con el contrato.

El equipo jurídico de la asociación se dirigió en paralelo tanto a iDental como a EVO Finance. Entre la documentación que aportó se encontraba un informe odontológico donde se confirmaba que nunca habían llegado a realizarle ninguna intervención al usuario.

En el escrito, FACUA Jaén recordaba que el crédito contratado por el usuario estaba vinculado a la realización efectiva del tratamiento y que de acuerdo a la normativa vigente, si se cancela el servicio, inmediatamente se debe cancelar el crédito. Así lo recoge el artículo 29 de la Ley 16/2011, de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo, que entiende como crédito vinculado aquel "que sirve exclusivamente para financiar un contrato relativo a la prestación de servicios específicos" y especifica que "ambos contratos constituyen una unidad comercial", por lo que la interrupción de uno supone la resolución del otro. "El consumidor, además de poder ejercitar los derechos que le corresponden frente al proveedor de los bienes o servicios adquiridos mediante un contrato de crédito vinculado, podrá ejercitar esos mismos derechos frente al prestamista", concluye.

Finalmente, EVO Finance aceptó la reclamación de FACUA Jaén y procedió a cancelar el contrato de financiación de Simeón y le devolvió los 2.639 euros que ya había pagado.