FACUA.org Versión sólo texto  
Imprimir
Imprimir
FACUA.org - España - 27 de agosto de 2021

FACUA pide que se garanticen los derechos de los usuarios tras el cierre de Alitalia

La compañía aérea italiana, que opera vuelos en España, cesa su actividad el próximo 15 de octubre tras el fracaso del Gobierno de Italia en la búsqueda de inversores para salvar la aerolínea en quiebra.

La compañía aérea italiana Alitalia, que opera vuelos en España, ha anunciado la suspensión de la venta de billetes para viajar a partir del próximo 15 de octubre y ha cancelado los vuelos programados desde entonces. En un comunicado publicado en su página web, la aerolínea ha informado que "a partir del 25 de agosto ya no va a vender más billetes para los vuelos a partir del 15 de octubre de 2021".

FACUA-Consumidores en Acción recuerda que los pasajeros afectados por el cierre de Alitalia tienen derecho a que la compañía les reubique en otros vuelos o facilite medios de transporte alternativos salvo que opten por que les devuelva el importe íntegro de sus billetes.

Asimismo, si no son llevados a su destino o el transporte alternativo llega con un retraso superior a las tres horas con respecto a la hora prevista en el billete de Alitalia, la compañía debe abonar a los usuarios las compensaciones de entre 125 y 600 euros, en función del tipo de vuelo cancelado o establecidas en el Reglamento europeo que regula el sector.

FACUA advierte a los afectados de que, en caso de que hubiesen contratado los vuelos dentro de paquetes turísticos a través de agencias de viajes, éstas deben encargarse de asumir los gastos extraordinarios que sufran y la reubicación en otros vuelos o medios de transporte alternativos.

Según informa Europa Press, se estima que hay unas 250.000 personas que deben volar con Alitalia después del 15 de octubre, por lo que el Gobierno italiano ha puesto a disposición un fondo de 100 millones de euros, que serán destinados a reembolsos y reubicación de los pasajes con otras empresas.

Cambios o reembolsos de los vuelos ya comprados

El cese de su actividad ha llegado tras el fracaso del Gobierno de Italia en la búsqueda de inversores para salvar la aerolínea en quiebra puesta bajo administración estatal en 2017. La situación había empeorado aún más a raíz de la pandemia.

La aerolínea ha indicado que "antes del 14 de octubre se podrá cambiar el vuelo por otro equivalente operado por la compañía; en caso contrario, se podrá recibir el reembolso completo del billete". También es posible cambiar el destino para viajar antes de esa fecha, pero esto puede suponer un coste adicional si el precio de los vuelos es diferente. Aun así, si el nuevo es más barato, no habrá "reembolso por diferencias en la tarifa", ha añadido.

La asociación demanda transparencia a la compañía aérea y considera fundamental que el Gobierno emprenda las medidas necesarias para garantizar los derechos de los pasajeros en función de cómo evolucione su situación y la información que esté facilitando sobre la misma.