FACUA.org Versión sólo texto  
Imprimir
Imprimir
FACUA.org - Sevilla - 25 de diciembre de 2022

Banco Sabadell devuelve 3.560 euros a un socio de FACUA tras no finalizar su tratamiento en Dentix

Al afectado sólo le realizaron algunas intervenciones en tres años que, además, fueron ejecutadas de forma defectuosa, lo que le provocó problemas dentales que requirieron intervenciones posteriores.

Tras la actuación de FACUA Sevilla, Banco Sabadell ha abonado a un usuario 3.560 euros de un tratamiento en Dentix que le dejaron sin finalizar tras la quiebra de la cadena. El afectado había contratado diversas intervenciones por un total de 11.905 euros, de las que el afectado financió 6.060 a través de la entidad bancaria y abonó el resto de forma fraccionada directamente a la clínica. Ahora, el banco le ha devuelto las cantidades de aquellas partes del tratamiento que no le realizaron.

Antonio Porras Cerezo es una de las cerca de 6.000 personas que se han sumado a la plataforma de afectados de Dentix que tiene en marcha FACUA, a la que pueden unirse en la web FACUA.org/afectadosdentix. La asociación ha resuelto positivamente ya multitud de reclamaciones de pacientes de las clínicas a las que paralizaron o incluso ni siquiera iniciaron tratamientos pagados por adelantado o financiados a través de distintas entidades, consiguiendo que recuperen su dinero.

El usuario, residente en Morón de la Frontera (Sevilla), contrató en abril de 2018 un tratamiento dental con la cadena de clínicas odontológicas Dentix, por un total de 11.905,20 euros. Debido al alto precio del servicio, aceptó la oferta de Dentix de financiar una parte, 6.060 euros, a través de Banco Sabadell, mientras que el resto, 5.845,20 euros, lo fue abonando de forma fraccionada directamente a la clínica.

Sin embargo, y pese a que Antonio fue pagando todas y cada una de las cuotas a la financiera -y entregó todo lo restante a la clínica-, las citas y el tratamiento fueron dilatándose en el tiempo. En 2020, dos años después de la contratación del servicio, sólo le habían realizado una parte. "Empecé el tratamiento y siempre me daban citas muy retrasadas", comenta el usuario.

Además, el trabajo fue tan deficiente que el usuario tuvo que acudir posteriormente al cierre de Dentix a una tercera clínica para solucionar los problemas que le había acarreado. "El paciente acude a consulta con un proceso infeccioso en la zona mandibular derecha [...] lo ocasiona los pilares de un puente fijo en mal estado", indicaba el informe de dicha clínica.

Ante esta situación y tras conocer de la quiebra de la cadena odontológica a mediados de 2020, Antonio se dirigió en paralelo a Dentix y Banco Sabadell para solicitar la anulación del tratamiento y de la financiación vinculada a éste, así como la devolución de las cantidades que correspondieran a la parte no ejecutada, habida cuenta de que sólo le habían realizado algunas intervenciones y que las hechas, además, le habían provocado secuelas negativas. "Llamaba y ellos me decían que me devolverían la llamada, pero nunca las recibí", continúa el afectado.

El crédito se encuentra vinculado a la realización del tratamiento

Al no recibir nunca respuestas a sus reclamaciones,el usuario decidió acudir a FACUA Sevilla para que ejerciera acciones en defensa de sus derechos. El equipo jurídico de la asociación se puso en contacto con Dentix y Sabadell para instarles a la anulación del tratamiento, de la financiación y al reembolso del dinero que había pagado.

En su escrito, la asociación recordaba que la Ley 16/2011, de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo, entiende como crédito vinculado aquel "que sirve exclusivamente para financiar un contrato relativo a la prestación de servicios específicos" y especifica que "ambos contratos constituyen una unidad comercial", por lo que, según el artículo 26 de la misma normativa, "la ineficacia del contrato de consumo determinará también la ineficacia del contrato de crédito destinado a su financiación".

Así, al resolver el contrato por el tratamiento odontológico, la legislación establece que la financiación también debía quedar sin eficacia y, por tanto, se debían devolver al afectado todas aquellas cantidades que había pagado por un servicio que no iban a completarle. En este caso, aquellas que pertenecían a parte de las intervenciones que había sufragado mediante el crédito con Banco Sabadell.

Además, FACUA Sevilla indicaba que, en caso de incumplimiento contractual, el artículo 1.124 del Código Civil señala que "el perjudicado podrá escoger entre exigir el cumplimiento o la resolución de la obligación, con el resarcimiento de daños y abono de intereses en ambos casos".

Finalmente, tras la actuación de FACUA Sevilla, Dentix ha procedido a cancelar el tratamiento y Banco Sabadell ha anulado la financiación vinculada a éste y devuelto a Antonio los 3.559 euros correspondientes a las intervenciones que no llegaron a realizarle.