FACUA.org Versión sólo texto  
Imprimir
Imprimir
FACUA.org - Sevilla - 5 de octubre de 2021

FACUA Sevilla denuncia al restaurante Casa Ozama por impedir el acceso a menores

El establecimiento indica en su web que tiene "acceso reservado para mayores de 18 años", una limitación que no se encuentra recogida en la normativa y que supone un uso discriminatorio del derecho de admisión.

FACUA Sevilla ha denunciado al restaurante Casa Ozama, situado en la Avenida de la Borbolla de la capital hispalense, por impedir el acceso de menores de edad a sus instalaciones y pide que se sancione al local. La denuncia se ha presentado ante la delegación provincial de la Consejería de Presidencia, Administración Pública e Interior, que tiene las competencias en materia de Espectáculos Públicos.

El establecimiento, tal y como ha podido comprobar la asociación, indica en la página principal de su web que tiene el "Acceso reservado para personas mayores de 18 años". A la hora de reservar, el restaurante insiste en su mensaje al señalar que "Le recordamos que el acceso es para personas mayores de 18 años".

FACUA Sevilla advierte de que impedir el acceso a un local exclusivamente por motivos de edad es un uso discriminatorio del derecho de admisión, que no se encuentra amparado por la legislación. Se trata del mismo caso, señala la asociación, que si un establecimiento prohibiera entrar a un colectivo por su etnia, género o lugar de origen.

Recientemente, FACUA ha denunciado a otro establecimiento, el restaurante Balicana, situado en la ciudad de Bilbao, ante la Dirección de Juego y Espectáculos de Euskadi por también limitar el acceso a mayores de 18 años.

Qué dice la ley

Así, la Ley 13/1999, de 15 de diciembre, de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de Andalucía señala, en su artículo 7 en relación al derecho de admisión y sus condiciones que "en ningún caso podrán ser contrarias a los derechos reconocidos en la Constitución española, suponer un trato discriminatorio o arbitrario para los usuarios, o colocarlos en situaciones de inferioridad, indefensión o agravio comparativo".

De igual forma, el artículo 15 de la citada normativa recoge como derecho de los espectadores y asistentes "recibir un trato respetuoso y no discriminatorio por motivo alguno".

En relación a los menores de edad, el artículo 3 del Decreto 10/2003, de 28 de enero, por el que se aprueba el Reglamento General de la Admisión de Personas en los Establecimientos de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas, señala la prohibición del acceso de menores de dieciocho años a "establecimientos de juego" y "salas de cine X", así como el de menores de dieciséis a los "establecimientos especiales de hostelería con música y en los establecimientos de esparcimiento".

Así, FACUA Sevilla señala que el derecho de admisión que establece el restaurante Casa Ozama no responde a ninguno de los supuestos recogidos en la normativa en la que se contempla la prohibición de acceso a menores, por lo que debe entenderse que el establecimiento está ejerciendo este derecho de forma discriminatoria.

La normativa nacional también prohíbe preceptos discriminatorios

Por otra parte, el artículo 15 de la Ley 13/2016, de 28 de julio, de Turismo -cuyo ámbito de aplicación son los establecimientos turísticos como locales o instalaciones donde se prestan al público servicios de restauración, entre otros- recoge que el acceso a los mismos no puede "ser restringido por razones de raza, sexo, religión, opinión, discapacidad o cualquier otra circunstancia personal o social que suponga discriminación".

"El acceso y la permanencia en los establecimientos", continúa, "podrán condicionarse en cumplimiento de reglamentos de uso o régimen anterior", pero estos reglamentos "no podrán contravenir, en ningún caso, lo dispuesto en la presente ley".

De igual forma, el artículo 31 de la citada normativa establece como obligación de las empresas turísticas "permitir el acceso libre y la permanencia a las personas usuarias" sin más restricciones, entre otras, que "el reglamento de régimen interior que establezcan estas mismas empresas". Una vez más, la ley incide en que estos reglamentos "no podrán contener preceptos discriminatorios por razón de raza, sexo, religión y opinión", entre otros.

Por todo ello, la asociación ha solicitado a la delegación provincial de la Consejería de Presidencia, Administración Pública e Interior que inicie las investigaciones que sean oportunas, incoe el correspondiente expediente y sancione al local.

FACUA Sevilla anima y solicita a los usuarios que se encuentren con otros establecimientos que estén tomando medidas de este estilo que se lo comuniquen a la asociación para realizar las denuncias que resulten oportunas.