FACUA.org Versión sólo texto  
Imprimir
Imprimir
FACUA.org - España - 8 de junio de 2022

La Guardia Civil alerta del regreso de la estafa de la llamada perdida

Son cada vez más los casos de personas que reciben llamadas con prefijos de otro país como parte de un engaño telefónico.

La Guardia Civil ha alertado a la ciudadanía a través de sus cuentas oficiales en redes sociales del retorno de la estafa conocida como el timo de la llamada perdida. Un mecanismo recurrente que provoca que la persona engañada acabe pagando más en su factura de teléfono.

El procedimiento que utilizan los autores, ya un viejo conocido, consiste en una llamada perdida de un solo tono con un número desconocido cuyo prefijo corresponde a otro país o cuelgan rápidamente una vez se contesta para que, al resultar desconocido el origen de la llamada, se responda devolviéndola. Lo que el usuario no sabe es que realmente está llamando a una centralita que establece una tarificación especial.

Como indica la Guardia Civil en el aviso, se recomienda estar alerta a varios prefijos para evitar situaciones indeseadas, como es el caso del +355, que corresponde a Albania, el +225 que se trata de un número procedente de Costa de Marfil, el +233 asociado a Ghana y el +234 de Nigeria.

En caso de que no se tenga el número apuntado en la agenda y muestre una extensión ciertamente sospechosa, se puede buscar en Google información sobre el mismo para comprobar su procedencia. Así es posible identificar números de dudosa fiabilidad y evitar pagar de más por una llamada que no se quería hacer.

Si por el contrario se recibe una llamada sospechosa de cualquier empresa cercana, ya sea el banco o la compañía de seguros, es recomendable comprobar siempre la veracidad de la misma. Resulta peligroso facilitar datos privados por teléfono, por lo que si una empresa pide datos personales o el número de la cuenta bancaria, es mejor no facilitarlos.

FACUA-Consumidores en Acción aconseja a los usuarios que si han sido víctimas de una estafa de este tipo denuncien en Policía Nacional o Guardia Civil, reclamen a la entidad bancaria correspondiente de inmediato y acudan a la asociación para que valore realizar acciones en defensa de sus derechos.