FACUA.org Versión sólo texto  
Imprimir
Imprimir
FACUA.org - España - 24 de noviembre de 2018

CAPíTULO 4: SALVAPATRIAS (SEGUNDA PARTE)
Ausbanc: Difamadores, SA

Segunda parte del capítulo 4 de 'Timocracia. 300 trampas con las que empresas y gobiernos nos toman el pelo a los consumidores'. Un libro editado por FACUA y su Fundación.

CAPÍTULO 4: SALVAPATRIAS (SEGUNDA PARTE)

Ausbanc: Difamadores, SA

2. Ausbanc

En los últimos tiempos, en Manos Limpias vienen cobrando especial protagonismo dos de los abogados que "colaboran desinteresadamente"87 para representarla en causas judiciales y hablar en su nombre en los medios de comunicación: Luis María Suárez Jordana de Pozas, que en febrero de 2015 fue condenado a año y medio de prisión por la Audiencia Provincial de Madrid por un delito de estafa88, y Luis Pineda Salido, otro histórico de la ultraderecha que a comienzos de los ochenta fue el líder de la banda terrorista Frente de la Juventud89. Se trata del director de publicaciones y el propietario del holding editorial, jurídico e inmobiliario Ausbanc, que desde hace décadas finge ser una "asociación de usuarios" sin ánimo de lucro, cuando en realidad es un negocio financiado por la banca y numerosas empresas.

Paradójicamente, el director de publicaciones de la que se presenta públicamente como una asociación de defensa de los consumidores ha sido condenado por estafar a un consumidor. "Un tema personal que no tiene más importancia", según Suárez Jordana. En febrero de 2015, la sección séptima de la Audiencia Provincial de Madrid le impuso una pena de dieciocho meses de prisión que ha recurrido ante el Supremo. Se trata de una sentencia por un "delito de estafa impropia por doble venta" que le impone también devolver los 222.000 euros cobrados a la víctima por una vivienda que nunca le entregó y que vendió simultáneamente a otra familia. Los hechos ocurrieron entre 2005 y 2007, durante su etapa como consejero y posteriormente administrador único de Grupo Inmobiliario Arcediano.

Su inmobiliaria también ha sido objeto de demandas por deudas con sus trabajadores. Ante la imposibilidad de ejecutar90 una sentencia dictada en 2009 contra la sociedad91, "en ignorado paradero", por el impago de 9.000 euros a uno de ellos, el Juzgado de lo Social número 19 de Madrid la declaró en octubre de 2012 en situación de "insolvencia total"92 . En 2009, el Juzgado de Primera Instancia número 50 de Madrid condenó a la empresa93 a devolver los 90.151 euros más los intereses del préstamo que le había efectuado cuatro años atrás uno de sus entonces consejeros, Heliodoro Alcaraz García de la Barrera, quien en su día fuera secretario de los consejos de administración de Telefónica y Comunitel. En febrero de 2010, la Seguridad Social94 embargó a Grupo Inmobiliario Arcediano dos pisos en Madrid por deudas que superaban los 60.000 euros.

Suárez Jordana es abogado y tiene una dilatada trayectoria profesional en los sectores financiero, inmobiliario y de telecomunicaciones. A comienzos de la primera legislatura de Aznar fue director general de la entonces denominada Sociedad Estatal de Promoción y Equipamiento de Suelo (Sepes). Llegó allí tras haber ocupado desde mediados de los ochenta distintos cargos de responsabilidad en BBV primero y en Argentaria después. Tras su salida de Sepes, participó en el operador de telecomunicaciones Comunitel como socio fundador y en 2002 se incorporó al Santander, del que salió un año después tras desempeñar la Vicepresidencia Ejecutiva de su negocio en Colombia. Desde entonces participó en un buen número de empresas de distintos sectores, como recoge su perfil en LinkedIn95 aunque entre ellas no menciona a Grupo Inmobiliario Arcediano. Se incorporó a Ausbanc en 2011, donde fue nombrado director de publicaciones en 2014 tras un breve paréntesis como dircom de Unidad Editorial entre febrero y septiembre de 2013.

Imagen: Scooby-Doo (Warner Bros).

En su cuenta en Twitter, el condenado imparte lecciones de moral a diestro y -sobre todo- siniestro, además de desarrollar campañas de difamación. En 2014, un señor con bigote llamado Carlos Calles creó una petición en Change.org96 "para que Rubén Sánchez, portavoz de FACUA, no pida material pedófilo en Twitter". El mismo tipo se abrió una cuenta en esta red social con el fin de dedicarla en exclusiva a alertar al mundo de mis supuestas perversiones pedófilas a través de más de 500 tuits lanzados en sólo unos meses. Pero el tal Calles no era una persona real, sino un fake manejado por alguien más torpe que los villanos de Scooby-Doo97. Casualmente, un día Suárez Jornana lanzó desde su Twitter un mensaje idéntico a los que salían desde el perfil falso, con los mismos errores tipográficos y el mismo extraño código numérico que incluía siempre al inicio del texto. Borró el tuit en cuanto se dio cuenta -de sus fallos de redacción, por supuesto-, pero un cazafantasmas98 se le adelantó, descubrió el pastel99 y hasta le sopló las velas. En otra ocasión manipuló un cruce de tuits100 humorísticos que tuve con una amiga, la actriz y guionista Marta Flich, para presentarme como un "enfermo" que la insultaba y acosaba. Así, tuiteó en reiteradas ocasiones un pantallazo de la conversación, borrando parte de los mensajes, para pedir a la Policía, la Guardia Civil y todas las mujeres del mundo que actuasen contra mis ataques101 a Marta -a la que no sé por qué, llamó "mujer bingo"-. Esta vez no hubo petición en Change.org.

Imagen: Fotograma de Los Cazafantasmas (Columbia Pictures).

Y ahora, busca un sitio cómodo donde sentarte y coge un cubo de palomitas tamaño familiar porque ha llegado el turno de Luis Pineda. "Todos al Santander, maricón102 el último" y "Cómo te gustan los tíos lobos103 en el cine" son dos de las frases que han quedado para la posteridad del propietario de un entramado empresarial multimillonario que se hace pasar por presidente de una altruista asociación de defensa de los consumidores.

Cuando era jovencito, Pineda se hacía llamar Luispi. Era su alias en la banda terrorista de ultraderecha Frente de la Juventud, de la que llegó a ser jefe nacional a comienzos de la década de los ochenta. Esta escisión de Fuerza Nueva creada en 1978 fue durante años el grupo de extrema derecha más violento de España. Sus pistoleros protagonizaron una larga lista de extorsiones, atracos, palizas y actos de terrorismo callejero con armas de fuego y explosivos.

"El Frente de la Juventud era la organización más peligrosa en el escenario político español, después de ETA". La frase es del ministro del Interior de la época, Juan José Rosón, según recoge la web de una asociación104 dedicada a homenajear a uno de los fundadores de la banda, Juan Ignacio González, que fue asesinado en diciembre de 1980.

El 23 de febrero de 1982 se produjo la detención más sonada de Pineda. Le aplicaron la ley antiterrorista105 tras montar un salto con lanzamiento de cócteles molotov, botes de humo, piedras y otros objetos. Fue su forma de conmemorar el primer aniversario del fallido golpe de Estado106. "La Audiencia Nacional ha decretado el ingreso en prisión incondicional de ocho militantes de la organización ultraderechista Frente de la Juventud, entre ellos su jefe nacional", publicó después el diario ABC107.

Dos años después, Luispi y otros veintiocho exintegrantes del Frente de la Juventud fueron "juzgados en la Audiencia Nacional acusados de robos, atracos a mano armada, depósito y tenencia de armas", cuenta el periodista Mariano Sánchez Soler en su libro Los hijos del 20-N. Historia violenta del fascismo español108. Los delitos imputados a Pineda se habían cometido en marzo de 1980, a sólo cinco meses de que alcanzara la mayoría de edad, lo que le sirvió para que su condena fuera de sólo tres meses de arresto mayor.

En 1986, acompañado de uno de sus camaradas en el Frente de la Juventud, Alfonso Solé Gil109, Pineda montó un negocio: Ausbanc. La denominada "Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios" se creó en plena época de efervescencia del movimiento de consumidores. Logró convencer a sucesivos gobiernos del PSOE y el PP de que era una asociación de consumidores, lo que le permitió recibir importantes subvenciones públicas. Se presentaba como una organización independiente y no lucrativa dedicada a la lucha contra los fraudes de la banca. Y ello al tiempo que ingresaba ingentes cantidades de dinero procedente de una larga lista de bancos a los que Ausbanc visitaba para convencerles de que se anunciaran en sus publicaciones o patrocinaran sus eventos.

Durante décadas, los responsables del ya desaparecido Instituto Nacional del Consumo (INC) y las autoridades de protección al consumidor de numerosas comunidades autónomas han mantenido a Ausbanc y sus ramificaciones territoriales en los registros de asociaciones de consumidores. Y ello pese a que según la ley110, este tipo de organizaciones deben carecer de fines lucrativos y tienen prohibido recibir dinero de empresas que comercializan productos o servicios a cambio de hacerles publicidad.

Cuando comenzó a ver cierto peligro, Pineda recurrió a una fórmula bastante zafia para que Ausbanc no dejase de ser reconocida como organización de consumidores y continuase recibiendo subvenciones. En 2002 creó dos entidades supuestamente distintas, con el mismo nombre pero diferentes apellidos: Ausbanc Consumo, que se presentaba como asociación de consumidores sin ánimo de lucro, y Ausbanc Empresas, que pasó a ser el negocio que recibía el dinero de la banca y otras empresas mediante el patrocinio de eventos, la inserción de anuncios en sus publicaciones y la venta de informes. La cosa es que el truco coló durante muchos años, pese a lo evidente que resultaba el hecho de que la Ausbanc que aparentaba ser no lucrativa hacía publicidad del negocio paralelo desde el momento en que se llamaba igual.

Además, entre las dos Ausbanc había trasvases de enormes sumas de dinero. Según sus cuentas, a finales de 2012, Ausbanc Consumo111 tenía invertidos 1,5 millones de euros en Ausbanc Empresas112, además de unos 900.000 euros en una inmobiliaria propiedad de Pineda, Estructuras y Servicios Inmobiliarios SL, y otras "empresas del grupo".

Por fin, en octubre de 2005, durante el primer Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, el Instituto Nacional del Consumo expulsó a Ausbanc113 del registro estatal de asociaciones de consumidores por realizar publicidad comercial, decisión que acabó siendo ratificada por la Audiencia Nacional114 de forma definitiva en noviembre de 2010115. Pero en 2012, pocos meses después de la vuelta del PP al poder, volvió a ser inscribirta en el registro y el Gobierno comenzó a otorgarle de nuevo subvenciones. Dinero público que también busca en las comunidades autónomas, para lo cual también intenta -y en muchos casos ha logrado- que inscriban a Ausbanc como asociación de consumidores. En 2014 volvieron a echarla116 del registro estatal, pero Pineda sigue presentándola fraudulentamente117 como organización de consumidores.

Pineda también hablaba muy bien de las desaparecidas Fórum Filatélico y Afinsa. Hasta el punto de que se personó como acusación popular en las dos causas penales abiertas contra ellas para acabar siendo expulsado por fraude procesal118, ya que parecía que actuaba más bien como defensa. Ausbanc había recibido 2,45 millones de la asociación que controlaban ambas filatélicas antes de su desmantelamiento.

Pero Pineda no trata igual a todas las empresas. En los últimos tiempos, tiene fijación por el BBVA, del que no sólo se dedica a denunciar irregularidades, sino que lo ataca de forma sistemática intentando hacer creer que es "un banco hacia el abismo" conducido por un "viejo avaricioso"119. No ocurría lo mismo cuando le insertaba publicidad en sus revistas. "BBVA demuestra grandeza y, a la vez, cercanía", aseguraba Ausbanc al premiarlo120 por lanzar "el mejor producto financiero de 2004".

"Luis Pineda recibe el impuesto revolucionario de las entidades financieras. Y si no lo recibe las ataca mediante su revista 'Ausbanc' o su panfleto rosa 'Mercado de Dinero'. Esta es la forma de actuar de Ausbanc. O me tratas bien o te trato mal". Esto lo dice la abogada Montse Suárez (en una entrevista con el diario Finanzas.com121), que durante muchos años trabajó en Ausbanc. "La zorra está cuidando el gallinero", advierte Suárez.

Pineda controla un entramado compuesto por más de una decena de sociedades de lo más variopintas: desde inmobiliarias hasta una agencia de viajes, pasando por un bar, un teléfono de asesoramiento financiero de pago, una emisora de radio y un grupo editorial que tiene publicaciones en España, Reino Unido, EEUU y varios países de América Latina. Publicaciones que giran en torno al gran negocio de Pineda, Ausbanc, cuya principal vía de financiación es la propia banca, a través de publicidad en sus revistas y el patrocinio de eventos.

Pero, ¿qué ofrece realmente Ausbanc a sus socios? Pues a cambio de una cuota de alta de 72 euros y 15 euros mensuales, fundamentalmente enviarles las revistas que edita desde su negocio editorial, llenas de publicidad de bancos, y un servicio de atención de consultas que básicamente consiste en orientarles a que presenten denuncias a través de Ausbanc con el fin de cobrarles por ellas. Y lo que piden por ir a los tribunales no es moco de pavo: por representar a un afectado por las cláusulas suelo, además de garantizarse mensualmente el pago de la cuota de socio hasta que finalice el proceso, no sólo hay que abonar los honorarios del abogado, sino que nada menos que el 25% del dinero que consigan recuperarle.

Negocios de muchos millones de euros. Y todos alrededor de la que se presenta como una asociación dedicada a la defensa de los consumidores sin ánimo de lucro.

En agosto de 2008, el entonces delegado de Ausbanc en Baleares, Carlos Hernández Guarch, comunicó al empresario que abandonaba el negocio. "Ten mucho cuidado con hacer una asociación, esto no es solamente legal, te estoy hablando de tema físico, de tema físico, ¿eh?... Mucho cuidado porque os estáis jugando la puta vida", le advirtió Pineda según la transcripción de una llamada telefónica que publicó El Mundo122. "Estoy dispuesto a todo", incluso "a pagar a mafiosos", recogió el diario como parte de la conversación. "Me arrepiento de lo que hice", "lo que me ocurrió fue un arrebato de ira... no sé si divina o diabólica", alegó el presidente de Ausbanc.

Imagen del rodaje de X-Men: Días del futuro pasado (20th Century Fox y Marvel Entertainment).

FINAL DEL CAPÍTULO.

- Aquí puedes acceder al índice de #Timocracia.

__________

87 http://ow.ly/UXLb0.

88 Destapé la existencia de esta sentencia en abril de 2015 en el diario Sabemos. http://ow.ly/UPE6n.

89 http://ow.ly/UXLmK.

90 http://ow.ly/UPJm1.

91 http://ow.ly/UPJzt.

92 http://ow.ly/UPK57.

93 http://ow.ly/UPJZA.

94 http://ow.ly/UPJPI.

95 http://ow.ly/UPJKz.

96 Una plataforma online que recoge peticiones de ciudadanos y organizaciones.

97 Franquicia basada alrededor de la teleserie de animación estadounidense producida por Hanna-Barbera Productions (ahora Warner Bros. Animation) y estrenada por la CBS en 1969. Ha sido llevada al cine en dos ocasiones: Scooby-Doo (EEUU, 2002) y Scooby-Doo 2: Monstruos sueltos (Scooby-Doo 2: Monsters Unleashed, EEUU, 2004), ambas dirigidas porr Raja Gosnell.

98 Los cazafantasmas (Ghostbusters, EEUU, 1984) es una película dirigida por Ivan Reitman.

99 Yo es que en ocasiones me salto las reglas y soy muy de dar de comer a los trolls. Para provocarles una indigestión. http://ow.ly/UPU7b.

100 http://ow.ly/UPUjH.

101 http://ow.ly/UPUn9.

102 http://ow.ly/rDp9n.

103 http://ow.ly/USqOs.

104 http://ow.ly/USqSd.

105 http://ow.ly/USqV8.

106 http://ow.ly/USqXo.

107 http://ow.ly/USqZR.

108 Editado en 1993 por Ediciones Temas de Hoy. http://ow.ly/UPFhh.

109 http://ow.ly/USr5V.

110 http://FACUA.org/trlgdcu.

111 http://ow.ly/USrdc.

112 http://ow.ly/USrfw.

113 http://FACUA.org/1265.

114 http://FACUA.org/4216.

115 http://FACUA.org/5479.

116 http://FACUA.org/8481.

117 http://ow.ly/USv8s.

118 http://FACUA.org/1862.

119 http://ow.ly/USssB.

120 http://ow.ly/USsvX.

121 http://ow.ly/USszx.

122 http://ow.ly/USsD9.