Banca, seguros y servicios financieros

  • Cancelación y subrogación de préstamos

    Estoy interesado en realizar una cancelación de mi préstamo hipotecario. ¿Qué comisiones puede aplicarme la entidad?

    En un préstamo hipotecario la comisión máxima que se puede cobrar es del 1% sobre el capital pendiente de pagos en los préstamos hipotecarios, aunque si el contrato es anterior al 27 de abril de 2003, el límite será de 0,5%. Si el interés pactado es fijo, aunque no está regulado, hay una recomendación del Gobierno para que las entidades rebajen estas comisiones hasta el 2,5%.

    Si se trata de un préstamo hipotecario a interés fijo o variable, formalizado a partir del 9 de diciembre de 2007, la hipoteca recae sobre una vivienda y el prestatario es una persona física, las entidades sólo podrán cobrar, por amortización anticipada total, y si así lo hubieran pactado, una cantidad en concepto de compensación por desistimiento y, en ciertos casos, otra en concepto de compensación por riesgo de interés. Los importes que las entidades podrán cobrar en concepto de compensación por desistimiento no podrán ser superiores:

    - al 0,5% de lo amortizado anticipadamente, si la amortización se produce dentro de los cinco primeros años de vida de la operación, o

    - al 0,25% de lo amortizado anticipadamente, si la amortización se produce en un momento posterior al indicado en el guión anterior.

    - Y, si se hubiera acordado con la entidad una compensación inferior a las indicadas, la compensación a percibir será la pactada.

    La compensación por tipo de interés se rige por las siguientes reglas:

    - En los préstamos a tipo variable, cuya revisión se produzca cada doce meses o menos, la entidad no podrá percibir nada por este concepto.

    - En otros casos, el importe por este concepto será el pactado con la entidad, pero su cobro sólo será posible si la cancelación supone una pérdida para la entidad, lo que normalmente ocurrirá cuando los tipos de mercado sean, en el momento de la cancelación, menores que el que está usted pagando.

    Quiero hacer una cancelación de mi crédito al consumo, ¿qué comisiones puede aplicarme la entidad?

    En los créditos al consumo el tipo de interés a aplicar no superará al 1% del importe reembolsado si el período restante entre el reembolso anticipado y la terminación acordada del contrato de crédito es superior a un año. Si ese período es inferior al año, la compensación no superará el 0,5% del importe del crédito reembolsado anticipadamente.

    En todo caso, la compensación nunca rebasará el importe del interés que el consumidor hubiera satisfecho durante el período de tiempo comprendido entre el reembolso anticipado y la fecha pactada de finalización del contrato de crédito.

    Estoy interesado en subrogar mi hipoteca a otra entidad. ¿Pueden negarse?
    No, la subrogación es aplicable a los contratos de préstamos hipotecarios, cualquiera que sea la fecha de formalización del mismo y aunque no conste en el documento contractual. Conviene recordar que existe la posibilidad de realizar una novación (cambio de condiciones contractuales) con tu propia entidad, de tal forma que ésta puede igualar las condiciones que te hayan ofrecido en otras entidades.
    He cancelado y abonado íntegramente mi hipoteca y la entidad todavía no lo ha notificado al Registro de la Propiedad. ¿Es su obligación notificarlo en un plazo concreto?

    Las entidades no están obligadas a realizar la cancelación de las hipoteca. Esta pueden llevarla a cabo los clientes, obteniendo certificación de haberse pagado la deuda. Por tanto, las entidades financieras únicamente prestan este servicio si lo solicita su cliente.

    Quiero cancelar mi hipoteca, pero el banco me pone objeciones. ¿Qué puedo hacer?
    La cancelación de la hipoteca, para poder ejercerla, debe estar regulada en el contrato, por lo que la ejecución de esta opción no puede ser limitada, siempre y cuando se adecúe a lo pactado.
  • Comisiones bancarias

    ¿Cómo reclamo si tengo problemas con la entidad financiera por el cobro de comisiones?

    Debes presentar una reclamación ante la entidad, que generalmente tiene órganos preparados para atender a sus clientes y que son de dos tipos. Uno es el Departamento o Servicio de Atención al Cliente, cuya existencia es legalmente obligatoria. Es un departamento interno y especializado que debe tener la autonomía necesaria para decidir sobre los conflictos.

    Otro órgano, es el Defensor del Cliente, que es externo a la entidad y su creación es voluntaria. Actuará con independencia de la entidad y total autonomía.

    Ambos deberán acusar recibo por escrito de las quejas que se les presenten y resolverlas o denegarlas igualmente por escrito y motivadamente. Sólo cuando el reclamante acredite que se ha denegado su queja, que ha sido desestimada o que han transcurrido dos meses desde su presentación sin una resolución, se podrá interponer la reclamación ante el Servicio de Reclamaciones del Banco de España.

    ¿Dónde puedo obtener información sobre las comisiones que me están cobrando?

    Las entidades tienen la obligación de poner a disposición de los clientes, debidamente actualizadas, las comisiones habitualmente percibidas por los servicios que prestan con mayor frecuencia, así como los gastos repercutidos en dichos servicios y la periodicidad con que se aplican, todo ello en un formato unificado.

    Esta información estará disponible en todos los establecimientos comerciales de las entidades de crédito, en sus páginas electrónicas y en la página electrónica del Banco de España, y deberá estar a disposición de los clientes, en cualquier momento y gratuitamente.

    ¿Puede cobrarme el banco por querer cambiar las condiciones de mi hipoteca?

    Las entidades pueden exigirte el pago de una comisión por modificar las condiciones de tu préstamo hipotecario. Dicha cantidad debe obedecer a trámites efectivos solicitados por ti y realizados por el banco, como puede ser incluir un nuevo avalista o aumentar el número de años. Debes ser informado previamente y no pueden ser abusivas.

    ¿Puede una entidad cobrarme una comisión muy alta o tiene un límite máximo que no puede exceder?

    El Banco de España no determina generalmente un límite máximo de las comisiones que pueden cobrar las entidades financieras, por lo que éstas tienen libertad absoluta para establecer sus comisiones bancarias y gastos repercutibles. En principio, no tienen establecido ningún límite máximo salvo en aquellos casos en los cuales se establece por una disposición legal dicho límite, como por ejemplo, con la cancelación o amortización anticipada de un préstamo hipotecario o de un crédito al consumo.

    ¿Qué son las comisiones bancarias?

    Las comisiones bancarias son las cantidades que las entidades nos cobran por prestarnos algunos servicios, como por ejemplo, enviar una transferencia, realizar cargos de diversos recibos o administrar una cuenta.

    Se pueden cobrar individualmente, con un cargo concreto por cada servicio, o bien nos las pueden cobrar juntas con un solo cargo genérico, en concepto de comisiones, que es lo que se conoce como tarifas planas en las comisiones bancarias. En cualquier caso, deben responder a servicios realmente prestados y aceptados o solicitados por el usuario.

    Fui a ingresar dinero en una cuenta que no era la mía y me querían cobrar una comisión, ¿es correcto?

    En principio no pueden cobrarte por este servicio. La aceptación de ingresos en efectivo para un abono en una cuenta de la propia entidad receptora constituye una prestación del servicio de caja, inherente al contrato de la cuenta, y por tanto, no puede ser remunerada de forma independiente. Es decir, dado que el servicio de caja, en estos supuestos, se retribuye a través de la comisión de mantenimiento, el adeudo de cualquier otra cantidad se considera improcedente.

    No obstante, en el caso de que solicites un servicio adicional al del simple ingreso de efectivo en la cuenta de un tercero, como, por ejemplo, identificar el concepto de pago o el nombre del ordenante al pagar la cuota de la comunidad de vecinos, el Banco de España determina que las entidades estarían habilitadas a percibir una comisión, siempre que se verifiquen los requisitos para ello (inclusión en las tarifas o la comunicación previa al usuario).

    Hago transferencias de dinero a Francia y me cobran mucha comisión, ¿es correcto?

    La comisión por transferencias puede variar dependiendo de la entidad financiera, si bien en este caso se establece un límite.

    Respecto a las transferencias realizadas hacia el extranjero, dentro de la Unión Europea se aplica el Reglamento N°2560/2001 del Parlamento Europeo y del Consejo de 19 de diciembre de 2001 sobre los pagos transfronterizos.

    Este ordenamiento establece que las comisiones cobradas por una entidad al realizar una transacción de un país a otro en euros, por un valor de hasta 50.000 euros, serán iguales que las comisiones que se cobran dentro del país donde se encuentre realizando dicha transacción.

    En el caso de que se realicen transferencias a países con distinta moneda, se aplicará la comisión correspondiente por el cambio de divisa.

    Por lo que en países como Francia, que tienen la misma moneda, no se aplicaría una comisión por este cambio, y si la transferencia es inferior a 50.000 euros, el cobro por realizar la transferencia será como si se hiciese a una entidad en España.

    Me cobran el mantenimiento de una cuenta que abrí para constituir mi hipoteca y uso sólo para el pago de su cuota. ¿Es correcto?

    No, aunque generalmente se nos obliga a contratar una cuenta corriente para que en la misma se realice el cargo de las cuotas hipotecarias, las entidades no pueden cobrarnos comisiones de mantenimiento y administración, cuando dicha cuenta se usa exclusivamente para ello y se ha obligado a abrirla para el pago del préstamo hipotecario.

    El Banco de España establece con carácter general que, "cuando las cuentas son utilizadas exclusivamente para el pago del préstamo, la prestación del ‘servicio’ en estos casos se lleva a cabo por exclusiva imposición de la entidad, sin que corresponda, por tanto, a los prestatarios soportar el cargo de importe alguno por tal función".

    En este sentido, se considera que "tales situaciones conducen al absurdo de que el cliente pague por cumplir una obligación, que es la apertura de cuenta para facilitar la gestión de la entidad, que ésta le impuso en interés propio, siendo ello claramente contrario al principio de reciprocidad y a las buenas prácticas y usos bancarios".

    Me cobran una comisión por tener una tarjeta para poder sacar dinero de mi cuenta corriente, ¿es correcto dicho cobro?

    Sí, las entidades financieras pueden establecer comisiones por emisión, renovación y tenencia o mantenimiento de tarjetas. Es un importe fijo que se paga cuando te dan la tarjeta y luego generalmente cada año. Igualmente pueden cobrarte por emitir un duplicado de tu tarjeta porque la que tenías se te ha perdido o deteriorado.

    Saco dinero por ventanilla en una sucursal de mi banco distinta a la que tengo mi cuenta y me cobran, ¿es correcto?

    Sí, la entidad puede cobrarte una comisión por retirar efectivo en una oficina distinta del lugar donde está domiciliada tu cuenta cuando presentas al cobro un cheque o solicitas un reintegro por caja en concepto de gastos de comprobación de firma y la existencia de fondos.

    No obstante, la mayor parte de las entidades financieras estarán dispuestas a prestarte este servicio sin ningún tipo de coste.

    Si mi cuenta se ha quedado en descubierto, ¿pueden aplicarme automáticamente una comisión por reclamación?

    La entidad sí puede cobrarte una comisión por este concepto. Así lo determina el Banco de España cuando señala que "la comisión que responde a la reclamación de descubiertos como consecuencia de haber quedado sus cuentas en esa situación, y que podrá únicamente adeudarse si se dan los requisitos ya citados más arriba y que resumidamente son: deben responder a una reclamación formal de posiciones deudoras; tratarse de gastos realmente habidos; que estén debidamente justificados, y que su repercusión al cliente esté prevista en el documento contractual".

  • Créditos al consumo
    ¿Cómo puedo saber si una entidad que ofrece "créditos rápidos" es legal?
    El Banco de España tiene un listado de las entidades que operan bajo su supervisión. Esta supervisión del Banco de España asegura que estas entidades operen con unas garantías determinadas en el mercado. Por lo tanto podemos acudir a la página oficial del Banco de España (www.bde.es) para corroborar este dato.
    ¿Existe algún límite para los tipos de interés de los denominados créditos al consumo?
    Los intereses excesivos vienen regulados por una ley de principios del siglo XX por lo que está totalmente obsoleto. En la práctica no existen límites al tipo de interés.
    ¿Qué recomendaciones debo seguir antes de contratar un crédito al consumo?
    En primer lugar, es recomendable saber qué cantidad económica necesitas realmente. En segundo término, se deberá presupuestar el gasto que se quiere asumir en la operación. Una vez concretados los puntos anteriores se recomienda hacer un estudio lo más amplio posible de los productos financieros que se adecúen a las características anteriormente indicadas. Para el cálculo del coste, el dato esencial a conocer es el interés que se va a pagar, que vendrá referenciado por el TAE. En muchas ocasiones se contrata un préstamo con las características de que lo van a conceder en muy poco tiempo y casi sin tener que ofrecer garantías, y por eso cobran más. En este sentido hay que indicar que muchas entidades financieras (bancos y cajas) pueden tramitar el mismo préstamo en igual plazo de tiempo de gestión. El hecho de que no pidan garantías es algo por lo que no hay que guiarse ya que si tu economía no puede asumir esta operación, en un futuro podrías caer en una situación de endeudamiento, que evidentemente supondría multiplicar los gastos.
  • Créditos Rápidos
    1

    ¿Qué es un crédito rápido?

    Los créditos rápidos pueden considerarse como un medio alternativo de financiación consistente en la puesta a disposición de pequeñas cantidades de dinero, con reducidos plazos de devolución y a tipos de interés superiores a los créditos tradicionales. Son otorgados por entidades financieras o empresas no financieras de capital privado y suelen responder a necesidades puntuales y urgentes de liquidez. Este producto financiero suele asociarse, además, con la falta de exigencia de garantías y con la celeridad en su otorgamiento y puesta a disposición.

    Los créditos rápidos no cuentan con definición legal alguna ni regulación o tratamiento específico aplicable, quedando sometidos a la regulación contenida en la Ley 16/2011, de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo. Dicha normativa recoge una serie de previsiones dirigidas a proteger al consumidor en la contratación de créditos cuyo importe sea superior a 199 euros e igual o inferior a 75.000 euros.

    2

    Tengo intención de solicitar un crédito rápido, ¿existe normativa que los regule?

    La cantidad del crédito es un aspecto relevante a tener en cuenta a la hora de solicitar un crédito rápido, en la medida en que determina la regulación aplicable a la contratación en cuestión.

    En este sentido, si el importe total del crédito es igual o superior a 200 euros, resulta aplicable la regulación especial contenida en la Ley 16/2011, de 24 de junio, de Contratos de Crédito al Consumo, sin perjuicio de otras normas complementarias que pudieran resultar también aplicables.

    En caso de que el importe total del crédito no alcance los 200 euros (o sea, hasta 199 euros), resulta de aplicación la regulación general en materia de consumo, contenida en el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, sin perjuicio de otras normas complementarias que pudieran resultar también aplicables.

    Debe matizarse, además, que el importe total del crédito se refiere al importe estrictamente prestado, independientemente de que éste aparezca distribuido en un único contrato o en contratos diferentes.

    ¿Debe informarme el prestamista sobre los cambios relacionados con el tipo deudor aplicable?

    El tipo deudor es el tipo de interés expresado en porcentaje y aplicado con carácter anual al importe del crédito, pudiendo ser fijo o variable.

    El prestamista tiene la obligación de informarte de cualquier modificación del tipo deudor antes de que el cambio se produzca, debiendo hacerte constar la cuantía del importe de los pagos una vez que el nuevo tipo deudor resulte aplicable.

    ¿Están sujetos los prestamistas al control o supervisión de algún organismo público?

    En caso de que el préstamo te lo otorgue una entidad de crédito (bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito, entre otras), éstas se encuentran sometidas al control y la supervisión del Banco de España, las cuales, entre otras cuestiones, deben adherirse a fondos de garantías de depósitos, comunicar cualquier cambio en su estructura accionarial, requieren de autorización previa para poder prestar servicios transfronterizos, etc.

    En caso de que el préstamo se celebre a través de un intermediario de crédito, la Ley 2/2009, de 31 de marzo, es la que los controla. Dicho control es ejercido por los órganos de consumo y, entre otras cuestiones, se concreta en el deber de inscribirse en el registro de la comunidad autónoma en el que se encuentre su domicilio social o en el registro de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), así como otras obligaciones relacionadas con la publicidad, transparencia e información previa, con intención de reforzar la protección de consumidores y usuarios.

    En caso de que el crédito te lo otorgue una empresa no financiera de capital privado, empresas dedicadas a la concesión de préstamos personales a corto plazo, éstas no se encuentran sometidas a la supervisión del Banco de España, ni tampoco se les impone la obligación de estar inscritas en los registros de los órganos de consumo enunciados en el párrafo anterior, lo que les permite desenvolverse en un marco menos garantista para el consumidor.

    ¿Existe algún tope legal respecto de los intereses aplicables?

    Los intereses aplicables en la concesión de un crédito podrían encontrar su limitación en la Ley de Represión de la Usura (más conocida como Ley Azcárate, de 1908), que declara la nulidad del contrato en aquellos casos en los que sus condiciones puedan resultar leoninas. Esto es, exijan a una de las partes del contrato el cumplimiento de condiciones particularmente duras, especialmente en los casos en los que se estipule un interés notablemente superior al interés normal del dinero (ya sea respecto al interés remuneratorio, al de demora o, en su caso, al nivel de los dos, según señala la STS 677/2014, de 2 diciembre) y desproporcionado con las circunstancias del caso en los que dicho interés haya sido aceptado como consecuencia de la situación angustiosa del consumidor, de su inexperiencia o de la limitación de sus facultades mentales.

    El Banco de España señala que no existe tope legal alguno respecto de los tipos de interés en los créditos rápidos o en cualquier otro tipo de crédito.

    Sin embargo, pese a que la citada Ley Azcárate sanciona la estipulación de este tipo de intereses con la nulidad radical del préstamo, no establece un tipo de interés concreto a partir del cual puedan considerarse como usureros. Ello supone que la calificación de los mismos a efectos de la usura en sentido legal no pueda hacerse en tanto por ciento de devengo sobre el principal, sino que dependa de las circunstancias en que se desenvuelva el mercado monetario en un momento determinado. Pese a que, como se indica, deben ser tenidas en cuenta las circunstancias del caso en concreto, puede tenerse en consideración que la jurisprudencia del Tribunal Supremo ha venido apreciando como usureros a los intereses que oscilan en torno al 30% (STS 677/2014, de 2 diciembre; STS 422/2002, de 7 mayo).

    Debe precisarse, de otro lado, que la declaración de nulidad del contrato de crédito comunica sus efectos a las garantías accesorias contratadas (STS 406/2012, de 18 junio), como, por ejemplo, la suscripción de un contrato de seguro accesorio al contrato principal. De esta forma, la declaración de nulidad el contrato de crédito produciría los mismos efectos jurídicos respecto del contrato de seguro accesorio.

    ¿Pueden concederme un crédito estando inscrito en un registro de morosos o sin tener capacidad de solvencia?

    El prestamista tiene la obligación de evaluar tu solvencia económica de forma previa a la celebración del contrato, así como a informarte, en caso de que lo solicites y de forma gratuita, de los resultados y pormenores que hayan podido surgir al respecto en caso de que te hubiera denegado el crédito (si dicha denegación se produce como consecuencia de la consulta de ficheros de solvencia patrimonial y crédito).

    Aunque en la práctica, el alcance real del proceso de evaluación de solvencia económica queda a criterio del prestamista, debe matizarse que puesto que en muchos casos las empresas dedicadas a ofrecer este tipo de productos utilizan estrategias de publicidad y marketing dirigidas a consumidores sin capacidad solvente e, incluso, inscritos en registros de morosos, éstas podrían ser sancionadas conforme al régimen sancionador previsto en la Ley 16/2011, de 24 de junio, de Contratos de Crédito al Consumo, por infracción de su artículo 14.

    ¿Puedo pagar la deuda antes de tiempo?, ¿qué tendría que pagar?

    Si lo deseas, puedes reembolsar el crédito en cualquier momento, total o parcialmente y beneficiándote de la reducción del coste total de éste. No obstante, puede que tengas que compensar al prestamista por su pérdida de ingresos.

    Si pagas de forma anticipada tu deuda dentro de un período en el cual el tipo deudor es fijo, puede que tengas que abonar al prestamista por los costes derivados del pago anticipado de la deuda, con el límite, en todo caso, del 1% del importe del crédito abonado anticipadamente y en el supuesto de que desde el reembolso anticipado y la terminación acordada en el contrato exista un plazo superior a un año. En caso de que dicho periodo no supere el año, la compensación nunca podrá ser superior al 0,5%.

    En cualquier caso, la compensación no puede ser mayor que el importe total de interés que habrías pagado.

    ¿Qué información tengo derecho a recibir antes de firmar un contrato de crédito rápido?

    Antes de que firmes el contrato, el proveedor de créditos está obligado a proporcionarte, con suficiente tiempo, información fundamental relacionada con las condiciones de contratación. Esta información debes recibirla de forma gratuita, en un formato claro, soporte papel o cualquier otro duradero y en un impreso normalizado (recogido en el Anexo II de la Ley), en el que se recojan todos los aspectos señalados en el artículo 10.3 de la Ley 16/2011, de 24 de junio, de Contratos de Crédito al Consumo. Entre otros aspectos, deberás disponer de información relativa a la identificación del prestamista, descripción del producto ofrecido (importe total a pagar, duración del contrato, entre otros), costes del crédito (tipo deudor, TAE, costes relacionados, entre otros.), existencia o ausencia de derecho de desistimiento, etc.

    Debido a la importancia de la cuestión, la Ley sanciona el incumplimiento de estos requisitos con la anulabilidad del contrato.

    Además, en caso de que intervenga en la contratación un intermediario de crédito, éste debe proporcionarte, forma gratuita y con 15 días naturales de antelación mínima a la celebración del contrato de intermediación o antes de que asumas cualquier obligación, información relacionada con la propia empresa, el servicio de intermediación ofrecido y el contrato de intermediación en cuestión.

    ¿Tengo derecho a recibir una copia de mi contrato?

    No sólo tienes derecho a recibir una copia del contrato de crédito que hayas firmado, sino que resulta obligatorio para el prestamista facilitártelo. El contrato debe resultar legible, con contraste de impresión adecuado y debe estar redactado en un lenguaje claro y conciso. Además, ten en cuenta que debes recibirlo en formato papel o en cualquier otro soporte duradero.

    En él, entre otras cuestiones, debe constar información sobre el tipo de crédito, el importe total adeudado, el tipo deudor, la tasa anual equivalente (TAE), las consecuencias en caso de impago, además del resto de aspectos recogidos en el artículo 16.2 de la Ley 16/2011, de 24 de junio, de Contratos de Crédito al Consumo.

    La Ley sanciona el incumplimiento de estos requisitos con la posibilidad de anular el contrato. Además, debe tenerse en cuenta que la entrega de las condiciones del contrato y de la información contenida en el artículo señalado resulta de tal importancia que, de entregarse en un momento posterior, el plazo para ejercitar el derecho de desistimiento empieza a computarse desde que se produzca dicha entrega. 

    En caso de que el contrato de crédito se celebre empleando una técnica de comunicación a distancia (vía telefónica o internet, por ejemplo), tienes derecho a obtener, en cualquier momento, las condiciones del contrato en soporte papel u otro soporte duradero.

    En caso de que se me cobre indebidamente algún importe, ¿qué derechos tengo como consumidor?

    En el caso de que abones cobros que no debes, tienes derecho a reclamar, además del importe abonado indebidamente, su interés legal, a menos que el interés contractual sea superior.

    Además, si el prestamista te los hubiera cargado de forma dolosa o negligente, tienes derecho a reclamar por los daños y perjuicios ocasionados que, en ningún caso, serán inferiores al interés legal incrementado en cinco puntos, a menos que el interés contractual sea superior al legal, incrementado también en cinco puntos.

    He firmado el contrato de crédito rápido, ¿es posible arrepentirse?

    Si dudas sobre la conveniencia del contrato de crédito que has firmado, dispones de un plazo de catorce días naturales desde la fecha de celebración para desistir del contrato, sin tener que soportar penalización alguna ni necesidad de justificar tu decisión. El empresario tiene la obligación de informarte de que te asiste tal derecho.

    Para que dicho derecho se considere ejercitado, deberás comunicárselo a la otra parte empleando el formato papel o cualquier otro soporte duradero. Puedes realizar dicha comunicación por cualquier procedimiento, siempre y cuando permita dejar constancia de ello y de la fecha en que tuvo lugar, sin que el prestamista pueda exigirte que lo hagas bajo una determinada forma (si lo hace, será considerado como nulo y no puesto).

    Se entenderá que has ejercitado válidamente tu derecho de desistimiento si se lo has comunicado al prestamista antes de que expire el plazo de catorce días, resultando indiferente que éste lo haya o no recibido antes de que finalice dicho plazo.

    Tendrás que abonar únicamente, en el plazo de treinta días desde que ejerzas tu derecho de desistimiento, el capital y el interés acumulado sobre dicho capital entre la fecha de disposición del crédito y la fecha de reembolso del capital, sin que el prestamista pueda reclamarte ninguna otra compensación.

    Es conveniente que tengas en cuenta, además, que si has recibido las condiciones del contrato después de que se hubiera producido su celebración, el plazo de desistimiento empieza a computarse desde el momento en que recibieras dichas condiciones contractuales.

    No debes olvidar que son consideradas como nulas todas las cláusulas que te penalicen por el hecho de haber ejercitado tu derecho a desistir del contrato celebrado.

    He recibido una llamada telefónica en la que se me ofertaba el otorgamiento de un crédito rápido, ¿cómo puedo saber si me interesa?

    Tienes derecho a que tanto el prestamista como el intermediario de crédito te entreguen, en caso de que lo solicites, de forma gratuita, antes de la celebración del contrato y en formato papel o en cualquier otro soporte duradero, un documento que comparta y recoja todas las características sobre las condiciones del contrato.

    Además, dicho documento será considerado como oferta vinculante que deberán conservarte durante un plazo mínimo de catorce días naturales desde su entrega. Deberán respetar, por tanto, las condiciones ofrecidas durante dicho plazo, con intención de que puedas valorar de forma pormenorizada si la oferta es la que más se adapta a tus necesidades.

    He resuelto de forma anticipada un contrato de crédito vinculado a un contrato de seguro, ¿tengo derecho al reembolso de la parte de la prima no consumida?

    Sí. En caso de que tu contrato de crédito se encontrase vinculado a un contrato de seguro y hayas pagado tu deuda crediticia antes de tiempo, tienes derecho a que la compañía de seguros te devuelva la parte de la prima no consumida.

    En este sentido, el artículo 30.6 de la Ley 16/2011, 24 de junio señala que “El reembolso anticipado de créditos que cuenten con un seguro vinculado a la amortización del crédito o a cuya suscripción se haya condicionado la concesión del crédito o su concesión en las condiciones ofrecidas, dará lugar a la devolución por parte de la entidad aseguradora al consumidor de la parte de prima no consumida”.

    He visitado varias webs con intención de solicitar un crédito rápido pero no entiendo la información que se me facilita, ¿quién puede asesorarme?

    El prestamista y el intermediario de crédito (en el supuesto de que éste último exista) tienen el deber de asesorarte en la decisión sobre el contrato de crédito. Además, deberán hacerlo teniendo en cuenta tus necesidades y tu situación financiera, debiendo ofrecerte el producto que más se adecúe a éstas.

    Por ello, deberán explicarte de forma personalizada las características de los productos que te propongan, así como advertirte de los riesgos en los que puedas incurrir en caso de impago o de endeudamiento excesivo, a fin de que puedas comprender las repercusiones que pueda ocasionar el contrato de crédito en tu situación económica.

    Si al firmar el crédito tuve que contratar también un seguro accesorio y he desistido del contrato de crédito, ¿qué ocurre con el contrato de seguro?

    En caso de que la concesión de tu crédito estuviera vinculada a la suscripción de un seguro accesorio, el contrato de seguro queda sin efecto si se ejerce el derecho de desistimiento respecto del derecho de crédito, con el derecho al reembolso de la parte de prima no consumida.

    En el caso concreto de que el contrato de seguro suscrito hubiera sido un seguro de vida accesorio al contrato de crédito y hayas ejercido tu derecho de desistimiento respecto del contrato principal, debes comunicar al asegurador tu voluntad de resolver el contrato en los treinta días siguientes a la fecha en la que te entregó la póliza o el documento de cobertura provisional para que dicho contrato de seguro se entienda ineficaz.

  • Hipotecas: intereses y pagos

    ¿Cómo puedo reclamar?

    Las entidades de crédito disponen por ley de un Departamento o Servicio de Atención al Cliente que debe acusar recibo por escrito de las reclamaciones y resolverlas o denegarlas formal y motivadamente. Si acreditas la denegación o desestimación de la reclamación o que han transcurrido dos meses sin que haya una resolución, puedes reclamar ante el Servicio de Reclamaciones del Banco de España. Recuerda que puedes acudir a asociaciones de consumidores como FACUA para tramitar reclamaciones y asesorarte sobre las condiciones de tu hipoteca.

    ¿Es obligatorio contratar seguros o planes de pensiones con la hipoteca?

    Depende. Si tu hipoteca establece como condición para mantenerte ciertas condiciones económicas o bonificaciones la obligación de tener contratados estos productos, sí. Si no dice nada, únicamente es obligatorio contratar un seguro de daños sobre el bien hipotecado que cubra, como mínimo, el caso de incendio, con el fin de asegurar la conservación de su valor y la garantía que implica. Pero este seguro no tiene por qué estar contratado con la aseguradora determinada por la entidad, por lo que puedes elegir la aseguradora siempre que se lo notifiques a tu banco.

    ¿Qué diferencias hay entre el interés fijo y el variable?

    El tipo de interés es el precio que cobran las entidades por dar un préstamo. Se calcula aplicando un porcentaje sobre el capital pendiente de devolución en cada momento. Para ello suele tenerse en cuenta un índice de referencia, como el euríbor, uno de los más usuales en España. A éste se le suma un diferencial ofertado por el banco, lo que da lugar al tipo de interés. Un ejemplo podría ser una hipoteca con tipo de interés euríbor + 0,50%. Según se mantenga el interés constante o no a lo largo de la vida del préstamo, éste puede ser fijo o variable.

    Para los préstamos con interés variable, se toma como referencia el valor del índice de referencia en el momento de la contratación o de la revisión de la hipoteca, normalmente semestral o anual, más el diferencial ofertado. Conforme se sucedan las revisiones, el índice de referencia irá cambiando a lo largo del tiempo, y por lo tanto, también cambiará la cuota.

    En el caso de los préstamos con interés fijo, la cuota permanece estable todo el tiempo, por lo que siempre pagaremos el mismo tipo de interés sin que le afecten las variaciones de ningún índice de referencia.

    ¿Qué es una hipoteca?

    Una hipoteca es un producto que permite a las personas recibir una cantidad de dinero, generalmente para la adquisición de una vivienda, a cambio de devolver esta cantidad más ciertos intereses a través del pago de unas cuotas mensuales durante un número de años pactados.

    Por su parte, la entidad financiera se asegura el cobro del préstamo con la garantía del inmueble hipotecado, ya que si el deudor no paga las cantidades a las que se ha comprometido, la entidad puede llegar a quedarse con él. Y si con ello no se satisface la totalidad de lo prestado, el hipotecado puede verse obligado a tener que responder con su patrimonio.

    Además del euríbor, ¿existen otros índices de referencia?

    En la actualidad, según el Banco de España, los índices de referencia oficiales son:

    -Referencia interbancaria a un año (Euríbor). Es la media aritmética simple de los valores diarios de los días con mercado de cada mes, del tipo de contado publicado por la Federación Bancaria Europea para las operaciones de depósito en euros a plazo de un año calculado a partir del ofertado por una muestra de bancos para operaciones entre entidades de similar calificación.

    -Tipo interbancario a un año (Míbor). Este índice sólo es un índice oficial para los préstamos hipotecarios anteriores al 1 de enero de 2000. Se define como la media simple de los tipos de interés diarios a los que se han cruzado operaciones a plazo de un año durante los días hábiles del mes en el mercado de depósitos interbancario de Madrid (de ahí la eme de mibor).

    -Tipo de rendimiento interno en el mercado secundario de la deuda pública. El cálculo de este índice viene dado por los rendimientos obtenidos en el mercado secundario, en las operaciones realizadas con títulos de deuda pública cuyo vencimiento residual se sitúe entre dos y seis años.

    -Tipo de los préstamos hipotecarios a más de tres años concedidos por el conjunto de las entidades de crédito. Se define como la media simple de los tipos de interés medios ponderados por los principales de las operaciones de préstamo con garantía hipotecaria de plazo igual o superior a tres años para la adquisición de vivienda libre iniciadas o renovadas por los bancos y cajas de ahorro en el mes a que se refiere el índice. En el cálculo de la media se utilizan tipos anuales equivalentes.

    -Tipo medio de los préstamos hipotecarios entre uno y cinco años, para adquisición de vivienda libre, concedidos por las entidades de crédito en la zona del euro. Es la media aritmética ponderada por el volumen de operaciones, de los tipos de interés aplicados a las nuevas operaciones de préstamo o crédito a vivienda en las que se prevea un período de fijación del tipo de interés de entre uno y cinco años, realizados en euros con hogares residentes en la zona del euro.

    -Permuta de intereses/Interest Rate Swap (IRS) al plazo de cinco años. Es la media simple mensual de los tipos de interés diarios Mid Spot del tipo anual para swap de intereses, para operaciones denominadas en euros con vencimiento a cinco años, calculados por la ISDA (International Swaps an Derivatives Association, Inc.).

    He pedido que me amplíen el plazo de la hipoteca, pero me quieren cobrar comisiones. ¿Es legal?

    Las entidades pueden establecer una serie de comisiones por modificación de condiciones o por cambio de garantías, debido a los trámites que deben realizarse o al análisis de riesgos que pueden suponer para la entidad las modificaciones que se hagan. No obstante, para los préstamos hipotecarios a interés variable, cuando la modificación sólo se refiera a la ampliación del plazo del préstamo, la comisión no puede ser superior al 0,1% sobre el capital pendiente de amortizar.

    Llevo muchos meses pagando lo mismo, aunque creía que tenía interés variable. ¿Es normal o tengo una cláusula suelo?

    En este caso, debes consultar tu contrato de hipoteca por si en éste aparece alguna limitación a la variación de los tipos de interés. La conocida como cláusula suelo, por ejemplo, establece un porcentaje mínimo de interés que no permite a los hipotecados beneficiarse de las oscilaciones del tipo de interés que tengan pactado.

    Existen generalmente dos tipos de cláusula suelo. Por un lado, están las que, en caso de que el índice de referencia sea inferior a un porcentaje determinado, será este mismo el que se tenga en cuenta como índice de referencia (al cual habrá que aplicarle el diferencial pactado). Por otro, en las que, aunque el índice de referencia más el diferencial pactado sean inferiores al porcentaje, será éste el tipo de interés que se tendrá en cuenta. De igual forma, también existen las cláusulas techo.

    En cualquier caso, la existencia de estas cláusulas debe ser informada a la hora de contratar la hipoteca. Si la entidad no te hubiera informado, podría considerarse esta cláusula como abusiva y exigir su eliminación.

    Me ha avalado un familiar, ¿qué pasa si no pago?

    En caso de que no puedas pagar tu hipoteca, la persona que haya firmado como avalista del préstamo deberá responder no sólo con su nómina o pensión, sino con todo su patrimonio. Existe la posibilidad de dejar de ser avalista de una hipoteca, pero será el banco el que acepte hacer esta modificación. De igual modo sucede si se quieren cambiar los avalistas.

    Me he retrasado en el pago de la hipoteca, ¿pueden cobrarme por ello?

    Sí, la entidad puede cobrar intereses de demora por el retraso en el pago de las cuotas de un préstamo hipotecario. Hasta hace poco, algunas entidades imponían intereses de demora abusivos, que oscilaban entre el 20% y el 29%. Ahora, estos intereses no pueden ser superiores a tres veces el interés legal del dinero, y sólo pueden devengase sobre el principal pendiente de pago.

    Si tu entidad pretende cobrarte unos intereses de demora superiores a los límites legales deberás poner una reclamación para que no te los apliquen y que te devuelvan lo cobrado indebidamente.

    Me van a desahuciar, ¿qué puedo hacer?

    Si estás dentro de colectivos de especial vulnerabilidad, como familias numerosas, personas en desempleo con prestaciones agotadas u otras situaciones que se ajusten a unas especiales condiciones económicas, la Ley 1/13 de medidas para reforzar la protección de los deudores hipotecarios prevé la paralización de determinados desahucios. En Andalucía, la ley 4/13 de medidas para asegurar el cumplimiento de la función social de la vivienda amplía la normativa estatal y prevé incluso la expropiación temporal a los bancos de las viviendas hipotecadas para evitar desahucios. Además, en caso de que tu hipoteca tenga cláusulas abusivas, como la cláusula suelo o intereses de demora superiores al legal, puedes solicitarle al juez la nulidad o paralización del procedimiento hasta que se resuelvan estas cuestiones.

    No puedo pagar la hipoteca, ¿qué puedo hacer?

    Lo primero que tienes que hacer es ponerte en contacto con tu entidad, explicarles tu situación económica y plantearles la renegociación de la deuda. Desde 2012, la ley ofrece una serie de alternativas para personas que se encuentren en una precaria situación económica y cumplan una serie de requisitos, como estar incluido en lo que se denomina umbral exclusión, regulado en el RD 6/12 de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos.

    Puede que te ofrezcan reestructurar tu deuda hipotecaria con una carencia durante un tiempo, con un límite máximo del tipo de interés; una quita de parte de la deuda, para que de este modo el capital que debas sea menor; o que incluso te concedan la dación en pago de tu vivienda.

    Esta última fórmula consiste en la entrega del bien hipotecado a la propia entidad o a un tercero que ésta designe, con lo que quedaría definitivamente cancelada la deuda y todas las responsabilidades personales del deudor y de terceros respecto de esta. Además, si lo solicitas, puedes permanecer hasta dos años en la vivienda como arrendatario pagando una renta anual del 3% del importe total de la deuda en el momento de la dación. Pero, pese a que te la concedan, puede que sigas debiéndole algo a tu banco.

  • Préstamos: solicitud y condiciones generales
    ¿Cada cuánto tiempo puede revisarme mi entidad financiera el índice en mi hipoteca?
    La revisión dependerá del contrato que se haya firmado y de las estipulaciones reflejadas en el mismo, pudiendo ser éstas cada seis meses, un año o con fechas de referencia concretas, entre otras. Al suscribir una hipoteca es recomendable prestar especial atención a las condiciones contractuales fijándose, en caso de créditos variables, en las condiciones iniciales (índice de referencia y diferencial), el tipo de revisión que se va a aplicar y las condiciones que se aplicarán en cada revisión (índice de referencia y diferencial), que pueden ser distintas que las acordadas para el primer periodo del crédito hipotecario.
    Estoy interesado en contratar una hipoteca, pero los bancos que he visitado no me facilitan información por escrito. ¿Puedo exigirla?

    Sí, las entidades están obligadas a entregar a los usuarios la Ficha de Información Precontractual (Fipre) que tendrá carácter orientativo y gratuito, y la entidad lo ofrecerá en sus canales de comercialización. 

    Una vez elegida la entidad de crédito con la que quieres contratar el préstamo hipotecario y tras facilitar a la entidad información sobre tus necesidades de financiación y situación financiera, tendrán que facilitarte, de manera gratuita y siempre antes de que te vincules con la entidad, una Ficha de Información Personalizada (Fiper). Cualquier información adicional facilitada por la entidad al cliente se deberá adjuntar a esta.

    Si ambas partes, usuario y entidad, muestran voluntad de contratar el préstamo hipotecario, tras obtenerse la oportuna tasación del inmueble, hechas las averiguaciones registrales y comprobada la capacidad financiera del cliente, la entidad tendrá que entregarte una oferta vinculante, con al menos siete días de antelación de la firma de la escritura. Esta se entregará mediante una Fiper, en la que adicionalmente se especificará el carácter de oferta vinculante y su vigencia.

    El usuario dispondrá de un plazo de al menos tres días para consultar las escrituras antes de su firma. 

    Estoy interesado en solicitar un crédito y quiero saber qué documentación deben facilitarme.
    Cuando se solicita un crédito hipotecario, la entidad financiera debe facilitar al consumidor el contrato por escrito, indicando el interés aplicable (expresado como TAE), condiciones del interés (índice de referencia en caso de variable) y sus modificaciones, importe del préstamo, periodicidad de los pagos, así como todos los gastos que lleve aparejado (comisión de apertura, de estudio, etc.) y si existe la obligación de constituir algún seguro en garantía del pago. En caso de crédito personal, el empresario estará obligado a entregarle antes de la celebración de contrato, si el consumidor lo solicita, un documento con todas las condiciones del crédito como oferta vinculante, que mantendrá durante 10 días, salvo circunstancias extraordinarias. El contrato será por escrito y contendrá, además de las condiciones esenciales del contrato: - La indicación de la Tasa Anual Equivalente: porcentaje de las consideraciones en que este porcentaje puede modificarse. - Una relación del importe, número y periodicidad o las fechas de los pagos que debe realizar el consumidor para el reembolso del crédito y el pago de los intereses y demás gastos, así como el importe total de esos pagos cuando sea posible. - La relación de elementos que componen el coste total del crédito.
    He calculado la cuota de mi hipoteca y he observado que la entidad está aplicando el interés incorrectamente. ¿Cómo puedo actuar en éste caso?
    El cálculo de la cuota parte de la aplicación de una fórmula de matemáticas financieras y no se corresponde con una operación de porcentaje normal. Por ello, para saber si la cuota es correcta es aconsejable que un economista realice los cálculos necesarios. Una vez realizadas las operaciones, si la cuota pagada es incorrecta, habrá que presentar reclamación contra la entidad.
    He estado en el notario firmando la hipoteca de mi nueva casa y en la lectura del mismo había un error. Si me niego a firmar, ¿pueden repercutirme los gastos de la notaría?
    Si el error es imputable a la entidad financiera, no deben repercutirte una falta de diligencia en la gestión del asunto.
    Tengo una hipoteca con interés variable y han comenzado a aplicarme el nuevo tipo. ¿Cómo puedo saber que éste es correcto?
    En el contrato o bien en la escritura del préstamo debe recogerse cómo variará el interés y los índices de referencia que para esa variación se van a aplicar. Tendrás que leer el contrato o la escritura y compararlo con el aplicado. En caso de duda, puedes efectuar la consulta a la propia entidad o al Banco de España, si los índices no se entienden.
  • Reunificación de deudas
    Me han ofrecido una reunificación de préstamos para pagar menos cuota cada mes. ¿En qué debo fijarme para saber si realmente me interesa?
    Lo más importante a tener en cuenta es saber cuánto supone el coste total del servicio que se está contratando, ya que si bien se va a gastar menos cada mes, al final el importe que se termina abonando es muy superior al anteriormente contratado. Por ello debes calcular la cantidad total que vas a tener que pagar para ver si realmente te conviene dicha operación. Al ampliar el plazo del pago, tendrás que tener en cuenta otros posibles gastos y préstamos que se puedan acumular en ese periodo de tiempo, ya que podrías caer en endeudamiento.
    Si reunifico todas mis deudas, ¿tengo que cancelar cada una de ellas y pagar el coste por cancelación total que eso supone?
    Sí, en la reunificación lo que se hace es pedir prestado más dinero para pagar todo lo que se debe (esto supone la cancelación de todos los créditos abiertos), con un plazo más amplio (se compra más tiempo para poder pagar). Es decir, la cancelación de cada una de las deudas va a suponer un gasto que deberá ser sumado al calcular el coste total de la operación.
  • Seguros de decesos
    ¿Hay una edad mínima y/o máxima para contratar el servicio de seguro de decesos?
    No, aunque cuanta más edad se tenga, más caro será el seguro, ya que la probabilidad de que ocurra el siniestro a cubrir es más alta.
    ¿Puedo recuperar el dinero invertido en el seguro de decesos en algún momento?
    Normalmente, este tipo de contratos no se entienden como una inversión, por lo que no existe la posibilidad de realizar rescate de lo pagado.
    ¿Qué cubre un seguro de decesos?
    Depende de lo contratado. En principio, el servicio funerario solamente, así como posibles características del mismo o transporte del finado.
    ¿Qué es la solicitud de seguro de decesos?
    Es un documento mediante el cual el futuro asegurado solicita al asegurador la cobertura de un riesgo determinado. No vincula al asegurado.

    ¿Puede una aseguradora obligar a la familia del difunto a asumir costes no cubiertos?

    Los seguros de decesos garantizan la prestación de los servicios necesarios para el enterramiento de las personas que figuren como asegurados en la póliza.

    Este tipo de seguros cubren los gastos del sepelio en función del capital asegurado, que tiene en cuenta el valor del sepelio en el lugar de residencia del asegurado. Generalmente, el valor del servicio que figura en la póliza es el máximo de prestación a asumir por el asegurador.

    Puede darse el caso de que el coste del sepelio supere al capital disponible o garantizado en el seguro de decesos, en cuyo caso será el usuario o en su caso sus familiares o causahabientes, los que tendrán que costear el exceso del coste del servicio cubierto en la póliza.

    Por el contrario, si el coste del sepelio es menor al capital garantizado, el asegurador deberá devolver el capital sobrante a los beneficiarios. 

    Contraté un seguro de decesos por internet y posteriormente decidí desistir del contrato pero ya me había cobrado la prima. ¿Puedo exigir a la compañía que me devuelva el dinero?

    En caso de desistir, si ya has pagado tienes derecho a que la compañía te reembolse el importe lo antes posible y, en todo caso, en un plazo máximo de treinta días, a menos que se haya prestado realmente el servicio, caso en que se descontaría el importe proporcional. 

    He contratado un seguro de decesos por internet. Si finalmente decido desistir del contrato, ¿cómo debo hacerlo y en qué plazo para no tener problemas con la aseguradora?

    En este tipo de contrataciones el usuario tiene derecho de desistimiento que consiste en la posibilidad, por parte del consumidor, de renunciar al contrato sin necesidad de alegar ninguna causa y sin que se le pueda penalizar por ello.

    El plazo del que dispone el consumidor para ejercitar el desistimiento del contrato es de  catorcedías naturales, salvo en el caso de los seguros de vida en los que el plazo será de treinta días naturales.

    Este plazo empezará a correr desde el día de la celebración del contrato; no obstante, si el consumidor no hubiera recibido las condiciones contractuales, el plazo para ejercer el derecho de desistimiento comenzará a contar el día en que reciba la citada documentación.

    El consumidor que desista debe comunicarlo a la compañía de manera fehaciente, por un medio que permita dejar constancia de la notificación como sería el correo certificado con acuse o un burofax con certificación de contenido. 

    Tengo suscrito un seguro de decesos desde hace más de cuarenta años. Al comenzar el año he observado que me han subido el recibo trimestral un 23% sin previo aviso. La compañía me indica que es debido al incremento en el impuesto del IVA que para los servicios funerario ha pasado del 8 al 21%. ¿Puede la compañía aumentar la prima del contrato sin notificación previa?

    Los seguros de decesos garantizan la prestación de los servicios necesarios para el enterramiento del asegurado o los familiares que estén en la póliza.

    Efectivamente, los servicios funerarios han pasado del tipo reducido del IVA (8%) al tipo general (21%), de ahí la importante subida del precio de dichos servicios.

    En cuanto al incremento de la prima llevado a cabo por la compañía ésta debe comunicártelo, como asegurado, por escrito y con dos meses de antelación al vencimiento. De no ser así, la compañía debe respetar la prima del periodo anterior ya que no pude aplicar la subida sin el consentimiento del asegurado dado que el precio es una modificción esencial de la póliza.

    No obstante, en el supuesto de que la compañía comunique al asegurado en el plazo y forma arriba indicado el aumento de la prima, si éste no acepta el incremento de la misma comunicado por la entidad, el contrato se mantiene con las condiciones inicialmente estipuladas y, en caso de que se produzca el siniestro, resulta a cargo del asegurado el exceso del coste de servicio no cubierto en la póliza. 

    He solicitado un seguro de decesos y me han dado una propuesta de seguro. ¿Qué es exactamente?
    Es un documento emitido por la entidad en base a la solicitud del asegurado (verbal o escrita), recogiendo la propuesta económica. Tiene carácter vinculante durante 15 días para el asegurador. Una vez aceptado se emitirá la póliza en un plazo de 20 días a un mes que cumplirá con las condiciones indicadas en la propuesta.
    Mi compañía de seguros de decesos ha quebrado y estoy realizando una reclamación ante el Consorcio de Compensación de Seguros. ¿Qué datos debo aportar?
    En la reclamación ante el Consorcio de Compensación de Seguros habrá que detallar todos los datos personales del asegurado, número de póliza y fecha de vigencia de la misma, copia del recibo abonado y copia del DNI del asegurado.
    Mi compañía de seguros de decesos ha quebrado. ¿Qué debo hacer?
    La declaración de liquidación de la compañía será acordada por el Ministerio de Economía y Hacienda, Dirección General de Seguros, y publicada mediante Orden en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y dos periódicos de máxima difusión en el territorio nacional. Acordada la liquidación, se abre un periodo convocando a todos los acreedores (asegurados...) para que en el plazo de un mes formulen la reclamación de sus créditos. La reclamación habrá que presentarla ante el Consorcio de Compensación de Seguros de Entidades Aseguradoras. En la Orden de Liquidación de la compañía también se establece el plazo de vigencia que tendrán los seguros y, por tanto, a partir de la fecha que se indique, los asegurados tendrán que formalizar sus seguros con otra compañía, ya que no estarán cubiertos por póliza alguna.
    No estoy interesado en prolongar el contrato con mi compañía aseguradora de decesos. ¿Puedo negarme a prorrogarlo?
    Ambas partes, compañía y asegurado, pueden oponerse a la continuidad del contrato, si bien para ello deben cumplir el requisito de hacerlo a través de una comunicación escrita, certificada y con acuse de recibo 2 meses antes de la conclusión del periodo de vigencia del contrato.
    Quiero saber qué información debe aparecer en la póliza de un seguro de decesos.
    La póliza es un documento probatorio de la existencia de un contrato de seguro y donde quedan recogidas las condiciones y acuerdos que contiene el mismo. Junto con la póliza se entregarán las condiciones generales, las condiciones particulares y suplementos. Si el contrato se realiza con una Mutualidad, la Ley obliga a entregar junto con la póliza un ejemplar de sus Estatutos. En la póliza se destacarán las cláusulas limitativas o perjudiciales para los derechos de los asegurados que deberán ser expresamente aceptados por escrito.
    Si el fallecimiento sucede fuera de España, ¿lo cubre el seguro de decesos?
    Habrá que atender al contenido de la póliza. Habitualmente las aseguradoras suelen dar la cobertura fuera de las fronteras de España, aunque es posible encontrar excepciones. Este tipo de limitación debe constar en las condiciones generales y particulares de la póliza contratada.
    Una vez contratado un seguro de decesos, ¿cuánto tiempo debe pasar para que pueda ser efectivo?
    Es posible (aunque no habitual en este tipo de seguros) que exista un plazo de carencia, que es un periodo desde que se firma el contrato hasta que empieza a dar coberturas. Si existiera, debe constar en el contrato y tendrás que adecuarte a lo pactado. Si no se ha pactado un periodo de carencia, el seguro es efectivo desde la firma por parte del asegurado.
  • Seguros de hogar
    ¿Puede la entidad con la que tengo suscrita la hipoteca obligarme a contratar un seguro del hogar?
    Es obligación del usuario disponer de un seguro de incendios siempre que exista una hipoteca sobre el mismo, donde la entidad con la que se tiene suscrito el préstamo deberá ser la beneficiaria. Ningún banco puede obligar a un usuario a contratar el seguro de su vivienda con ellos, pero algunas ofertas hipotecarias ofrecen condiciones más ventajosas a aquellos clientes que suscriban determinados productos. No obstante, si no deseas contratar este servicio con ellos, deberás solicitar las nuevas condiciones. Exceptuando el seguro de incendios, no es obligatoria la contratación de cualquier otro tipo de seguro sobre la finca hipotecada.
    ¿Qué es la regla proporcional en un seguro de hogar?
    El valor del objeto asegurado debe coincidir con el valor real del mismo. De no ser así, la indemnización se reducirá proporcionalmente a la diferencia entre la prima convenida y la que realmente hubiese debido abonar para cubrir el valor real del bien. Puede pactarse en el contrato la exclusión de esta regla. Conforme a lo indicado pueden producirse dos situaciones: - Infraseguro: Esta situación se produce cuando el usuario posee bienes cuyo valor es superior a los realmente declarados en la póliza de seguros. De manera, que la suma asegurada es inferior al valor real del bien asegurado, por lo que el seguro no cubre totalmente el valor de la cosa dañada. En estos casos la entidad aseguradora aplica la regla proporcional, y paga el siniestro sólo en la proporción existente entre el valor asegurado y el valor real, salvo que se haya pactado otra cosa. - Sobreseguro: Esta situación se produce cuando el valor real de los bienes es inferior al declarado en la póliza. La suma por la que se ha asegurado el bien es superior a su valor real. Si se produce el siniestro, se indemnizará por el valor real del daño ocasionado y no por el valor asegurado. Si el sobreseguro se debe a mala fe por parte de la persona asegurada, el contrato será ineficaz.
    ¿Qué es la solicitud de seguro de hogar?
    Es un documento mediante el cual el futuro asegurado solicita al asegurador la cobertura de un riesgo determinado. No vincula al asegurado.
    ¿Qué plazo tiene una compañía de seguros de hogar para indemnizar un siniestro?
    El asegurador tiene la obligación de satisfacer la indemnización al término de las investigaciones y peritaciones necesarias para establecer el siniestro y los daños económicos. En cualquier supuesto, en el plazo máximo de 40 días desde la recepción de la declaración de siniestro tendrá que poner a disposición del asegurado el importe mínimo de lo que pueda deber.
    ¿Qué son los gastos periciales en un seguro de hogar?
    Es la retribución del perito por realizar su trabajo. Si no existe acuerdo en la valoración de un siniestro y hay que contratar peritos, cada parte deberá abonar los gastos de su perito. En caso de desacuerdo es posible tener que acudir a un tercer perito, que se pagará por mitad.

    ¿Puede la compañía con la que tengo contratado mi seguro de hogar aumentar la prima del contrato?

    El importe de la prima es un elemento esencial del contrato, de manera, que cualquier modificación de la prima supone una modificación contractual por lo que ambas partes deben estar de acuerdo y prestar su consentimiento para llevar a cabo dicha modificación.

    Si la aseguradora pretende llevar a cabo el incremento de la prima, requiere necesariamente el previo consentimiento del tomador del seguro y para ello debe seguir una serie de formalidades

    Conforme al criterio establecido por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, en relación al aumento de la prima pueden darse dos supuestos:

    -Cuando la modificación de la prima está prevista en el contrato: en este supuesto, no se requiere una nueva aceptación del tomador ya que prestó su consentimiento al suscribir el seguro inicialmente. En este caso la compañía estaría ejecutando una de las cláusulas del contrato, a través de la que se prevé la actualización o revalorización de la prima.

    -Cuando la modificación de la prima no está prevista en el contrato: en este caso, el aumento de la misma debe ser aceptada por el tomador del seguro. De esta forma, si la aseguradora pretende llevar a cabo el aumento de la prima para el nuevo periodo de cobertura, deberá comunicar por escrito al tomador del seguro el incremento con dos meses de antelación al vencimiento del contrato.

    ¿Qué ocurre si la compañía aseguradora comunica al tomador la subida de la prima faltando menos de dos meses para la finalización del contrato?

    En este caso, si el tomador del seguro no acepta la citada subida de la prima, la aseguradora no podrá proceder al incremento y por tanto deberá respetar la prima del periodo anterior y ello hasta el vencimiento del siguiente periodo en el que, siempre que lo notifique con al menos un mes de anticipación a la conclusión del citado periodo, podrá rescindir el contrato.

    Contraté un seguro de hogar por internet y posteriormente decidí desistir del contrato pero ya me habían cobrado la prima. ¿Puedo exigir a la compañía que me devuelva el dinero?

    En caso de desistir, si ya ha pagado tiene derecho a que la compañía le reembolse el importe lo antes posible y, en todo caso en un plazo máximo de treinta días, a menos que se haya prestado realmente el servicio, caso en que se descontaría el importe proporcional. 

    Estoy viviendo en una casa de alquiler, ¿puedo contratar un seguro de hogar?

    Aunque legalmente el inquilino o arrendatario no está obligado a contratar ningún tipo de seguro, si quiere puede hacerlo.

    No obstante, la contratación de un seguro para el continente, que hace referencia a los elementos propios de la estructura de la vivienda como suelos, paredes y techos, es exclusiva del propietario de la vivienda. 

    El inquilino puede suscribir un seguro para el contenido, que es todo lo que hay dentro de la vivienda, tanto los muebles como las pertenencias personales, los cristales, los equipos informáticos y de sonido, etc… 

    Por tanto, el arrendador tiene la obligación de tener contratado un seguro de hogar, y no puede exigir al inquilino que se haga cargo del importe de la prima del mismo, aunque para estar realmente cubiertos, el inquilino puede contratar un seguro sobre el contenido de la vivienda para proteger su propios bienes o pertenencias.    

    He contratado un seguro de hogar por internet pero no estoy convencida. Si finalmente decido desistir del contrato, ¿cómo debo hacerlo y en qué plazo para no tener problemas con la aseguradora?

    En relación a este tipo de contrataciones se le reconoce al usuario el derecho de desistimiento que consiste en la posibilidad por parte del consumidor de renunciar al contrato, sin necesidad de alegar ninguna causa y sin que se le pueda penalizar por ello.

    El plazo del que dispone el consumidor para ejercitar el desistimiento del contrato es de catorce días naturales, salvo en el caso de los seguros de vida en los que el plazo será de treinta días naturales.

    El plazo para ejercer el derecho de desistimiento empezará a correr desde el día de la celebración del contrato. No obstante, si el consumidor no hubiera recibido las condiciones contractuales, el plazo para ejercer el derecho de desistimiento comenzará a contar el día en que reciba la citada documentación.

    El consumidor que desista debe comunicarlo a la compañía de manera fehaciente, por un medio que permita dejar constancia de la notificación como sería el correo certificado con acuse o un burofax con certificación de contenido. 

    Tengo constancia de que la vivienda que aliquilo tiene un seguro de hogar, ¿puede el propietario intentar cobrarme una reparación que está cubierta?

    En primer lugar hay que diferenciar entre las obras que sean de conservación y de desgaste. Entre las primeras estarían todas las que conduzcan a conservar la habitabilidad apropiada de la vivienda (goteras, grietas…) y serán abonadas por el propietario. Por otro lado, las pequeñas reparaciones producidas por el desgaste en el uso (rotura de interruptor) deben ser abonadas por el inquilino.

    En este sentido, las reparaciones necesarias en la vivienda para conservarla en condiciones de habitabilidad para servir al uso convenido debe hacerlas el propietario, salvo que los daños hayan sido causados por el inquilino, y sin que por ello pueda elevar la renta. En cambio, las pequeñas reparaciones que exija el desgaste por el uso ordinario de la vivienda deberá hacerlas el inquilino.

    Si el propietario tiene suscrito un seguro de hogar que cubre las reparaciones de conservación de la vivienda, dado que será la compañía aseguradora la que se encargue bien de reparar o de indemnizar al propietario de la vivienda, tomador del seguro, para que lleve a cabo la reparación, el propietario no puede exigirle al inquilino que asuma el pago de dicha reparación.

    He solicitado un seguro de hogar y me han dado una propuesta de seguro. ¿Qué es exactamente?
    Es un documento emitido por la entidad en base a la solicitud del asegurado (verbal o escrita), recogiendo la propuesta económica. Tiene carácter vinculante durante 15 días para el asegurador. Una vez aceptado se emitirá la póliza en un plazo de 20 días a un mes, que cumplirá con las condiciones indicadas en la propuesta.
    Mi compañía de seguros de hogar ha quebrado y estoy realizando una reclamación ante la Comisión Liquidadora. ¿Qué datos debo aportar?
    En la reclamación ante la Comisión Liquidadora debes detallar todos tus datos personales, número de póliza y fecha de vigencia de la misma, copia del recibo abonado y copia de tu DNI. Si es por el impago de un siniestro por la compañía quebrada, habrá que adjuntar peritación conforme y aceptada de la compañía valorando los daños del siniestro o bien, si se llegó a juicio, copia de la sentencia, además de los datos anteriormente citados.
    Mi compañía de seguros de hogar ha quebrado. ¿Qué puedo hacer?
    La declaración de liquidación de la compañía será acordada por el Ministerio de Economía y Hacienda, Dirección General de Seguros, y publicada mediante Orden en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y dos periódicos de máxima difusión en el territorio nacional. Acordada la liquidación, se abre un periodo convocando a todos los acreedores (asegurados...) para que en el plazo de un mes formulen la reclamación de sus créditos. La reclamación habrá que presentarla ante el Consorcio de Compensación de Seguros de Entidades Aseguradoras. En la Orden de Liquidación de la compañía también se establece el plazo de vigencia que tendrán los seguros y, por tanto, a partir de la fecha que se indique, los asegurados tendrán que formalizar sus seguros con otra compañía, ya que no estarán cubiertos por póliza alguna.
    Mi compañía de seguros de hogar se niega a cubrir los daños ocasionados en mi casa por vientos aludiendo a que es un caso no recogido en el seguro. ¿Puede hacer esto?
    Dependiendo de la póliza contratada, es posible que no hayas contratado la cobertura de este tipo de daños o bien que se encuentren excluidos en determinadas circunstancias. Es conveniente antes de contratar un seguro revisar en las condiciones generales y particulares de la póliza aquellos supuestos que están cubiertos, así como las posibles exclusiones o limitaciones económicas.
    Mi compañía de seguros de hogar y yo no nos ponemos de acuerdo en la valoración de un siniestro. ¿Qué puedo hacer?
    Cada parte designará un perito, debiendo constar por escrito la aceptación de éstos. Si una de las partes no hubiera realizado la designación estará obligada a realizarla en un plazo de 8 días siguientes desde que sea requerido por la que lo hubiera designado. Si hay acuerdo, se recogerá en acta y se procederá a indemnizar al asegurado; si no hay acuerdo, se podrá designar un tercer perito neutral, de común acuerdo entre las partes y si entonces tampoco hay acuerdo, la designación tendrá que realizarse por el juez de Primera Instancia.
    No estoy interesado en prolongar el contrato con mi compañía aseguradora de hogar. ¿Puedo negarme a prorrogarlo?

    Ambas partes, compañía y asegurado, pueden oponerse a la continuidad del contrato, si bien para ello deben cumplir el requisito de hacerlo a través de una comunicación escrita, certificada y con acuse de recibo. En el caso del tomador del seguro, el plazo para comunicarlo es de un mes antes de la conclusión del periodo de vigencia del contrato. En el caso de la compañía aseguradora, el plazo es de dos meses.

    Quiero saber qué información debe aparecer en la póliza de un seguro de hogar.
    La póliza es un documento probatorio de la existencia de un contrato de seguro y donde quedan recogidas las condiciones y acuerdos que contiene el mismo. Junto con la póliza se entregarán las condiciones generales, las condiciones particulares y suplementos. Si el contrato se realiza con una Mutualidad, la Ley obliga a entregar junto con la póliza un ejemplar de sus Estatutos. En la póliza se destacarán las cláusulas limitativas o perjudiciales para los derechos de los asegurados que deberán ser expresamente aceptados por escrito.
  • Seguros de jubilación
    ¿Es posible que si en el seguro de jubilación ejercito mi derecho a rescate me entreguen menos dinero del que he entregado en concepto de primas?
    Sí, de hecho es lo más habitual. Por regla general, los valores de rescate vienen adjuntados al contrato y el asegurado los acepta, igual que acepta el resto de la póliza. Habrá que comprobar si el valor ofrecido coincide con el que aparece en la tabla según los años que lleve con el seguro; si coincide, nada podrá hacerse puesto que ha sido aceptado. Hay que tener en cuenta que los seguros de jubilación no deben utilizarse como instrumento de inversión, ya que su rentabilidad se alcanza cuando se mantienen durante todo el tiempo por el que se contrató. Si se solicita el dinero pagado antes de tiempo, el usuario será penalizado. La penalización será mayor cuanto menos tiempo haya transcurrido de vigencia del seguro.
    ¿Existe algún motivo por el que puedan cancelar mi seguro de jubilación?
    Es posible, pero debe venir especificado en el contrato. Si en el mismo no se indica nada al respecto, no sería posible la cancelación unilateral por parte de la aseguradora a no ser que existiera un incumplimiento contractual por tu parte (por ejemplo, falta de pago de las primas).
    ¿Puedo tener varios seguros de jubilación al mismo tiempo?
    Sí, es una opción libre de cada persona y no existe limitación legal alguna en este sentido.
    ¿Qué diferencia hay entre Plan de Pensiones y Seguro de Jubilación?
    En un Plan de Pensiones, el dinero entregado no es recuperable, no es posible acceder al dinero entregado (liquidez) hasta que no se cumpla el objetivo para el que se contrató. Lo único que puede hacer el usuario es cambiar el dinero de un plan a otro, operación que puede ser penalizada con alguna comisión. Obtiene desgravación fiscal. En los llamados sistema individual no puede garantizarse una rentabilidad al usuario que lo contrate. En el Seguro de Jubilación se puede ejercitar el derecho a rescate, solicitando las cantidades aportadas en concepto de primas.
    ¿Qué es la solicitud de seguro de jubilación?
    Es un documento mediante el cual el futuro asegurado solicita al asegurador la cobertura de un riesgo determinado. No vincula al asegurado.
    ¿Qué se entiende por rescate en una póliza de seguro de jubilación?
    Se regula en la póliza y consiste en cancelar el seguro y recuperar el dinero acumulado por el pago de las primas. Dependiendo de la póliza, permitirá el rescate total o parcial. Habitualmente, el ejercicio del rescate no suele ser rentable para el asegurado, además de tener normalmente una cláusula de penalización.
    He solicitado un seguro de jubilación y me han dado una propuesta de seguro. ¿Qué es exactamente?
    Es un documento emitido por la entidad en base a la solicitud del asegurado (verbal o escrita), recogiendo la propuesta económica. Tiene carácter vinculante durante 15 días para el asegurador. Una vez aceptado se emitirá la póliza en un plazo de 20 días a un mes que cumplirá con las condiciones indicadas en la propuesta.
    Mi compañía de seguros de jubilación ha quebrado y estoy realizando una reclamación ante el Consorcio de Compensación de Seguros. ¿Qué datos debo aportar?
    En la reclamación ante el Consorcio de Compensación de Seguros habrá que detallar todos los datos personales del asegurado, número de póliza y fecha de vigencia de la misma, copia del recibo abonado y copia del DNI del asegurado.
    Mi compañía de seguros de jubilación ha quebrado. ¿Qué puedo hacer?
    La declaración de liquidación de la compañía será acordada por el Ministerio de Economía y Hacienda, Dirección General de Seguros, y publicada mediante Orden en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y dos periódicos de máxima difusión en el territorio nacional. Acordada la liquidación, se abre un periodo convocando a todos los acreedores (asegurados...) para que en el plazo de un mes formulen la reclamación de sus créditos. La reclamación habrá que presentarla ante el Consorcio de Compensación de Seguros de Entidades Aseguradoras. En la Orden de Liquidación de la compañía también se establece el plazo de vigencia que tendrán los seguros y, por tanto, a partir de la fecha que se indique, los asegurados tendrán que formalizar sus seguros con otra compañía, ya que no estarán cubiertos por póliza alguna.
    Quiero saber qué información debe aparecer en la póliza de un seguro de jubilación.
    La póliza es un documento probatorio de la existencia de un contrato de seguro y donde quedan recogidas las condiciones y acuerdos que contiene el mismo. Junto con la póliza se entregarán las condiciones generales, las condiciones particulares y suplementos. Si el contrato se realiza con una Mutualidad, la Ley obliga a entregar junto con la póliza un ejemplar de sus Estatutos. En la póliza se destacarán las cláusulas limitativas o perjudiciales para los derechos de los asegurados que deberán ser expresamente aceptados por escrito.
    Si me dan la jubilación anticipada, ¿puedo empezar a cobrar antes de mi seguro de jubilación?
    No existe una regulación al respecto por lo que habrá que estar a lo estipulado en cada contrato.
  • Seguros de salud
    ¿Puede la compañía de seguros negarse a cubrir un gasto por enfermedad basándose en que es un gasto demasiado grande?

    Siempre y cuando sea una enfermedad cubierta por la póliza de seguro de salud y carezca de limitación económica este gasto, la aseguradora no podrá negarse a cubrir esa circunstancia.

     

    ¿Qué es el periodo de carencia en un seguro de salud?
    Es el periodo desde que se firma el contrato hasta que empieza a dar coberturas. Algunas coberturas de las pólizas no son efectivas desde el principio. Esto sucede con la finalidad de evitar clientes que buscan beneficiarse inmediatamente de las ventajas del seguro contratado. Podrán hacerlo, pero tras haber sido usuarios no problemáticos durante un tiempo. El periodo suele ser (dependiendo de los contratos) entre 9 y 12 meses.
    ¿Qué es la solicitud de seguro de salud?

    Es un documento mediante el cual el futuro asegurado solicita al asegurador la cobertura de un riesgo determinado. 

    ¿Puede la compañía con la que tengo contratado mi seguro de salud aumentar la prima del contrato?

    El importe de la prima es un elemento esencial del contrato, de manera que cualquier modificación de la prima supone una modificación contractual por lo que ambas partes deben estar de acuerdo y prestar su consentimiento para llevar a cabo dicha modificación.

    Si la aseguradorapretende llevar a cabo el incremento de la prima, requiere necesariamente el previo consentimiento del tomador del seguro y para ello debe seguir una serie de formalidades.

    Conforme al criterio establecido por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, en relación al aumento de la prima pueden darse dos supuestos:

    Cuando la modificación de la prima está prevista en el contrato: en este supuesto, no se requiere una nueva aceptación del tomador ya que prestó su consentimiento al suscribir el seguro inicialmente. En este caso, la compañía estaría ejecutando una de las cláusulas del contrato a través de la que se prevé la actualización o revalorización de la prima.

    Cuando la modificación de la prima no está prevista en el contrato: en este caso, el aumento de la misma debe ser aceptada por el tomador del seguro. De esta forma, si la aseguradora pretende llevar a cabo el aumento de la prima para el nuevo periodo de cobertura, deberá comunicar por escrito al tomador del seguro el incremento con dos meses de antelación al vencimiento del contrato.

    ¿Qué ocurre si la compañía aseguradora comunica al tomador la subida de la prima faltando menos de dos meses para la finalización del contrato?

    En este caso, si el tomador del seguro no acepta la citada subida de la prima, la aseguradora no podrá proceder al incremento y por tanto deberá respetar la prima del periodo anterior y ello hasta el vencimiento del siguiente periodo en el que, siempre que lo notifique con al menos un mes de anticipación a la conclusión del citado periodo, podrá rescindir el contrato.

    Contraté un seguro de salud por internet y posteriormente decidí desistir del contrato pero ya me habían cobrado la prima. ¿Puedo exigir a la compañía que me devuelva el dinero?

    En caso de desistir, si ya has pagado tienes derecho a que la compañía te reembolse el importe lo antes posible y, en todo caso, en un plazo máximo de treinta días, a menos que se haya prestado realmente el servicio, caso en que se descontaría el importe proporcional.

    He contratado un seguro de salud por internet. Si finalmente decido desistir del contrato, ¿cómo debo hacerlo y en qué plazo para no tener problemas con la aseguradora?

    En relación a este tipo de contrataciones se le reconoce al usuario el derecho de desistimiento, que consiste en la posibilidad por parte del consumidor de renunciar al contrato, sin necesidad de alegar ninguna causa y sin que se le pueda penalizar por ello.

    El plazo del que dispone el consumidor para ejercitar el desistimiento del contrato es de catorce días naturales, salvo en el caso de los seguros de vida en los que el plazo será de treinta días naturales.

    El plazo para ejercer el derecho de desistimiento empezará a correr desde el día de la celebración del contrato. No obstante, si el consumidor no hubiera recibido las condiciones contractuales, el plazo para ejercer el derecho de desistimiento comenzará a contar el día en que reciba la citada documentación.

    El consumidor que desista debe comunicarlo a la compañía de manera fehaciente, por un medio que permita dejar constancia de la notificación como sería el correo certificado con acuse o un burofax con certificación de contenido. 

    Al contratar un seguro de salud, ¿debo declarar las enfermedades que he padecido anteriormente?
    Sí, ya que si no lo haces puedes perder el derecho a la prestación garantizada. El tomador del seguro tiene el deber, antes de la conclusión del contrato, de declarar al asegurador, de acuerdo con el cuestionario que éste le someta, todas las circunstancias por él conocidas que puedan influir en la valoración del riesgo. Quedará exonerado de tal deber si el asegurador no le somete cuestionario o cuando, aun sometiéndoselo, se trate de circunstancias que puedan influir en la valoración del riesgo y que no estén comprendidas en él.
    He solicitado un seguro de salud y me han dado una propuesta de seguro. ¿Qué es exactamente?

    Es un documento emitido por la entidad a raíz de la solicitud que el asegurado ha realizado a la entidad aseguradora. Recoge la propuesta económica o prima del seguro por escrito. Esta propuesta tiene un periodo de validez, con carácter general, de quince días.

    En el caso de que no se acepte dicha propuesta, la póliza de seguro no se formaliza, pero una vez aceptada la misma, se emitirá la póliza en un plazo de veinte días o un mes aproximadamente, recogiendo las condiciones que se recojan en la propuesta.  

     

    Me he dado de baja en el seguro de salud, pero me siguen cobrando. ¿Qué puedo hacer?
    Es importante comprobar que has realizado la solicitud de baja de acuerdo a lo pactado y que haya prueba documental de la misma. Con esta documentación es recomendable reclamar la devolución de los importes pagados indebidamente.
    Mi compañía de seguros de salud ha quebrado. ¿Qué debo hacer?
    La declaración de liquidación de la compañía será acordada por el Ministerio de Economía y Hacienda, Dirección General de Seguros, y publicada mediante Orden en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y dos periódicos de máxima difusión en el territorio nacional. Acordada la liquidación, se abre un periodo convocando a todos los acreedores (asegurados...) para que en el plazo de un mes formulen la reclamación de sus créditos. La reclamación habrá que presentarla ante el Consorcio de Compensación de Seguros de Entidades Aseguradoras. En la Orden de Liquidación de la compañía también se establece el plazo de vigencia que tendrán los seguros y, por tanto, a partir de la fecha que se indique, los asegurados tendrán que formalizar sus seguros con otra compañía, ya que no estarán cubiertos por póliza alguna.
    Mi seguro de salud no quiere cubrir los gastos por una enfermedad alegando que yo ya la tenía antes de contratar el seguro. ¿Qué puedo hacer?
    Las aseguradoras pueden negarse a cubrir los gastos por una enfermedad anterior al momento en el que se suscribe el seguro. Normalmente, las compañías solicitan una declaración jurada o cuestionario de salud del usuario indicando que no sufre ninguna dolencia. Para que el seguro cubra el coste de una enfermedad habría que probar que la misma es posterior (se ha diagnosticado) a la firma del mismo. Si es cierto, no tendría por qué cubrirla. Habría que probar que la enfermedad ha sido posterior.
    No estoy interesado en prolongar el contrato con mi compañía aseguradora de salud. ¿Puedo negarme a prorrogarlo?

    Ambas partes, compañía y asegurado, pueden oponerse a la continuidad del contrato, si bien para ello deben cumplir el requisito de hacerlo a través de una comunicación escrita, certificada y con acuse de recibo. En el caso del tomador del seguro, el plazo para comunicarlo es de un mes antes de la conclusión del periodo de vigencia del contrato. En el caso de la compañía aseguradora, el plazo es de dos meses.

    Quiero saber qué información debe aparecer en la póliza de un seguro de salud.
    La póliza es un documento probatorio de la existencia de un contrato de seguro y donde quedan recogidas las condiciones y acuerdos que contiene el mismo. Junto con la póliza se entregarán las condiciones generales, las condiciones particulares y suplementos. Si el contrato se realiza con una Mutualidad, la Ley obliga a entregar junto con la póliza un ejemplar de sus Estatutos. En la póliza se destacarán las cláusulas limitativas o perjudiciales para los derechos de los asegurados que deberán ser expresamente aceptados por escrito.
    Si contrato un seguro de salud privado, ¿puedo dejar de pagar la Seguridad Social?
    No, todos los ciudadanos están obligados a cotizar en la Seguridad Social ya que se entiende que es un sistema para toda la sociedad que debe estar sustentado por ésta.
  • Seguros de vehículos
    ¿Qué es la franquicia en un seguro de vehículos?
    Si se contrata un seguro de automóviles con esta modalidad, el asegurado participa en el siniestro económicamente y en una proporción determinada, siendo así el seguro más barato. Por ejemplo, si se ha pactado una franquicia del 20% y se produce un siniestro valorado en 601,01 euros, 120,20 euros serían a cargo del asegurado y las 480,80 euros restantes a cargo del asegurador. También se suele contratar con cantidades determinadas, por ejemplo, con franquicia de 90 euros; si el siniestro se valora en esa cantidad o inferior, lo pagaría el asegurado mientras que el seguro cubre el exceso sobre la cantidad franquiciada.
    ¿Qué es la solicitud de seguro de coche?

    Es un documento mediante el cual el futuro asegurado solicita al asegurador la cobertura de un riesgo determinado. 

    ¿Qué plazo tiene una compañía aseguradora de vehículos para indemnizar un siniestro?
    El asegurador tiene la obligación de satisfacer la indemnización al término de las investigaciones y peritaciones necesarias para establecer el siniestro y los daños económicos. En cualquier supuesto, en el plazo máximo de 40 días desde la recepción de la declaración de siniestro tendrá que poner a disposición del asegurado el importe mínimo de lo que pueda deber.
    ¿Qué son los gastos periciales en un seguro de coche?
    Es la retribución del perito por realizar su trabajo. Si no existe acuerdo en la valoración de un siniestro y hay que contratar peritos, cada parte deberá abonar los gastos de su perito. En caso de desacuerdo es posible que haya que acudir a un tercer perito, que se pagará por mitad.
    Al comprar un coche nuevo, ¿quién me cubre desde el concesionario hasta mi casa?

    El contrato de seguro, en teoría, debe realizarse antes de utilizar el vehículo, ya que está prohibido circular con el vehículo sin tener el seguro obligatorio de automóviles.

    A menos que se formalice junto con el contrato de compra del vehículo el correspondiente seguro. Si ocurriera un siniestro y se careciera de seguro, además de la sanción correspondiente, el responsable de dar cobertura a los posibles daños que pudieran producirse, tanto materiales como personales, sería el conductor del vehículo.

     

    Cuando pago mi seguro de coche por transferencia bancaria tarda unos días en hacerse efectivo. Durante esos días, ¿estoy cubierto por mi seguro?

    Sí, existe un mes de suspensión del contrato después del día del vencimiento de la prima hasta el momento en que se haga efectivo el cargo bancario. Más aún, el contrato sólo dquedaría extinguido en caso de que no se pague transcurrido ese mes si el asegurador no reclama el pago dentro de los seis meses siguientes al vencimiento de la prima. 

    He solicitado un seguro de coche y me han dado una propuesta de seguro. ¿Qué es exactamente?

    Es un documento emitido por la entidad a raíz de la solicitud que el asegurado ha realizado a la entidad aseguradora. Recoge la propuesta económica o prima del seguro por escrito. 

    Esta propuesta tiene un periodo de validez, con carácter general, de quince días. En el caso de que no se acepte dicha propuesta, la póliza de seguro no se formaliza, pero una vez aceptada la misma, se emitirá la póliza en un plazo de veinte días o un mes aproximadamente, recogiendo las condiciones que se recojan en la propuesta.

     

    He tenido un accidente y han declarado mi coche siniestro total. ¿Qué puedo hacer?
    La Declaración de Siniestro Total se produce cuando el valor del vehículo en el momento del siniestro (valor venal) es inferior al coste de la reparación. Esta declaración supone que sólo te van a indemnizar por el valor venal del vehículo. Para evitarlo se puede optar por dos vías: presentar una peritación contradictoria, es decir, presentar un presupuesto de arreglo del vehículo donde el coste de los daños sea inferior al valor de aquél, o reclamar a la compañía para que indemnice por el coste total del arreglo dado que el asegurado tiene interés en su reparación. El seguro tiene como finalidad reparar el daño causado y, por tanto, puede estimarse que ese daño o perjuicio es el coste de reparación del vehículo. En estos procesos, el asegurado habrá tenido que reparar el vehículo como prueba de que eso era lo que le interesaba.
    He vendido mi coche y quiero cancelar el seguro, aunque aún me quedan 4 meses para la fecha de renovación del mismo. ¿Me devuelven el dinero?

    La aseguradora no tiene obligación legal de devolver la prima, que es única y anual. 

     

    Mi compañía de seguros de coche ha quebrado y estoy realizando una reclamación ante el Consorcio de Compensación de Seguros. ¿Qué datos debo aportar?
    En la reclamación ante el Consorcio de Compensación de Seguros habrá que detallar todos los datos personales del asegurado, número de póliza y fecha de vigencia de la misma, copia del recibo abonado y copia del DNI del asegurado. Si es por el impago de un siniestro por la compañía quebrada, habrá que adjuntar peritación conforme y aceptada de la compañía valorando los daños del siniestro o bien, si hubo que acudir a juicio, copia de la sentencia, además de los datos anteriormente citados. Asimismo, deberá aportar la factura de reparación pendiente de abonar por la Entidad, con acreditación de haberla presentado ante la misma.
    Mi compañía de seguros de vehículos ha quebrado. ¿Qué puedo hacer?
    La declaración de liquidación de la compañía será acordada por el Ministerio de Economía y Hacienda, Dirección General de Seguros, y publicada mediante Orden en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y dos periódicos de máxima difusión en el territorio nacional. Acordada la liquidación, se abre un periodo convocando a todos los acreedores (asegurados...) para que en el plazo de un mes formulen la reclamación de sus créditos. La reclamación habrá que presentarla ante el Consorcio de Compensación de Seguros de Entidades Aseguradoras. En la Orden de Liquidación de la compañía también se establece el plazo de vigencia que tendrán los seguros y, por tanto, a partir de la fecha que se indique, los asegurados tendrán que formalizar sus seguros con otra compañía, ya que no estarán cubiertos por póliza alguna. Desde la fecha de liquidación hasta la fecha que se indique en la Orden de vigencia de los seguros, será el Consorcio de Compensación de Seguros quien cubrirá los daños que correspondan al Seguro Obligatorio de automóviles. De manera, que si una Entidad Aseguradora Española quiebra, y tiene pendiente pagar una indemnización al asegurado, es el Consorcio el que abonará la indemnización subsidiariamente. En caso de ser extranjera, no asumirá la cobertura.
    Mi compañía de seguros de vehículos y yo no nos ponemos de acuerdo en la valoración de un siniestro. ¿Qué puedo hacer?
    Cada parte designará un perito, debiendo constar por escrito la aceptación de éstos. Si una de las partes no hubiera realizado la designación estará obligada a realizarla en un plazo de 8 días siguientes desde que sea requerido por la que lo hubiera designado. Si hay acuerdo, se recogerá en acta y se procederá a indemnizar al asegurado; si no hay acuerdo, se podrá designar un tercer perito neutral, de común acuerdo entre las partes y si entonces tampoco hay acuerdo, la designación tendrá que realizarse por el juez de Primera Instancia.
    No estoy interesado en prorrogar el contrato con mi compañía aseguradora de vehículos. ¿Qué puedo hacer?

    Ambas partes, compañía y asegurado, pueden oponerse a la continuidad del contrato, si bien para ello deben cumplir el requisito de hacerlo a través de una comunicación escrita, certificada y con acuse de recibo. En el caso del tomador del seguro, el plazo para comunicarlo es de un mes antes de la conclusión del periodo de vigencia del contrato. En el caso de la compañía aseguradora, el plazo es de dos meses.

    Quiero asegurar mi coche, pero ninguna compañía quiere hacerme un seguro. ¿Qué hago?

    Deberás presentar una declaración jurada manifestando la negativa de las aseguradoras a formalizar el contrato y, si es posible, la copia de al menos tres rechazos realizados por éstas ante el Consorcio de Compensación de Seguros, quien deberá asgurarte. El seguro es obligatorio, por lo que siempre debe existir la posibilidad de contratarlo.

    Quiero saber qué información debe aparecer en la póliza de un seguro de coches.
    La póliza es un documento probatorio de la existencia de un contrato de seguro y donde quedan recogidas las condiciones y acuerdos que contiene el mismo. Junto con la póliza se entregarán las condiciones generales, las condiciones particulares y suplementos. Si el contrato se realiza con una Mutualidad, la Ley obliga a entregar junto con la póliza un ejemplar de sus Estatutos. En la póliza se destacarán las cláusulas limitativas o perjudiciales para los derechos de los asegurados, que deberán ser expresamente aceptados por escrito.
    Si compro un coche de segunda mano, ¿debo seguir con el seguro que tenía el anterior dueño?
    No, la contratación de un seguro parte de tu libertad de elección, por lo que no existe limitación alguna para cambiar de aseguradora o de tipo de seguro.
    Tengo un seguro de coche, pero estoy interesado en cambiar de compañía. Cuando llamo para que me hagan un presupuesto, me piden la póliza de mi seguro actual. ¿Es esto legal?
    Sí, no existe norma alguna que lo prohíba.
  • Seguros de viajes
    ¿Qué cubre el seguro de viajes que ofrecen las compañías aéreas?

    El seguro obligatorio para viajeros obliga a dar cobertura a los accidentes corporales y a la asistencia sanitaria, al menos cuando sufran lesiones o daños corporales, en los accidentes que tengan lugar con ocasión de desplazamiento en un medio de tranrporte colectivo de personas, sea público o privado. 

    Tendrán derecho a indemnizaciones pecuniarias cuando, como consecuencia de los accidentes amparados por el seguro obligatorio de viajeros, se produzca como resultado muerte, algún tipo de incapacidad o la invalidez del asegurado. 

     

    ¿Qué es la solicitud de seguro de viaje?

    Es un documento mediante el cual el futuro asegurado solicita al asegurador la cobertura de un riesgo determinado.

    He solicitado un seguro de viajes y me han dado una propuesta de seguro. ¿Qué es exactamente?

    Es un documento emitido por la entidad a raíz de la solicitud que el asegurado ha realizado a la entidad aseguradora que recoge la propuesta económica o prima del seguro por escrito.

    Esta propuesta tiene una validez de quince días, con carácter general. En el caso de que no se acepta dicha propuesta, la póliza de seguro no se formaliza, pero una vez aceptada la misma se emitirá la póliza en un plazo de veinte días o un mes aproximadamente, recogiendo las condiciones indicadas en la propuesta.  

    He tenido que cancelar mi viaje porque mi suegra ha sido ingresada en el hospital. El seguro de viajes que tenía contratado no quiere devolverme el dinero. ¿Qué puedo hacer?

    Este caso va a depender de lo que se haya pactado con la aseguradora en las condiciones generales o particulares para el caso de enfermedad, ya que no es obligatorio dar cobertura a este tipo de contingencias. 

     

    La compañía aérea perdió mis maletas en mi viaje de luna de miel por lo que tuve que pasar varios días sin mi equipaje. ¿Cubre el seguro de viaje los daños morales ocasionados?
    Si el seguro de viajes cubre o no siempre depende de las condiciones contractuales que hayas firmado con la aseguradora. De todos modos, no es práctica habitual la inclusión de una indemnización por daños morales en las pólizas que se comercializan en la actualidad. Por otro lado, sí es posible pedir una indemnización a la responsable de la pérdida de la maleta por perjuicios causados. En este caso se podrá pedir todo aquel daño que se pueda valorar y acreditar su existencia.
    Me voy de viaje y quiero saber si es obligatorio contratar un seguro.

    El único seguro obligatorio en este caso es el de viajeros, que da cobertura a los daños corporales sufridos en accidentes que tengan lugar con ocasión de desplazamiento en un medio de transporte colectivo de personas, sea público o privado.

    Quiero saber qué información debe aparecer en la póliza de un seguro de viajes.
    La póliza es un documento probatorio de la existencia de un contrato de seguro y donde quedan recogidas las condiciones y acuerdos que contiene el mismo. Junto con la póliza se entregarán las condiciones generales, las condiciones particulares y suplementos. Si el contrato se realiza con una Mutualidad, la Ley obliga a entregar junto con la póliza un ejemplar de sus Estatutos. En la póliza se destacarán las cláusulas limitativas o perjudiciales para los derechos de los asegurados que deberán ser expresamente aceptados por escrito.
  • Seguros de vida
    ¿Puede mi compañía aseguradora cancelar mi seguro de vida?
    Es posible, pero debe venir especificado en el contrato. Si en el contrato no se indica nada, no sería posible la cancelación unilateral por parte de la aseguradora a no ser que existiera un incumplimiento contractual por tu parte (por ejemplo, falta de pago de las primas).
    ¿Pueden obligarme a contratar un seguro de vida para concederme una hipoteca?
    No es obligatorio suscribir un contrato de vida para la concesión de una hipoteca. No obstante, hay entidades financieras que dan mejores ofertas si se contratan servicios adicionales, como el seguro de vida. Normalmente, el beneficiario de este seguro será la propia entidad hipotecante, ya que de esta forma se asegura el pago completo de la hipoteca.
    ¿Qué es la solicitud de seguro de vida?
    Es un documento mediante el cual el futuro asegurado solicita al asegurador la cobertura de un riesgo determinado. No vincula al asegurado.
    ¿Qué impuestos deben pagar quienes resulten beneficiados por mi seguro de vida?
    Declaración de IRPF y en caso de que estuvieran obligados, deberán tributar también en el impuesto del patrimonio.
    ¿Quiénes cobran mi seguro de vida en caso de que yo fallezca?
    Los designados en la póliza como beneficiarios y los herederos legales, en su caso. En algunas ocasiones es posible que aparezcan entidades bancarias como beneficiarias, cuando este seguro se haya realizado para cubrir una operación financiera.

    ¿Cómo puedo consultar el Registro de Seguros de Cobertura de fallecimiento?

    Para obtener el certificado que te informe si existe algún seguro de vida del que tu o tu familia pueda ser beneficiario, deberás acudir a las gerencias territoriales del Ministerio de Justicia, al Registro Civil o a través de internet en www.mjusticia.es.

    ¿Puede la compañía con la que tengo contratado mi seguro de vida aumentar la prima del contrato?

    El importe de la prima es un elemento esencial del contrato, de manera que cualquier modificación de la prima supone una modificación contractual por lo que ambas partes deben estar de acuerdo y prestar su consentimiento para llevar a cabo dicha modificación.

    Si la aseguradora pretende llevar a cabo el incremento de la prima, requiere necesariamente el previo consentimiento del tomador del seguro y para ello debe seguir una serie de formalidades.

    Conforme al criterio establecido por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, en relación al aumento de la prima pueden darse dos supuestos:

    Cuando la modificación de la prima está prevista en el contrato: en este supuesto, no se requiere una nueva aceptación del tomador ya que prestó su consentimiento al suscribir el seguro inicialmente. En este caso la compañía estaría ejecutando una de las cláusulas del contrato, a través de la que se prevé la actualización o revalorización de la prima.

    Cuando la modificación de la prima no está prevista en el contrato: en este caso, el aumento de la misma debe ser aceptada por el tomador del seguro. De este modo, si la aseguradora pretende llevar a cabo el aumento de la prima para el nuevo periodo de cobertura, deberá comunicar por escrito al tomador del seguro el incremento con dos meses de antelación al vencimiento del contrato.

    ¿Qué ocurre si la compañía aseguradora comunica al tomador la subida de la prima faltando menos de dos meses para la finalización del contrato?

    En este caso, si el tomador del seguro no acepta la citada subida de la prima, la aseguradora no podrá proceder al incremento y por tanto deberá respetar la prima del periodo anterior y ello hasta el vencimiento del siguiente periodo en el que, siempre que lo notifique con al menos un mes de anticipación a la conclusión del citado periodo, podrá rescindir el contrato.

    ¿Sobre qué seguros nos informa el Registro de Seguros de Cobertura de Fallecimiento?

    Están incluidos en este Registro los seguros de vida con cobertura de fallecimiento; seguros de vida que obligan a contratar las entidades financieras asociados a otro tipo de productos (hipotecas, tarjetas de crédito); PIAS (planes individuales de ahorro sistemático) y seguros suscritos como incentivos en su empresa.

    En este Registro no se incluyen aquellos seguros de vida firmados con la empresa en la que trabajase el asegurado ya que figuran en el Convenio Colectivo de la Empresa, mutualidades de profesionales colegiados.

    Contraté un seguro de vida por internet y posteriormente decidí desistir del contrato pero ya me habían cobrado la prima. ¿Puedo exigir a la compañía que me devuelva el dinero?

    En caso de desistir, si ya has pagado tienes derecho a que la compañía te reembolse el importe lo antes posible y, en todo caso, en un plazo máximo de treinta días, a menos que se haya prestado realmente el servicio, caso en que se descontaría el importe proporcional.

    He contratado un seguro de vida por internet. Si finalmente decido desistir del contrato, ¿cómo debo hacerlo y en qué plazo para no tener problemas con la aseguradora?

    En relación a este tipo de contrataciones se le reconoce al usuario el derecho de desistimiento que consiste en la posibilidad por parte del consumidor de renunciar al contrato, sin necesidad de alegar ninguna causa y sin que se le pueda penalizar por ello.

    El plazo del que dispone el consumidor para ejercitar el desistimiento del contrato es de treinta días naturales en el caso de seguros de vida.

    El plazo para ejercer el derecho de desistimiento empezará a correr desde el día de la celebración del contrato. No obstante, si el consumidor no hubiera recibido las condiciones contractuales, el plazo para ejercer el derecho de desistimiento comenzará a contar el día en que reciba la citada documentación.

    El consumidor que desista debe comunicarlo a la compañía de manera fehaciente, por un medio que permita dejar constancia de la notificación como sería el correo certificado con acuse o un burofax con certificación de contenido. 

    Recientemente ha fallecido un familiar pero no sabemos si tenía algún seguro de vida, y si fuera así dónde podría haberlo suscrito. ¿Existe alguna forma de conocer si somos beneficiarios de algún seguro y con qué compañía se tenía contratado el mismo?

    En el registro de Seguros de Cobertura de Fallecimiento figuran todos los contratos de seguros de vida con cobertura de fallecimiento de los que es titular una persona, es decir, todos aquellos seguros de vida en los que al fallecimiento de su asegurado da derecho a los beneficiarios a cobrar las cantidades a que la compañía se haya comprometido.

    Cualquier persona puede consultar en dicho registro si un familiar fallecido tenía contratado algún tipo de seguro de vida del que pueda ser beneficiario, así como la compañía aseguradora con la que lo tenía suscrito.

    He solicitado un seguro de vida y me han dado una propuesta de seguro. ¿Qué es exactamente?
    Es un documento emitido por la entidad en base a la solicitud del asegurado (verbal o escrita), recogiendo la propuesta económica. Tiene carácter vinculante durante 15 días para el asegurador. Una vez aceptado se emitirá la póliza en un plazo de 20 días a un mes, que cumplirá con las condiciones indicadas en la propuesta.
    Mi compañía de seguros de vida ha quebrado y estoy realizando una reclamación ante el Consorcio de Compensación de Seguros. ¿Qué datos debo aportar?
    En la reclamación ante el Consorcio de Compensación de Seguros habrá que detallar todos los datos personales del asegurado, número de póliza y fecha de vigencia de la misma, copia del recibo abonado y copia del DNI del asegurado.
    Mi compañía de seguros de vida ha quebrado. ¿Qué puedo hacer?
    La declaración de liquidación de la compañía será acordada por el Ministerio de Economía y Hacienda, Dirección General de Seguros, y publicada mediante Orden en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y dos periódicos de máxima difusión en el territorio nacional. Acordada la liquidación, se abre un periodo convocando a todos los acreedores (asegurados...) para que en el plazo de un mes formulen la reclamación de sus créditos. La reclamación habrá que presentarla ante el Consorcio de Compensación de Seguros de Entidades Aseguradoras. En la Orden de Liquidación de la compañía también se establece el plazo de vigencia que tendrán los seguros y, por tanto, a partir de la fecha que se indique, los asegurados tendrán que formalizar sus seguros con otra compañía, ya que no estarán cubiertos por póliza alguna.
    No estoy interesado en prolongar el contrato con mi compañía de seguros de vida. ¿Puedo negarme a prorrogarlo?

    Ambas partes, compañía y asegurado, pueden oponerse a la continuidad del contrato, si bien para ello deben cumplir el requisito de hacerlo a través de una comunicación escrita, certificada y con acuse de recibo. En el caso del tomador del seguro, el plazo para comunicarlo es de un mes antes de la conclusión del periodo de vigencia del contrato. En el caso de la compañía aseguradora, el plazo es de dos meses.

    Quiero saber qué información debe aparecer en la póliza de un seguro de vida.
    La póliza es un documento probatorio de la existencia de un contrato de seguro y donde quedan recogidas las condiciones y acuerdos que contiene el mismo. Junto con la póliza se entregarán las condiciones generales, las condiciones particulares y suplementos. Si el contrato se realiza con una Mutualidad, la Ley obliga a entregar junto con la póliza un ejemplar de sus Estatutos. En la póliza se destacarán las cláusulas limitativas o perjudiciales para los derechos de los asegurados que deberán ser expresamente aceptados por escrito.
  • Servicios bancarios: comisiones y tarifas
    ¿Puede cobrarme una entidad financiera por cualquier concepto que esté establecido en su libro de tarifas o hay limitaciones? (Por ejemplo, por acceder a mi cuenta a través de Internet, por consultar más de x veces la cuenta...)

    Los folletos de tarifas ya no se encuentran sometidos a la supervisión del Banco de España ni son publicados por el mismo, por lo que ya no es obligatorio que las entidades bancarias dispongan de un folleto de tarifas máximas, tal y como se indica en la web del Banco de España http://www.bde.es/f/webbde/SJU/nomativa/Circular-5_2012.pdf

     

    ¿Puede el banco cobrarme comisiones por un servicio que finalmente no se ha realizado?

    No, sería contrario a la normativa bancaria y al criterio del Banco de España. Los requisitos para el cobro de una comisión son que sea un servicio efectivamente prestado y que haya sido solicitado por el cliente, por lo tanto no cumpliría uno de los requisitos. 

    El artículo 3.1 Orden EHA/2899/2011, de 28 de octubre señala que “Sólo podrán percibirse comisiones o repercutirse gastos por servicios solicitados en firme o aceptados expresamente por un cliente y siempre que respondan a servicios efectivamente prestados o gastos habidos”.

    ¿Puede mi banco cobrarme una comisión que no hemos pactado y que además no está recogida en el folleto de comisiones?
    No, supondría una actuación contraria a las buenas prácticas bancarias. En este caso sería conveniente presentar una reclamación ante la entidad indicando lo ocurrido.
    ¿Pueden las entidades bancarias modificar de forma unilateral las comisiones de mantenimiento y administración pactadas en el contrato de apertura de cuenta?

    Sí, siempre que esté contemplado en el contrato y se comunique previamente al cliente de acuerdo a las condiciones pactadas. La modificación del tipo de interés, comisiones o gastos repercutibles en contratos de duración indefinida o de tipos de interés de títulos emitidos a tipo variable deberán exponerse en el tablón de anuncios de la entidad.

    Respecto a los contratos bancarios realizados por medios telemáticos, la Ley 22/2007, de 11 de julio, sobre comercialización a distancia de servicios financieros destinados a los consumidores, señala que “en cualquier momento de la relación contractual, el consumidor tendrá derecho, si así lo solicita, a obtener las condiciones contractuales en soporte de papel. Además, el consumidor tendrá el derecho de cambiar la técnica o técnicas de comunicación a distancia utilizadas, salvo que sea incompatible con el contrato celebrado o con la naturaleza del servicio financiero prestado”.

    ¿Se pueden cobrar comisiones al disponer de efectivo en cajeros automáticos?

    Sí. El artículo 3.3 de la Orden EHA/2899/2011, de 28 de octubre señala que inmediatamente antes de que un servicio bancario vaya a ser prestado a un cliente a través de un medio de comunicación a distancia o de un cajero automático o de un dispositivo similar, se deberá indicar, mediante un mensaje claro, perfectamente perceptible y gratuito, la comisión aplicable por cualquier concepto y los gastos a repercutir. Una vez proporcionada dicha información, se ofrecerá al cliente, de forma igualmente gratuita, la posibilidad de desistir de la operación solicitada.

    Cuando el servicio bancario vaya a ser prestado a través de un cajero automático o de un dispositivo similar y la entidad emisora del medio de pago sea diferente de la titular de aquel, se podrá sustituir la información prevista en el párrafo anterior por el valor máximo de la comisión y demás gastos adicionales a que pueda quedar sujeta la operación solicitada. En este supuesto, deberá informarse de que el importe finalmente cargado podrá ser inferior, dependiendo, en su caso, de las condiciones estipuladas en el contrato celebrado entre el cliente y la entidad emisora del medio de pago.

    El banco me ha cobrado una comisión que no habíamos pactado, pero que está publicada en el folleto de comisiones. ¿Tengo que pagarla?
    Va a depender del tipo de contrato que se tenga con la entidad bancaria, ya que el documento contractual reflejará las comisiones que se desprendan de la utilización de este contrato, pero no va a incluir las comisiones de todos los servicios que ofrece la entidad y que puedes utilizar (que por supuesto deben estar en el libro de tarifas). Así pues, sí es posible que te cobren una comisión que no viene reflejada en el contrato, pero será por un servicio que la entidad haya realizado que no deriva directamente del funcionamiento normal del contrato. La comisión deberá pagarla siempre y cuando hayas solicitado ese servicio y realmente se haya prestado.
    Mi banco me ha cobrado una comisión mayor que la estipulada en el contrato. ¿Es esto correcto?
    No, supondría un incumplimiento contractual o bien una actuación contraria a las buenas prácticas bancarias. Aunque es posible que esa comisión haya variado desde el momento en el que contrataste a la fecha que se te ha cobrado; en ese caso habría que ver si el procedimiento de modificación se ha realizado adecuadamente y la cantidad que se te ha cobrado es la que está publicada en el libro con las tarifas de la entidad e informada al Banco de España.
    Quiero abrir una cuenta bancaria y en cada entidad las comisiones son distintas. ¿Es esto correcto?
    Las entidades bancarias pueden establecer libremente sus tarifas, comisiones y gastos repercutibles a la clientela por las operaciones y servicios que les presten. Las tarifas tienen que estar a disposición del público indicando la cuantía y la periodicidad de su cobro. Al fin y al cabo, las comisiones son el precio por los servicios que presta la entidad y cada una puede fijar el que crea oportuno.
  • Servicios bancarios: condiciones generales
    ¿Es correcto que un contrato bancario incluya condiciones más perjudiciales para el cliente que las recogidas en la oferta que en un principio se realizó (folletos, publicidad...)?
    La publicidad es parte contractual de la operación, por lo que una actuación en este sentido sería contraria a la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios y a la Ley General de la Publicidad.
    ¿Puede el banco embargarme una cuenta porque el cotitular de la misma tiene una deuda con dicha entidad?
    El embargo siempre tiene que venir marcado por una sentencia judicial o procedimiento sancionador administrativo. Jamás una entidad bancaria puede realizar por sí sola esta acción. En caso de embargo habrá que estar a lo que diga la sentencia o resolución, que deberá haber tenido en cuenta los otros posibles derechos con los que hubiera podido tener conflicto el embargo.
    ¿Puede una entidad bancaria negarse a abonar un cheque por indicar en éste una oficina de cobro distinta?
    Ninguna sucursal distinta a la indicada en el cheque tiene la obligación legal de abonar el mismo, según se establece en la Ley 19/1985, de 16 de julio, Cambiaria y del Cheque. La Ley señala que "el cheque deberá contener el lugar de pago" y "a falta de esta indicación o de cualquier otra, el cheque deberá pagarse en el lugar en el que ha sido emitido, y si en él no tiene el librado (firma del que expide el cheque) ningún establecimiento, en el lugar donde el librado tenga el establecimiento principal". "Cuando estén designados varios lugares, el cheque será pagadero en el primer lugar mencionado".
    ¿Pueden las entidades bancarias establecer un horario restringido para el pago de recibos no domiciliados por ventanilla?
    Esta es una decisión adoptada por cada entidad al diseñar su política operativa y comercial, en la que no existe una normativa que les obligue a realizar esta prestación en unas condiciones determinadas. No existe ninguna disposición legal que establezca un determinado horario como obligatorio para que las entidades de crédito admitan ingresos y realicen pagos a sus clientes, o a terceros por cuenta de aquellos, ni tampoco dicha actuación incide en la posible infracción de normativa de disciplina bancaria.
    ¿Puedo presentar una reclamación por un mal servicio prestado por una entidad bancaria ante el Banco de España?
    Para poder presentar una reclamación ante la Comisión Para la Defensa del Cliente Bancario del Banco de España es necesario documentar que con carácter previo se ha acudido al Servicio de Atención al Cliente o Defensor del Cliente de la entidad reclamada. Se entiende por acreditación fehaciente el resguardo del certificado de Correos o el sello de entrada en la entidad. Si en el plazo de 2 meses desde que planteaste la reclamación no recibes respuesta o ésta no es satisfactoria para tus intereses, te podrás dirigir al Banco de España, a los efectos de que éste indique si la conducta mantenida por la entidad reclamada se adecúa a la buena práctica bancaria. La resolución de la Comisión Para la Defensa del Cliente Bancario del Banco de España no es vinculante, aunque en la mayoría de las ocasiones es aceptada por las entidades bancarias.
    He firmado un cheque y han tardado en cobrarlo, pero cuando lo han intentado ya no tenía saldo en la cuenta. ¿Qué puedo hacer?
    Si no existe una fecha de presentación del cheque, se entiende que el mismo se debe presentar en 15 días. Si realizando la presentación dentro de este plazo ya no hay saldo en la cuenta, la acción que debe ejercer el tenedor del talón comenzará con la exigencia del pago al librado (quien expide el documento), por lo que puede efectuarse el pago en ese momento.
    Si soy cotitular de una cuenta bancaria, ¿tengo los mismos derechos que un titular?
    En principio, la cotitularidad implica que se adquieren los mismos derechos que el titular. Sin embargo, en la práctica se articulan distintas formas de participación contractual de otras personas en el contrato de cuenta corriente, por lo que habrá que estar a lo indicado contractualmente. Es importante observar si el cotitular es conjunto (se requiere el consentimiento de todos para actuar) o indistinta (sólo con el consentimiento de uno de los titulares se puede actuar).
  • Tarjetas bancarias
    ¿Es obligatorio firmar las tarjetas bancarias por detrás?
    No, además no es recomendable, ya que en caso de sustracción de la misma facilita al delincuente la posible falsificación en el tique de compra.
    ¿Es obligatorio que me soliciten el DNI para hacer pagos con tarjeta?
    El comercio suele pedir una identificación al comprador para evitar el uso fraudulento de la tarjeta, puede ser el DNI u otro tipo de documentación como el carné de conducir. Es una opción de seguridad que ejerce el propio comercio ya que en caso de fraude existe la posibilidad de que se devuelva el cargo con la consiguiente pérdida para el comercio.
    ¿Puede mi banco sin previo aviso cancelarme una tarjeta de crédito?
    Las entidades son libres de renovar o no una operación concreta y de cancelar anticipadamente la misma, si así se encuentra recogido en las condiciones suscritas entre las partes. En lo que se refiere a la cancelación unilateral de las tarjetas por parte de las entidades de crédito, las facultades de las entidades emisoras de tarjetas deben interpretarse de acuerdo con la naturaleza de dicha operación, basada esencialmente en la confianza existente entre el banco y el cliente, y con plazo, en numerosas ocasiones, de duración indefinido. Sin embargo, ello no implica que las entidades estén exentas de cumplir, en estos casos, con una serie de obligaciones específicas: en primer lugar, la de fundar sus decisiones en causas objetivas; en segundo lugar, deben comunicar previamente al titular de la tarjeta sus intenciones, a fin de evitar que los interesados sufran perjuicios adicionales y, finalmente, parece razonable restituir a los clientes, en su caso, la parte de la cuota periódica de mantenimiento de las tarjetas ya satisfechas, en proporción al plazo en que las mismas no serán disfrutadas por aquellos.
    ¿Pueden negarse en un comercio a aceptar una tarjeta bancaria porque no está firmada?
    La aceptación de este medio de pago es voluntaria por el comerciante, así como también las condiciones de esta aceptación. De todos modos, se entiende que con la muestra del DNI es suficiente para acreditar que la persona que está realizando la transacción es titular de la tarjeta.
    ¿Puedo elegir la clave de mi tarjeta bancaria?
    Sí, precisamente se recomienda el cambio de clave para dotar de mayor seguridad a tus transacciones. La entidad deberá ofrecer una opción para realizar el cambio de la clave de una manera confidencial, sin que haya opción de conocimiento por un tercero del cambio de la misma.
    ¿Qué pasos debo seguir para dar de baja una tarjeta de crédito o débito?
    La baja de este contrato se tramitará de acuerdo a lo pactado entre las partes, ya que no está regulado por norma alguna.
    ¿Tienen las tarjetas bancarias algún coste de mantenimiento?
    Es posible que la entidad cobre una comisión por el mantenimiento de las tarjetas. La comisión deberá estar reflejada en el contrato de forma clara. Las cuantías, así como las formas de pago, dependen de la política comercial de cada entidad.
    He perdido la tarjeta bancaria y antes de poder dar aviso a mi banco me han cargado un importe que supera el límite que tengo establecido con la entidad. ¿Es correcta esta actuación?
    No, los límites fijados en el contrato no pueden ser ignorados por el banco y por tanto sólo serías responsable hasta el límite pactado. En el Código de Buena Conducta de la Banca Europea con respecto a los sistemas de pago mediante tarjeta se establece un límite de responsabilidad en caso de robo o extravío, que se pagará al consumidor siempre que demuestre una diligencia adecuada en la custodia de la tarjeta.
    Me exigen que para pagar con tarjeta haga una compra mínima de una cuantía determinada. ¿Es eso legal?
    Es una opción libre del comercio el facilitar este tipo de medio de pago a sus clientes, así como las condiciones en las que lo quiere prestar.
    Me han enviado una tarjeta de crédito a mi domicilio que no he solicitado y me han cobrado comisiones por ello. ¿Debo pagar el importe que me reclaman?

    Tras la reforma del Texto Refundido de los Consumidores, el artículo 66 quárter indica que “queda prohibido el envío y el suministro al consumidor y usuario de bienes, de agua, gas o electricidad, de calefacción mediante sistemas urbanos, de contenido digital o de prestación de servicios no solicitados por él, cuando dichos envíos y suministros incluyan una pretensión de pago de cualquier naturaleza. En caso de que así se haga, y sin perjuicio de la infracción que ello suponga, el consumidor y usuario receptor no estará obligado a su devolución o custodia, ni podrá reclamársele pago alguno por parte del empresario que envió el bien o suministró el servicio no solicitado. En tal caso, la falta de respuesta del consumidor y usuario a dicho envío, suministro o prestación de servicios no solicitados no se considerará consentimiento. En caso de contratos para el suministro de agua, gas, electricidad –cuando no estén envasados para la venta en un volumen delimitado o en cantidades determinadas–, o calefacción mediante sistemas urbanos, en los que el suministro ya se estuviera prestando previamente al suministro no solicitado al nuevo suministrador, se entenderá el interés del consumidor en continuar con el suministro del servicio con su suministrador anterior, volviendo a ser suministrado por éste quién tendrá derecho a cobrar los suministros a la empresa que suministró indebidamente ". El artículo añade que "Si el consumidor y usuario decide devolver los bienes recibidos no responderá por los daños o deméritos sufridos, y tendrá derecho a ser indemnizado por los gastos y por los daños y perjuicios que se le hubieran causado”.

    Mi entidad bancaria me ha cobrado una comisión por tarjeta de crédito no establecida en el contrato y de la cual no me habían informado. ¿Es esto correcto?
    En primer lugar hay que ver el concepto por el cual te han cobrado la referida comisión. Hay que diferenciar que la comisión se derive directamente del contrato de tarjeta de crédito (mantenimiento, uso habitual...) o bien que sea otro servicio distinto al cual tú has accedido a través de tu tarjeta. En el primer caso, el banco te debería haber hecho entrega del contrato de tarjeta y en éste recoger las posibles comisiones a cobrar. Al no haber sido informado ni contractualmente, ni de ninguna otra forma, no es correcto el cobro de la comisión. En el segundo caso, la comisión no tiene por qué aparecer en la documentación contractual, por lo que será aplicable la comisión en caso de que conste la misma en el libro de tarifas.
    Se me ha perdido la tarjeta bancaria y me han efectuado una serie de cargos después de que yo hubiera comunicado el extravío de la misma. ¿Quién es responsable de los cargos que se han realizado?

    Tú no serías responsable desde el momento en que comunicas el extravío a la entidad. Por ello debe comunicarse la pérdida o robo de una tarjeta lo antes posible y además hacer un escrito dirigido a la entidad y del que quede constancia de su entrega. Para evitar el uso fraudulento de tarjetas es recomendable no llevar anotado nunca el número personal en la tarjeta, en la cartera... ni facilitar el número a personas conocidas. No se aconseja llevar firmada la tarjeta por detrás, ya que esto puede facilitar una fácil falsificación de la misma.

    Además, tras la reforma del Texto Refundido de los Consumidores y Usuarios, para los casos de uso de tarjetas en contratos a distancia, el artículo 112 recoge que "cuando el importe de una compra o de un servicio hubiese sido cargado fraudulenta o indebidamente utilizando el número de una tarjeta de pago, el consumidor y usuario titular de ella podrá exigir la inmediata anulación del cargo. En tal caso, las correspondientes anotaciones de adeudo y reabono en las cuentas del empresario y del consumidor y usuario titular de la tarjeta se efectuarán a la mayor brevedad". Y añade que "sin embargo, si la compra hubiese sido efectivamente realizada por el consumidor y usuario titular de la tarjeta y la exigencia de devolución no fuera consecuencia de haberse ejercido el derecho de desistimiento o de resolución, aquél quedará obligado frente al empresario al resarcimiento de los daños y perjuicios ocasionados como consecuencia de dicha anulación".

    Si saco dinero dentro de mi red de cajeros, pero no en uno de mi banco, ¿pueden cobrarme comisiones?

    La Orden EHA/2899/2011, de 28 de octubre, actualmente en vigor, señala en el artículo 3.3 que inmediatamente antes de que un servicio bancario vaya a ser prestado a un cliente a través de un medio de comunicación a distancia o de un cajero automático o de un dispositivo similar, se deberá indicar, mediante un mensaje claro, perfectamente perceptible y gratuito, la comisión aplicable por cualquier concepto y los gastos a repercutir. Una vez proporcionada dicha información, se ofrecerá al cliente, de forma igualmente gratuita, la posibilidad de desistir de la operación solicitada.

    Cuando el servicio bancario vaya a ser prestado a través de un cajero automático o de un dispositivo similar y la entidad emisora del medio de pago sea diferente de la titular de aquel, se podrá sustituir la información prevista en el párrafo anterior por el valor máximo de la comisión y demás gastos adicionales a que pueda quedar sujeta la operación solicitada. En este supuesto, deberá informarse de que el importe finalmente cargado podrá ser inferior, dependiendo, en su caso, de las condiciones estipuladas en el contrato celebrado entre el cliente y la entidad emisora del medio de pago.

    Si una tarjeta de crédito es gratuita para los menores de una edad, una vez superada la misma, ¿tienen obligación de remitirme las nuevas condiciones contractuales antes de empezar a cobrarme por su mantenimiento?

    Sí, siempre que esté contemplado en el contrato y se te comunique previamente de acuerdo a las condiciones pactadas. La modificación del tipo de interés, comisiones o gastos repercutibles, en contratos de duración indefinida o de tipos de interés de títulos emitidos a tipo variable, deberán exponerse en el tablón de anuncios de la entidad.

    En cualquier caso, si en algún momento el consumidor está interesado en consultar las condiciones contractuales, siempre puede solicitarlas a su entidad bancaria, que tendrá que facilitárselas. 

    Siempre recomiendan hacer los pagos de billetes de transportes con tarjeta bancaria porque llevan asociado un seguro de vida. ¿Es correcta esta información?
    Muchos de los contratos de tarjeta ofertados actualmente incluyen un seguro de vida, por lo que en caso de incidencia en el transporte podría favorecerse el beneficiario de la póliza.