FACUA.org
Recomendar esta información  

Tu nombre
Tu correo-e
El correo al que quieres enviar la noticia


ThePowerMBA oferta un curso inventando que ha sido creado por los fundadores de YouTube, Tesla y Shazam

"Debido a la alta demanda, este máster online ha abierto 500 plazas más". "Prueba gratis el máster creado por los fundadores de YouTube, Tesla, Shazam... y empieza a entender el negocio como ellos". "Los fundadores de las mayores empresas (YouTube, Shazam, Waze...) crean el máster que ves como una serie de Netflix". "El mayor business angel de España te reta a que descubras cuánto sabes de negocio".

Según ha publicado elDiario.es, estas son algunas de las consignas con las que la empresa ThePowerMBA lleva inundando las redes sociales durante meses para vender, mediante publicidad engañosa, un curso de negocios online.

La cantinela se repite en artículos pagados en medios de comunicación, como este -"Así es uno de los másteres más demandados por las tecnológicas y empresas del Ibex 35"- firmado por la sección de marcas de El Confidencial, este especial publicidad en El País, titulado "ThePowerMBA: estos son los motivos que la han convertido en la escuela que más crece en Europa" o esta positiva opinión en El Mundo. También han invertido en la edición internacional de Forbes, donde cuentan "cómo la educación online forja una nueva realidad para la educación de negocios".

ThePowerMBA se vende como un "máster para los que no buscan un máster". Las clases son online, en vídeos de quince minutos, y los programas completos cuestan entre 499 y 799 euros. La promoción es puramente digital: invierten mucho en medios, buscadores y redes sociales, hasta el punto de saturar a quienes resultan ser su target. El precio de la publicidad online cayó durante la pandemia, así que se han dedicado a hacer aún más, como reconoció su presidente, Hugo Arévalo, en una entrevista en El Confidencial.

Nacida en 2017 en Madrid, la empresa asegura contar con 40.000 alumnos en todo el mundo. En 2018, según las cuentas presentadas en el Registro Mercantil, facturó un millón de euros (unos 2.000 alumnos) con pérdidas de 8.800 euros, pese a que insisten en que siempre han sido rentables. En 2019 ingresaron 6,8 millones de euros, según sus propios datos. Eso son 13.600 alumnos, considerando que todos paguen 500 euros. Buena parte de los profesores no cobran. Tampoco el puesto de "embajador local" (alumno que gestiona la comunidad, hace eventos, etc.) está remunerado. Los gastos en nóminas sí han debido dispararse en el último año y medio, pues aseguran que ya tienen 200 personas contratadas para expandirse en más países.

La semana pasada, una persona que había grabado un vídeo para la empresa destapó la caja de pandora. Carlos Sánchez, un diseñador que actualmente trabaja en Nueva York, reprendió a ThePowerMBA por decir que era parte de su equipo y haberse inventado su cargo. "Cuando me hicieron la entrevista, ni me ponían en la web. Luego alguien me dijo que aparecí", explica Sánchez a elDiario.es. "En algún momento hicieron cambios y empezaron a presentar a la gente como 'nuestro equipo'. Ellos no me llamaron para preguntarme, así que decidí darles un toque. Mi cabreo se reduce a que usan mi imagen y mi nombre".

La historia de Sánchez -a la que siguió un enfrentamiento en público con el jefe de marketing, Kike Corral, que describió como "increíble" la situación- fue el detonante para que decenas de personas en Twitter cargaran contra ThePowerMBA, criticando su marketing y malas formas.

Ignacio Arriaga, cofundador de Acumbamail, contó que los fundadores le habían llamado pidiendo que borrara un hilo en el que criticaba la "enorme burbuja en la formación online" y las campañas agresivas de la compañía.

"Me escribió por LinkedIn Hugo Arévalo. Lo hablamos y estaba muy nervioso, porque estaba la gente metiéndose con ellos", cuenta Arriaga. "Me insistió en que borrase el hilo. A mí ni me va ni me viene, así que para quitarme de líos lo borré".

Sentado en una cafetería del centro de Madrid, Rafael Gozalo, uno de los fundadores de la empresa, reconoce que lo que pasó en Twitter fue "la mecha". "Hay un malestar latente, consecuencia de lo que dice Borja [otro de los fundadores] en el vídeo [grabado como disculpa]: marketing agresivo y repetitivo durante el confinamiento. Son unos 'claims' [eslóganes] que se perciben como que estamos en el umbral de la mentira o verdad", considera. "Los canales digitales están ultrasaturados. Tienes que llamar la atención. Otra cosa diferente es que lo que cuentes sea verdad o mentira. Hemos entendido que hay un determinado número de usuarios que perciben que nuestra comunicación pretende engañar".

El punto más conflictivo es la afirmación de que el "máster" ha sido "creado por los fundadores de YouTube, Tesla y Shazam", cuando la realidad es que el máster ha sido creado por cuatro empresarios españoles. El argumento de la empresa es que estas personas han creado "parte del contenido" de los cursos. Según fuentes jurídicas consultadas, es una confusión atacable desde el punto de vista de la publicidad: no es verdad que los fundadores de YouTube, Tesla y Shazam hayan creado el curso aunque participen como profesores. Decir que alguien que ha grabado un vídeo es "parte del equipo", como criticó Sánchez, puede ser confuso y discutible pero no parece ilegal, según estas mismas fuentes.

Un máster que no es un máster

El germen de ThePowerMBA fue una idea de Rafael y su compañero de consultoría, Borja Adanero. Fundaron la compañía en agosto de 2017 y a mediados de 2018 entró en escena Hugo Arévalo, compañero de Rafael en la universidad.

Por aquel entonces, Arévalo ya era un viejo conocido del mundillo startup español: fue uno de los primeros inversores en Tuenti -empresa que montaron sus compañeros de universidad y que compró Telefónica- y en los últimos años había presidido Hawkers y entrado de lleno en el negocio de las licencias VTC. Arévalo mantiene esta actividad: es consejero en más de una docena de compañías de transporte que acumulan centenares de licencias. Gozalo también administra MPE Gest Cars, que cuenta con catorce autorizaciones VTC en Madrid.

"Dije: vamos a hacer 'brainstorming' [tormenta de ideas] de a qué sectores les falta recorrido, que todavía no han hecho la disrupción", explicaba Arévalo en una entrevista. "Dijimos: ¿hay algún referente en educación que haya cambiado las cosas? Pues no me salía. Nos dimos cuenta de que había un 'gap' [hueco] muy grande en los MBA. No están democratizados, necesitas mucho tiempo y son muy caros. No somos un MBA, no queremos certificarnos como MBA porque vamos a una cosa que se llama disrupción de la educación respetando a todos los demás. Todos nos hemos educado en ese tipo de universidades, pero queremos cambiar una serie de cosas. Finalmente, nace ThePowerMBA. Se hace un 'syllabus from scratch' [un programa desde cero], comparándolo con programas de universidades de la Ivy League, universidades top, 'tier one' [de primer nivel] de Estados Unidos".

La idea era darle la vuelta al modelo de negocio de las grandes escuelas: en vez de admitir a pocos alumnos que paguen un precio muy alto, captar a muchos que paguen un precio muy bajo. De ahí la tremenda inversión en publicidad.

Una de las primeras preocupaciones de la empresa era dejar claro que no venden un MBA, pese a que llevan el término en su nombre. Ni siquiera un máster. Técnicamente, un máster es un curso de posgrado regulado por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca).

Como Aneca suele tardar en aprobar los títulos, las universidades crean sus títulos propios. Powereducation SL, la compañía madre de ThePowerMBA, está dada de alta como Enseñanza de FP no reglada, superior. La palabra correcta es la que aparece en sus términos y condiciones: programa, que es la misma que usan otras escuelas.

"Pero claro, ¿quién busca por programa en Google?", se plantea un abogado consultado. "Para mí, máster no es correcto. Y debe quedar claro que no es un máster, sino un curso que te permite adquirir competencias". Otras fuentes jurídicas indican que hablar de máster es hacer publicidad engañosa.

Según Gozalo, "la terminología máster es absolutamente libre, siempre que dejes claro que no es acreditado. ¿Por qué no es un máster? ¿Porque lo que tradicionalmente se ha considerado máster se llama máster? Podríamos debatir hasta el infinito".

Alumnos contactados por elDiario.es explican que, pese a que lo llamen así, tienen claro que el curso no es ni un máster oficial ni un MBA. "Precisamente, la propuesta de valor es que obtienes contenido de igual o mayor calidad que un MBA tradicional a una fracción de precio", señala Alejandro Bernardo, que compartió su experiencia en LinkedIn. "Ese posicionamiento es, en mi opinión, exagerado. Algunos contenidos son de buena calidad, pero hay temas que no se dan en la misma profundidad que podrías tener en un máster presencial. La contabilidad se queda en una introducción demasiado básica. A mí me generó unas expectativas que no se cumplen".

Carla Herrero, otra estudiante que lo cursó con una beca, indica que "obviamente, no acabas sacando un conocimiento súper profundo de las cosas, pero sí que te ayuda a ganar vocabulario, tener una visión global, leer mejor casos de negocio... Pensé que no aprendería mucho, pero mi experiencia fue grata".

De los 40.000 alumnos que dicen tener, un 15% procede de empresas. ThePowerMBA ha llegado a acuerdos con clubes de fútbol (Real Betis) y bancos como el Santander, que ha proporcionado el curso a mujeres que dejaron su empleo para criar a sus hijos y quieren reincorporarse al mercado laboral, indica la propia compañía. En la lista de empresas que citan a modo de promoción están Telefónica, Ernst&Young y Coca-Cola. Consultadas por elDiario.es, fuentes de esta última dicen que "no les consta" que hayan contratado los servicios de ThePowerMBA.

Tras el chaparrón que les cayó en Twitter, los fundadores están en plena campaña de lavado de imagen. Además del vídeo de disculpa, plantean cambiar los textos de sus campañas y adaptarlos a la realidad. Ahora dicen "aprende de" en lugar de "creado por". En la publicidad en inglés -en la que venden el curso a mil dólares- hablan de "alternativa a un MBA con fundadores de Waze, Tesla y Shazam". También han contratado a una persona que cuide las relaciones con los profesores.

"Tenemos que encontrar el punto. Si vas al detalle, no son cosas muy relevantes, pero han generado desconfianza. Al principio se metían con nosotros: nos llamaban viejos, pijos, de todo. Nos hacía gracia. Se convirtió en algo identitario. Pero cuando ha derivado en un mensaje de desconfianza, tenemos que replantearnos algunas líneas de comunicación", concluye Gozalo. "He leído cosas que me han dolido mucho, porque no conceden el beneficio de la duda. Pero entiendo que cuando planteas algo disruptivo, hay gente que se enamora y gente que no".