Los aceites de oliva

Aceite de oliva
Edita: FACUA Andalucía
Fecha: 2010
Formato: 150 x 210 mm.
Páginas: 16
Abrir versión impresa en PDF
Inicio >
Enviar a un amigo Imprimir noticia
Cuando las aceitunas están dañadas y/o hay problemas en el proceso de elaboración, se obtiene con toda probabilidad aceites vírgenes lampantes, que obligatoriamente hay que refinar porque no son aptos para el consumo.

En este proceso, se eliminan todos los componentes no deseados, quedando, por tanto, el aceite casi desprovisto de sabor, olor y color. Una vez refinado, al aceite de oliva virgen, se le llama aceite de oliva refinado.

Este aceite, encabezándolo con aceite de oliva virgen, da lugar a las mezclas que constituyen aproximadamente las tres cuartas partes del aceite vendido en España bajo la denominación aceite de oliva.

Fundamentalmente se encuentran dos variedades: el aceite de oliva sabor suave, que corresponde a la antigua denominación acidez máxima de 0,4º y contiene de forma general entre un 10 y un 20% de aceite de oliva virgen y entre un 80 y 90% de refinado. El aceite de oliva sabor intenso, que corresponde a la antigua denominación acidez máxima 1º, y que contiene aproximadamente el 50% de virgen y el 50% de refinado.
alt : guia127.pdf