Préstamos hipotecarios: qué debes saber al contratarlos

Reunificación de deudas
Edita: FACUA
Fecha: 2011
Formato: 240 x 170 mm.
Páginas: 48
Abrir versión impresa en PDF
Inicio > Banca
Enviar a un amigo Imprimir noticia

La reunificación de deudas persigue unificar en una sola cuota o recibo los distintos préstamos que se tengan contratados.

La reunificación de deudas es un servicio que ofrecen ciertas entidades, consistente en agrupar todos los créditos o deudas que tiene una persona (hipoteca, crédito al consumo, crédito personal, etc.) en un sólo préstamo, normalmente de tipo hipotecario (o ampliar uno ya existente) con una entidad financiera o crediticia. Este nuevo préstamo se destina a cancelar los otros préstamos o deudas, convirtiéndose la deuda en una sola y a devolver en un mayor plazo. Lo habitual es que con este tipo de operaciones, el consumidor, no sólo busque simplificar su relación con una o varias entidades bancarias, sino también rebajar la cuota a pagar a todas ellas. Es decir, el usuario buscará pagar una sola cuota y por una cantidad más baja si la compara con la suma de todas las cuotas de sus préstamos originarios. El problema suele ser que en ocasiones si se suman las cantidades que se van a pagar durante todos los años, las cuentas no salen tan claras para el consumidor, ya que tendrá que pagar mucho más dinero en intereses, costes que genera el nuevo contrato y, por supuesto, el beneficio de la empresa o empresas que hayan participado en el negocio de la reunificación, de lo que hubiera llegado a pagar en la situación anterior. Por esta razón es preciso comparar bien las dos situaciones y saber exactamente el coste de la operación de reunificación.

Tipos de empresas

Cuando el consumidor comienza a estudiar la posibilidad de realizar un contrato de reunificación de deudas, debe saber antes que nada el tipo de empresas con las que podrá relacionarse.

Entidades intermediarias

Existen multitud de empresas que están especializadas en gestionar a sus clientes la búsqueda de un producto para la reunificación de deudas.Hay que tener claro que esta empresa no reunifica las deudas, sino que lo que hace es buscar a otra empresa que realice esa operación.

Es conveniente saber que si se utiliza como intermediaria una de estas empresas, el precio de la operación va a elevarse ya que el consumidor tendrá que asumir tanto las comisiones y ganancias de esta entidad como de la que le realice la operación de forma efectiva.

Este tipo de empresas suele cobrar una cantidad inicial para que se realice la gestión, el estudio y la presentación a las entidades financieras de la propuesta y un porcentaje del pago de la cuota de la refinanciación.Se debe tener cuidado, porque cabe la posibilidad de que se pague la cantidad para iniciar el estudio y la tramitación de la operación y esta empresa no consiga que ninguna financiera acepte las nuevas condiciones de financiación de una sola deuda reunificada o agrupada. En este caso es posible que no se puedan recuperar las cantidades pagadas por el usuario.

En caso de duda es conveniente dirigirse al Banco de España para saber si quien está realizando una oferta de reunificación de deudas es una entidad bancaria inscrita en los Registros Oficiales del Banco de España o es una intermediaria.

Entidades Financieras

Son las entidades que van a realizar de forma efectiva la reunificación de los préstamos.A esta entidad es a la que finalmente el usuario le tendrá que pagar la cuota del préstamo resultante (salvo el porcentaje que tenga la intermediaria) y de la que se convertirá en deudor.Es la que ofertará las condiciones del nuevo préstamo y a la que habrá que pagar las comisiones propias de la realización de la operación. Trabajar directamente con este tipo de entidades va a abaratar el coste de la operación, aunque hay que ser conscientes de la complejidad de este tipo de contratos, así como de la necesidad de buscar y comparar la mejor oferta entre las distintas entidades.Coste de la operaciónEste contrato, como ya se indicaba anteriormente, no es precisamente económico para el consumidor ya que genera una serie de gastos que debe asumir para la realización del mismo:

• En la operación de reunificación de deudas hay que tener en cuenta que los créditos existentes antes de la operación deberán ser cancelados. La cancelación de los créditos suele venir asociada a una comisión que se deberá pagar a la entidad con la cual se tenía el préstamo en un inicio.
• La operación de reunificación de deudas, al estar relacionada directamente con un préstamo hipotecario, deberá pasar por el Registro de la Propiedad; evidentemente este trámite va a generar unos gastos de gestión, así como los honorarios propios de la notaría o tasas registrales.
• Tal y como se indicaba anteriormente, si para la consecución de la operación se ha contratado con una entidad intermediaria, se le deberá pagar a ésta los gastos de gestión previa a la realización de la operación, así como un porcentaje de la cuota.
• Evidentemente, la entidad que realice la operación lo hará en base a un beneficio económico. Éste se concretará en una aplicación de intereses que podrán ser más altos de lo que se tenía contratado con anterioridad, por lo que es recomendable tomar nota y comparar el TAE de esta operación.La reunificación de deudas no viene a ser una solución al endeudamiento familiar ya que, en todo caso, sólo conseguirá aliviar las cuotas a pagar mensualmente durante más años.

alt : guia140.pdf