El Spam: qué es y cómo enfrentarte a él

Definición de spam
Edita: FACUA
Fecha: 2011
Formato: 170 x 240 mm.
Páginas: 48
Abrir versión impresa en PDF
Inicio > Tecno
Enviar a un amigo Imprimir noticia

El spam se define como los mensajes no solicitados, habitualmente de tipo publicitario, enviados en forma masiva a muchos usuarios al mismo tiempo. La vía más utilizada es la basada en el correo electrónico pero puede presentarse por programas de mensajería instantánea o por teléfono.

El término spam proviene de la contracción de Spiced Ham (carne especiada), un producto muy comercializado en Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial. Años más tarde, el grupo humorístico británico The Monty Python fue el responsable de otorgarle el significado que tiene hoy spam tras popularizar una broma televisiva en la que sus protagonistas repetían esta palabra en innumerables ocasiones, de la misma manera en que ahora lo hace el correo no deseado.

El primer caso de spam pudo comenzar en 1978, con una carta enviada por la empresa Digital Equip-ment Corporation. Esta compañía remitió un anuncio sobre su ordenador DEC-20 a todos los usuarios de ArpaNet (precursora de Internet) de la costa occidental de los Estados Unidos. Posteriormente apareció en Usenet un anuncio de un despacho de abogados que informaba de un servicio propio para rellenar formularios que daba acceso a un permiso para trabajar en Estados Unidos. Este anuncio fue enviado mediante un script a los grupos de discusión que existían por aquel entonces. Desde ese momento su uso se fue desarrollando hasta llegar a la situación actual en la que se ha desarrollado especialmente a través del uso del correo electrónico de forma masiva.

Este tipo de mensajes de correo electrónico presentan una serie de características:

• Suelen tener un contenido publicitario: métodos para obtener dinero fácilmente, productos milagro, supuestas ofertas inmobiliarias o catálogos de productos en venta en promoción a un precio especialmente bajo.
• Suelen presentar un asunto llamativo que intenta captar la atención de las personas a las que va dirigida.
• La mayoría del spam tiene su origen en Estados Unidos o Asia. No obstante, cada vez  es más común el spam en español. Por ello, y al tratarse en muchas ocasiones de traducciones de poca calidad, la redacción del escrito suele presentar imperfecciones semánticas y faltas de ortografía.
• La dirección que aparece como remitente del mensaje no resulta conocida para el usuario, siendo habitual también en ocasiones que esté falseada.
• El mensaje no suele tener la posibilidad de contestarlo.Anteriormente se ha señalado que el método de distribución más habitual es el correo electrónico.

No obstante, existen diferentes variantes, cada cual con su propio nombre, asociado en función del canal de distribución:

• Spam en sentido estricto: enviado a través del correo electrónico.
• Spam SMS: spam destinado a enviarse a dispositivos móviles mediante SMS (Short Message Service).
• Spim: específico para aplicaciones de tipo mensajería instantánea (MSN Messenger, Yahoo Messenger, etc).
• Spit: spam sobre telefonía IP que consiste en la utilización de Internet como medio de transmisión para realizar llamadas telefónicas.

El spam es un fenómeno que va en aumento día a día, y representa un elevado porcentaje del total del tráfico de correo electrónico. Además, a medida que surgen nuevas soluciones y tecnologías más efectivas para luchar contra el spam, los spammers (usuarios maliciosos que se dedican profesionalmente a enviar spam) se vuelven a su vez más sofisticados, y modifican sus técnicas con objeto de evitar las contramedidas desplegadas por los usuarios.Las personas que envían spam tratan de conseguir el mayor número posible de direcciones de correo electrónico válidas, es decir, realmente utilizadas por usuarios. Con este objeto, utilizan distintas técnicas, algunas de ellas altamente sofisticadas:

• Listas de correo: el spammer se da de alta en la lista de correo, y anota las direcciones del resto de miembros.
Uso de programas automáticos que recorren Internet en busca de direcciones en páginas web, grupos de noticias, weblogs, etc.
• Compra de bases de datos de usuarios a particulares o empresas: este tipo de actividad incumple directamente lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y su reglamento de desarrollo.
• Técnicas a través de las cuáles el spammer genera direcciones de correo electrónico pertenecientes a un dominio específico, y envía mensajes a las mismas. El servidor de correo del dominio responderá con un error a las direcciones que no existan realmente, de modo que el spammer puede averiguar cuáles de las direcciones que ha generado son válidas. Las direcciones pueden componerse mediante un diccionario o mediante fuerza bruta, es decir, probando todas las combinaciones posibles de caracteres.

Por lo tanto, todos los usuarios del correo electrónico corren el riesgo de ser víctimas de estos intentos de ataques. Asimismo, cualquier dirección pública en Internet (que haya sido utilizada en foros, grupos de noticias o en algún sitio web) será más susceptible de ser víctima del spam.Actualmente hay empresas que facturan millones de dólares al año recolectando direcciones de correo electrónico, vendiéndolas y enviándole mensajes de promociones, ofertas, y publicidad no solicitada.

alt : guia141.pdf