El Spam: qué es y cómo enfrentarte a él

Recomendaciones para evitar y reducir el spam
Edita: FACUA
Fecha: 2011
Formato: 170 x 240 mm.
Páginas: 48
Inicio > Tecno
Enviar a un amigo Imprimir noticia

• No enviar ni participar en mensajes en cadena, ya que los mismos generalmente son algún tipo de engaño cuyo objetivo es captar el mayor número de direcciones posibles.
• Si deseas enviar mensajes a muchos destinatarios, hazlo siempre con copia oculta (CCO), ya que esto evita que un destinatario vea y pueda hacerse con el correo electrónico de los demás destinatarios.
• No publicar una dirección privada en sitios webs, foros, conversaciones online, etc. ya que sólo facilita la obtención de las mismas a los spammers (personas que envían spam). En el caso de que fuera necesario publicar la dirección de correo electrónico en alguna web, es recomendable, siempre que el programa lo permita, que se utilicen las expresiones at o arroba en vez de @, para evitar que los programas creadores de spam puedan capturar y hacerse con la dirección de correo electrónico.
• Si se desea navegar o registrarse en sitios de baja confianza, hay que hacerlo con cuentas de mails destinadas para ese fin. Algunos servicios de webmail disponen de esta funcionalidad: protegen la dirección de correo electrónico, mientras se puede publicar otra cuenta y administrar ambas desde el mismo lugar.
• Para el mismo fin, también es recomendable utilizar cuentas de correo temporales y descartables para proporcionarlas en aquellos casos en los que no se conozca o no se confíe en la  persona destinataria, dejando una dirección personal para uso exclusivamente personal (familiares, amigos) y otra de carácter laboral o profesional, la cual sólo se debe facilitar a aquellas personas u organizaciones que se conozcan o en la que se tenga suficiente confianza.
• Elegir una dirección de correo electrónico que sea difícil de descubrir o de generar por los programas informáticos, ya que los spammer cuentan con este tipo de programas que generan automáticamente posibles direcciones de correo electrónicos utilizando combinaciones con listas de palabras que suelen contener campos como alias, apellidos, meses del año o días se la semana, nombre de lugares o de ciudades, signos del zodíaco, etc.
• No responder nunca a este tipo de mensajes ni pinchar sobre los anuncios de correo basura, ya que con esto sólo se confirma la dirección de correo electrónico y sólo se logra recibir más correo basura. Por ello, es conveniente desactivar la opción de envío de acuse de recibo automático, ya que si un spammer recibe dicho acuse sabrá que la dirección se encuentra activa. En este sentido, y al proceder la mayoría de dichos mensajes del extranjero, no tienen incorporado el procedimiento sencillo y gratuito para que los destinatarios puedan solicitar no recibir más mensajes.
• Leer detenidamente las Políticas de Privacidad de las empresas antes de proporcionar cualquier tipo de dato de carácter personal como la dirección de correo electrónico, ya que en muchas ocasiones se ceden los datos de forma inconsciente a las filiales de estas empresas o bien se está procediendo a dar de alta una suscripción en boletines comerciales. Por ello es bueno capturar y almacenar las páginas en las que se ha efectuado algún tipo de operación y conservar todos los datos identificadores. Asimismo, los mensajes sospechosos deben ser leídos en formato texto y no en formato html y debe desactivarse la previsualización de los correos.
• Mantener al día el sistema informático, con un mantenimiento adecuado e incorporando las actualizaciones y parches que corrigen los problemas detectados en los programas. Dichas actualizaciones suelen estar disponibles en las propias páginas web de los fabricantes y su descarga e instalación suelen ser rápidas y gratuitas. Asimismo, es conveniente dotarse de un eficaz programa antivirus así como de cortafuegos para evitar la instalación de software malicioso.
• Hay que añadir que algunos filtros de correo funcionan efectivamente previniendo gran cantidad de spam, pero ninguno funciona lo suficientemente bien como para poder olvidar e ignorar estos simples consejos que, utilizados correctamente, ayudan a recibir menos correo no deseado. Además, otra característica negativa de los filtros es que algunos funcionan tan sensiblemente que terminan filtrando correo normal. Algunos de ellos son de pago.
• Por último, no se puede dejar de hacer mención en este apartado a los derechos de acceso o cancelación que tienen todos los usuarios sobre sus datos ante estas empresas. Estos derechos se encuentran regulados en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, así como en el Reglamento 1720/2007, de 21 de diciembre, por el que se aprueba su Reglamento de desarrollo.