Prevención de riesgos en el hogar

En el cuarto de baño
Edita: FACUA Andalucía
Fecha: 2005
Formato: 180 x 150 mm.
Páginas: 32
Abrir versión impresa en PDF
Inicio > Hogar
Enviar a un amigo Imprimir noticia
Los resbalones son las principales causas de lesiones, destacando los sufridos durante la ducha o al baño. Aunque afecta a todos, los niños y los ancianos y discapacitados suelen resultar especialmente perjudicados. Las medidas de seguridad deberían orientarse a evitar los resbalones, especialmente en la bañera, realizando las adaptaciones que convengan.

• Coloca delante de la bañera, o cualquier zona expuesta a humedad y salpicaduras las alfombrillas que convengan.

• Mantén secos los suelos, recogiendo inmediatamente el agua y ventilando el cuarto en caso de acumulación de vaho y humedad.

• Sécate inmediatamente después de ducharte o bañarte, y no andes descalzo, con los pies mojados.

• Procura para el suelo de tu bañera o ducha una alfombrilla, adhesivos o cualquier otro antideslizante.

• Deja la toalla o el albornoz lo más cerca posible de la bañera o ducha, y a la altura conveniente.

• Instala en la pared de la bañera o la ducha una barra de sujeción que te permita entrar, salir y desplazarte en el interior con mayor facilidad. De especial interés cuando se trate de ancianos y discapacitados.

• Cuando precises apoyo para duchar a personas con difi cultad de movilidad, procura ayudarte de materiales adecuados.

• No dejes solos a los niños pequeños en la bañera.
alt : guia43.pdf