Certificación de calidad de los productos alimenticios

¿Cómo se certifica?
Edita: FACUA Andalucía
Fecha: 2004
Formato: 150 x 180 mm.
Páginas: 12
Abrir versión impresa en PDF
Inicio >
Enviar a un amigo Imprimir noticia
La existencia de los sistemas europeos de protección de los productos alimenticios viene justificada por distintos objetivos, entre los más importantes, la necesidad de estimular la producción agrícola variada. En segundo lugar, proteger del abuso e imitación de nombre de productos y, en tercer lugar, entregar al consumidor informaciones relacionadas con el carácter específico de cada producto a la vez que se le protege.

El Real Decreto 998/2002 de 12 de octubre, en aplicación del Reglamento europeo 2082/92, establece normas internas sobre certificación de productos alimentarios.

Este Real Decreto dispone que las solicitudes de registro de estas certificaciones deberán ser presentadas por las agrupaciones de productores y transformadoras ante el órgano competente de la comunidad autónoma en la que tenga su domicilio social. Dicho organismo se lo comunicará al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para que, a su vez, se remita a la Comisión Europea para su aprobación.

Aumenta cada día el número de empresas que buscan un distintivo de calidad de los productos que producen, para ofrecer así, a sus clientes y consumidores en general productos que cumplen unas características propias de elaboración y calidad, un plus respecto a los demás productos de la misma especie.

Requisitos

Los requisitos para poder certificar unos productos son:

- En primer lugar disponer de un sistema de calidad, que garantice una elaboración y producción homogénea y estandarizada.

- En segundo lugar, disponer de un pliego de condiciones que indique los requisitos mínimos de ese producto en cuanto a elaboración, producción y, en cuanto a pautas de calidad, que suelen estar previamente definidas en la normativa.

- El último consiste en que una entidad de certificación acreditada, certifique que ese producto reúne los requisitos mínimos del pliego de condiciones o de la normativa. Lógicamente, en el etiquetado se deberá indicar el nombre del organismo encargado del control.

¿Quién certifica?

Según lo establecido en el Real Decreto 998/2002 de 12 de octubre, la actividad de control de los productos, con características especificas, registrados con base en el Reglamento 2082/92, será realizada por organismos acreditados según la normativa europea que regula los criterios generales relativos a los organismos de certificación que realizan la certificación de producto.

Los organismos de certificación son entidades privadas autorizadas que legitiman un pliego de condiciones en la que se indican unos requisitos mínimos de un producto en cuanto a elaboración, producción y pautas de calidad.

Estos organismos deberán además estar autorizados por las comunidades autónomas.

En el Ministerio de Agricultura existe un registro informativo en el que constan los Organismos independientes de control.

El etiquetado

El etiquetado de los productos inscritos en el registro de certificaciones características deberá indicar el nombre del organismo independiente de control que certifique la conformidad del producto según pliego de condiciones registrado.
alt : guia50.pdf